Alcàsser. Antonio Anglés, la huida que nunca existió #2.

Antonio Anglés 04
Si la huida del domicilio familiar en Catarroja había sido surrealista, a partir de entonces iba a serlo mucho más. Antonio Anglés, ese genio del mal capaz de burlar a la Guardia Civil, a la Policía, a la Interpol y a quien se le pusiera por delante, iba dejando pistas por todas partes como las miguitas de pan de Pulgarcito o las piedrecitas blancas del cuento, para que todo el mundo pudiera seguir su rastro. Era una vieja costumbre que había iniciado cuando rompió en mil pedazos el volante de la Seguridad Social de su hermano Enrique y los dejó caer a pocos pasos de la fosa de La Romana.

De acuerdo a su plan de mimetizarse con el entorno, Antonio cogió un taxi a la entrada de Masanassa e indicó al conductor que lo llevara a Turís. Lo dejó a la salida del pueblo, después de introducirse por un descampado y un barranco. El taxista, Juan Antón López, declararía más tarde que Anglés le había pagado con dinero del bolsillo, en donde llevaba gran cantidad de efectivo, para que los devofos pudieran alegar que el pasajero no podía ser otro que Antonio Anglés ya que el dinero era, sin duda alguna, lo que le quedaba de los dos millones que le había sacado a su madre Neusa. Según Antón, iba vestido con ropa deportiva y el pelo tintado de rubio. Un dato importante, porque el siguiente paso de “Antonio” iba a ser buscar alojamiento y, a continuación, cambiarse el color del pelo.

Taxi 01

Para seguirle la pista tenemos la declaración de José Luis Covisa Serrano, que testificó haberlo visto sobre las ocho y media de la tarde del día 28 en las inmediaciones de la estación de Renfe de Valencia. Antonio, que seguía teniendo el pelo rubio oxigenado, le dijo que si podía dormir en su casa. Ante la negativa de Covisa, Anglés se marchó, indicando que probablemente se acercaría al barrio chino. Otra astuta añagaza para ocultar su rastro a la policía.

A la mañana siguiente, Antonio se presentó en una peluquería. Nada de comprarse un tinte en una perfumería y aplicárselo en los baños del primer sitio que se encuentre. No, fue a la peluquería de Juanjo Balaguer Fernández, en Gran Vía Fernando El Católico. Con todos los testigos posibles: el propio peluquero, sus dos empleadas, Inma Dalmau Ferrer y Amaya Berga García, los clientes y quizás hasta la mismísima mujer del peluquero, Suzanne Kohn Bluvol. Lo primero que hizo fue identificarse como Francisco Partera Zafra (decir que era Antonio Anglés ya hubiera sido el colmo) y sacar el dinero. Le dijeron que pagara a la salida.

La Peluqueria 03

Nada más sentarse se puso a contarle su vida a todo el mundo. Pensaba ir a Madrid para “hacerse un aumento de pómulos”. También bromeó con todo el que se le puso a tiro, para pasar inadvertido. Es más, siguiendo con su astuto plan de camuflaje, se intentó enrollar con una de las peluqueras para tomar unas copas. Todo esto con el diabólico objetivo de que nadie pudiera recordar que había estado allí. Por si fuera poco, un individuo mal encarado y con la cabeza casi rapada que le acompañaba entró en dos ocasiones en el establecimiento para preguntar que cuánto faltaba para terminar: date prisa, que llevas mucho tiempo aquí dentro.

Cuando terminaron de atenderle, sacó un fajo de billetes para pagar las 3.500 pesetas que le cobraron. Le habían aplicado un tinte para recobrar su tono castaño natural, cubriendo el color rubio oxigenado que llevaba al entrar. Dinero más tinte más el documento de Partera… No podía tratarse de nadie más que de Antonio Anglés.

Antonio Anglés 05

Ahora tenía que buscar alojamiento, y así lo hizo. Se dirigió hacia la pensión “Boluda“, en las inmediaciones de la Estación del Norte, e intentó alquilar una habitación para pasar la noche. El encargado se la negó, porque el aspirante a cliente se identificó mediante un permiso de conducir, pero no llevaba el documento de identidad. Mala suerte, porque si lo hubiera admitido habrían detenido a Antonio casi de inmediato, ya que pocos minutos después, a las nueve y media de la noche, llegaba la policía con una fotografía del fugitivo que habían estado paseando por todos los hostales y pensiones de las calles Bailén y Pelayo. El hombre lo reconoció instantáneamente. Según declararía a Levante-EMV, “… Llevaba una cazadora acolchada de color azul con dos franjas rojas en los brazos, pantalones claros, zapatillas de deporte y pelo desaliñado y peinado hacia atrás… Estaba muy nervioso y asustado… se marchó corriendo… Si llego a saber en ese momento que era él le dejo hecho hamburguesas…” Nadie preguntó al valeroso gerente del hostal que cómo era posible que un individuo que acababa de salir de una peluquería llevara el pelo desaliñado. Pero Levante-EMV insiste que llevaba el pelo alborotado aunque peinado con gomina hacia atrás, según habían declarado dos toxicómanos que lo habían visto en las inmediaciones de la estación del Norte.

Hostal Boluda 02

Según Levante-EMV, la secuencia de los hechos en torno a la huida y persecución de Antonio Anglés durante los días 29 y 30 de enero había sido más o menos la siguiente:

  • 29/01/1993: Búsqueda en Valencia, zona de Malvarrosa; barrio de Nazaret; estación del Norte, calles adyacentes; visita a los hosteleros de la calles Bailén y Pelayo, calle Matías Perelló dirección Luis Santángel; Pie de la Cruz, cerca del mercado Central; plaza Diputado Luis Lucia, esquina Valle de la Ballestera y Avenida del Campanar; calla Buenos Aires; controles policiales en diversas calles (Peret Aleixandre, Barón de Cárcer, Xátiva); búsqueda en la playa de Tavernes de la Valldigna y almacenes de naranja cercanos; búsqueda en Mislata.
  • 30/01/1993: Según el diario Levante-EMV, edición del día 31, “La Guardia civil toma Vilamarxant después de que Antonio Anglés irrumpiera en una casa del pueblo“. La vivienda en cuestión era la famosa caseta situada enfrente de la antigua estación de tren, que había sido utilizada como refugio por los hermanos Anglés y Miguel Ricart. Los que entonces la ocupaban, Juan “el Gitano” y su familia, reconocieron a Antonio Anglés sin dudarlo, en base a las fotografías que les mostró la Guardia Civil. La historia que contaron era completamente ridícula. “Antonio” se había presentado a las dos de la mañana del día 30, les despertó, les dijo que era “hermano de los otros” (de los otros Anglés) y después se marchó. Probablemente “a dormir entre los naranjos” (!) A las doce del mediodía volvió y les dijo que quería un coche y que se lo pagaría en efectivo. Juan “el Gitano” le dijo que sí, que le buscaría uno. Un Seat Ritmo de color gris, que le iba a costar 130.000 PTA. y que tenía que recoger a las nueve de la noche del sábado día 30. En cuanto Antonio se marchó, el hombre acudió a la Guardia Civil a denunciar los hechos. Versión oficial. Pero Antonio no cayó en la trampa. Escapó cuando vio cómo los guardias civiles de paisano se llevaban esposado a Mauricio, su hermano pequeño, pero volvió tres horas después, pistola en mano, “sembrando el pánico”. Se avisó a la policía, pero volvió a escapar.

Caseta Alborache 01

Levante también entrevista a la madre de Antonio, que declara que su hijo se pegaría un tiro antes que ir a la cárcel. Naturalmente, por eso había raptado, torturado, violado y asesinado a tres niñas, porque no quería ir a la cárcel y porque “la libertad es muy bonita”. Si de verdad lo hubiera hecho él ¿pensaba que el triple crimen iba a quedar impune?

Los hechos relatados por la prensa no cuadran demasiado bien. Porque si Antonio iba a recoger un Seat Ritmo a las nueve de la noche, no lo consiguió, y volvió a las doce de la noche al mismo lugar (tres horas después) ¿cómo es que Levante-EMV dice que un policía de Buñol lo vio ese mismo día 30 con un Opel blanco robado, matrícula de Valencia CH?

Sea como fuere, el cinco de febrero el diario informaba que “Las fuerzas de seguridad han perdido la pista sobre el paradero de Antonio Anglés“, prueba más que convincente de su absoluta destreza a la hora de eludir la acción policial. Y es que estamos hablando nada más y nada menos que de uno de los criminales más crueles, sádicos, despiadados, inteligentes, diestros, audaces e implacables de la historia criminal española.

Cenefa Separadora

Sumario 1/93
Folio 2085

311ª COMANDANCIA DE LA GUARDIA CIVIL.- (Valencia) -UNIDAD ORGÁNICA DE POLICÍA JUDICIAL. DILIGENCIAS DE PRACTICA DE GESTIONES.-

En Valencia siendo el día QUINCE de noviembre de mil novecientos noventa y tres, como continuación a las gestiones que se vienen practicando como motivo de las Diligencias 21/93 (Caso de las Niñas de Alcácer), de las que el Juzgado de Instrucción número SEIS de Alcira tiene abierto el Sumario 1/93, el Instructor acuerda desplazarse a la Peluquería propiedad de Don JUANJO BALAGUER FERNÁNDEZ, sita en la calle Gran Vía Fernando El Católico número 63, al objeto de mostrar fotografías de personas apodadas “NANO“, individuo que es implicado en el caso en declaración del detenido por estos hechos MIGUEL RICART TÁRREGA.

Y para que conste se extiende la presente diligencia, que es firmada por el Instructor y de mi, el Secretario que CERTIFICO, en lugar y fecha al principio consignada.

Sumario 1/93
Folio 2086

311ª COMANDANCIA DE LA GUARDIA CIVIL.- (Valencia) -UNIDAD ORGÁNICA DE POLICÍA JUDICIAL. DILIGENCIA DE GESTIONES PRACTICADAS PARA LA IDENTIFICACIÓN DEL TAL “NANO.

En Valencia, siendo el día QUINCE de noviembre de mil novecientos noventa y tres, se procede a realizar visita a la Peluquería sita en la calle Gran Vía Fernando El Católico número 63, de Valencia, propiedad de JUANJO BALAGUER FERNÁNDEZ, al objeto de mostrar fotografías al citado y a las empleadas de este INMA DALMAU FERRER y AMAYA BERGA GARCÍA, al objeto si pudieran identificar al individuo que pudiera ser el tal “NANO” y que penetró en dos ocasiones en dicho establecimiento, mientras el presunto autor de las Violaciones y Asesinatos de las NIÑAS DE ALCÁCER, ANTONIO ANGLÉS MARTÍNS, se le cortaba y tintaba el pelo, para cual se les muestran las fotografías de ÁNGEL PARTERA ZAFRA, JUAN POZO VILCHES, ANTONIO POZO VILCHES, JOSÉ EDUARDO MONTILLA QUESADA y JUAN ANTONIO GARCÍA ORTEGA. Vistas detalladamente por los citados anteriormente, manifestaron a los actuante que NO reconocían a ninguno de ellos como el individuo que penetró y estuvo esperando en el exterior del establecimiento a ANTONIO ANGLÉS MARTÍNS, mientras a este le cortaban y tenían el pelo.

Y para que conste se extiende la presente diligencia, que es firmada por el Instructor y de mi, el Secretario que CERTIFICO.

Cenefa Separadora

Fuentes:

  1. ¿Qué pasó en Alcàcer? Juan Ignacio Blanco Durán.
  2. Sumario 1/93.
  3. Vista del Sumario 1/93.
  4. Levante-EMV. 30/01/1993, 31/01/1993.
  5. Las Provincias. 11/02/1993.

El quinto Beatle. Pete Best.

Beatles Hamburgo 02Pete Best, George Harrison, John Lennon, Paul McCartney, Stu Sutcliffe

Los Beatles, como todos los grupos que surgieron en los años sesenta, fueron utilizados por el N.W.O. para lavar el cerebro de toda una generación de jóvenes, que acabó convencida de que el amor libre, las drogas y el rock’n roll eran la llave de la felicidad. Mientras perdían el tiempo con sus sueños irrealizables, otros se apoderaban de todos los resortes del poder.

Por eso, tarde o temprano, había que abordar el tema de su influencia en el cambio moral de los sesenta, que todavía perdura.

Hay muchos “quintos Beatles”. Stu Sutcliffe, Klaus Voorman, Brian Epstein, George Martin… Hay hasta una Beatle, Astrid Kirchherr, la prometida de Stu. Pero hoy vamos a recordar al primer batería estable de los Beatles, Pete Best, al que echaron del grupo justo cuando iban a hacerse famosos, reemplazándolo por Richard Starkey, alias Ringo Starr.

Nacido en Madrás -ahora Chennai- (India) el 24 de noviembre de 1941, Pete Best se llamaba en realidad Randolph Peter Scanland y era hijo de Alice Mona Shaw y del ingeniero naval Donald Peter Scanland. Mona se casaría más tarde en Bombay con John Best y en 1945 se establecieron en Liverpool. El 29 de agosto de 1958, Mona Best abrió un club al que llamó Casbah, en el que tocaron por primera vez John, Paul, George y Ken Brown, otro guitarrista del grupo, que por aquel entonces se llamaba The Quarrymen.

Indra 02

La dificultad crónica para encontrar baterías llegó a un punto muerto cuando Bruno Koschmider los contrató para que tocaran durante dos meses en el Indra, un club nocturno de Hamburgo, situado en la Grosse Freiheit 64 del barrio de St. Pauli. Había que hacer algo, y le ofrecieron el puesto de batería a Pete, que aceptó de inmediato. A mediados de agosto de 1960, cinco jóvenes se subían a un ferry con destino a Holanda: John Winston Lennon, James Paul McCartney, George Harrison, Stuart Fergusson Victor Sutcliffe y Randolp Peter Best.

El pecado de Pete Best fue ser un chico tranquilo. No le gustaban las drogas ni las juergas excesivas. Cuando terminaba de tocar, recogía y se iba. Además, según Tony Sheridan, Pete “no podía tocar la batería ni aunque su vida dependiera de ello“. En cambio había un chico con un mechón de pelo blanco y los dedos cuajados de anillos que tocaba con otro grupo, Rory Storm & The Hurricanes, con el que conectaron enseguida. Era una persona simpática y como batería, aunque zurdo, un auténtico metrónomo. Era Ringo Starr.

Tony Sheridan And The Beatles 02

Aparte de su competencia musical y de su forma de ser, hubo otros factores que contribuyeron a que primero Stu y luego Pete perdieran sus respectivos puestos en el grupo: eran los mejor parecidos y los preferidos de las seguidoras del conjunto, con mucha diferencia, y los otros estaban celosos de su éxito. Especialmente Paul.

En su primera grabación, los Beatles ni siquiera eran los Beatles. Aparecieron como “The Beat Brothers” y no eran más que un grupo que acompañaba al cantante y guitarra solista, Tony Sheridan. Esa primera canción se llamaba “My Bonnie”, se grabó en Hamburgo el 22 de junio de 1961, en el Friedrich-Ebert-Halle, y fue la máxima responsable de su futuro éxito. Su importancia no estriba en que llegara al quinto puesto de las listas alemanas, sino que a finales de 1961, un tal Raymond Jones entró en la tienda de música NEMS (North End Music Stores), cuyo propietario era el judío Brian Epstein, y pidió una copia de la grabación. Epstein descubrió que el grupo tocaba a poca distancia de su tienda y el jueves 9 de noviembre de 1961 fue al Cavern Club para verlos tocar. Se convirtió en su representante y el resto es historia.

NEMS 02

Cavern 04

Cavern 02

El tema que suena de fondo es, por supuesto, “My Bonnie”. El grupo argentino “The Beats”, que ha realizado numerosas grabaciones de temas de “Los Beatles” y editado varios discos (Best, Please please me, You Can, Take One, Secret, Masterpiece) convenció a Pete Best para que se fuera de gira con ellos. Aquí lo vemos tocando con The Beats, recordando los viejos tiempos, cuanto estaba con John, Paul, George y Stu en Hamburgo. La grabación nos acerca al sonido que debían tener los Beatles a comienzos de los años sesenta, cuando tocaban en los clubes nocturnos alemanes.

Pete Best 02

Las imágenes muestran a un Pete Best invadido por la nostalgia y los recuerdos. Por momentos parece que se va a echar a llorar, que fue lo que hizo cuando lo echaron por medio de Brian Epstein. Ni siquiera tuvieron el valor de decírselo a la cara.

He transcrito los acordes de la canción para los que tengan una guitarra a mano…

Cenefa Separadora

My Bonnie.
Tradicional.
Arreglos por Tony Sheridan:

A D A – Asus4
My Bonnie lies over the ocean,

A D E
My Bonnie lies over the sea

A D A-Ab-G-Gb
My Bonnie lies over the ocean

B7 E A => G7
Oh bring back my Bonnie to me

C7 F C7
My Bonnie lies over the ocean,

C7 F G7
My Bonnie lies over the sea

C7 F C7-B-Bb-A
Well my Bonnie lies over the ocean

D G C7
Yeah bring back my Bonnie to me

F D
Yeah bring back, ah bring back,

G C7
Oh bring back my Bonnie to me to me

F D
Oh bring back, oh bring back,

G C7
Oh bring back my Bonnie to me

Sigue solo de guitarra para escala pentatónica en C. Acordes C7-F-G7

My Bonnie. Tony Sheridan And The Beat Brothers 02

 

Cenefa Separadora

 

 

Publicando el vídeo en la red.

Cern 00a

Muchos se preguntan por qué no se suben determinados vídeos de cierto caso a la red, para “dar un impulso a la investigación”, “no convertirse en cómplices de los culpables”, “demostrar que lo que se dice poseer se posee en realidad”, etc., etc.

Existe un caso análogo, que ha saltado a los medios recientemente. Vamos a suponer que este supuesto crimen sea real y veamos cómo ha sido tratado por los medios, la policía y la opinión pública. Por analogía podemos imaginarnos cuáles serían las reacciones a la publicación de ese otro vídeo del que tanto se habla pero que nadie ha visto. ¿Cuál sería su repercusión? ¿Existe en realidad? Y si existiera… ¿no habría sido ya requisado por los servicios secretos? No sería la primera vez.

El nuevo caso ha surgido con ocasión de la publicación en la red de un vídeo grabado en el campus del CERN.

El CERN (Conseil Européen pour la Recherche Nucléaire), Consejo Europeo para la Investigación Nuclear, es el mayor laboratorio de investigación en física de partículas del mundo. Está situado en Suiza, cerca de la frontera francesa, y cuenta con un presupuesto de unos 600 millones de euros, que no está nada mal. Fue premiado en 2013 con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica.

El 18 de agosto saltaba el escándalo: funcionarios del CERN estaban investigando a los participantes en un crimen ritual celebrado en su campus: un sacrificio humano que en principio se supone falso. Existe una filmación nocturna frente a una estatua de Shiva, que muestra a un grupo de individuos con capas negras que rodean a una mujer vestida de blanco, que se tiende en el suelo y es apuñalada con un objeto metálico brillante semejante a un cuchillo.

Cern 01a
Cern 02a

El CERN reconoce que las escenas se filmaron en sus instalaciones, pero sin su permiso ni conocimiento. El vídeo, aparentemente, se filmó desde un edificio de oficinas de acceso restringido, por un espectador que parecía haber observado el incidente por casualidad. Sin embargo, en un momento determinado, el reflejo de la ventana revela que el testigo parece llevar el mismo traje que los hombres reunidos en el exterior.

“… Las tarjetas de identidad de CERN se comprueban sistemáticamente en cada acceso al CERN, tanto de día como de noche…” manifestó la portavoz, que agregó que los individuos filmados tenían tarjeta de acceso.

El video, titulado “Asesinato en el CERN …” se dio a conocer en YouTube y Facebook el día 11 de agosto en el canal “Noticias más extrañas que la ficción”, generando preocupación en la red.

Las autoridades buscan a los individuos que ocasionaron el incidente, que según la portavoz del CERN no es más que una broma.

“… CERN da la bienvenida cada año a miles de científicos de todo el mundo y a veces algunos de ellos se extralimitan con sus bromas. Es lo que ha ocurrido en esta ocasión…”, dijo la funcionaria del CERN.

“… El CERN no va a pasar por alto este tipo de parodias que van en contra de los principios profesionales del centro y hay una investigación en marcha…”, agregó el servicio de prensa.

Se informó a la policía de Ginebra de lo sucedido en el campus del CERN, si bien no se ha involucrado en la investigación, según informó AFP.

Quiero suponer que, con independencia de posibles conflictos jurisdiccionales, la policía de Ginebra ha conseguido identificar a la supuesta víctima y se ha cerciorado de que está con vida. Porque en la red hay quien le pone nombre y apellidos: se trataría de Maja Franziska Brandli y habría desaparecido el 19 de junio.

Maja Franziska Brandli 01
What Does It Mean

August 19, 2016
US Air Force Officer Under Attack After He Identifies CERN “Human Sacrifice” Victim
By: Sorcha Faal, and as reported to her Western Subscribers

A shocking combined report compiled by the Main Intelligence Directorate (GRU) and Foreign Intelligence Service (SVR) circulating in the Kremlin today relating to the “satanic ritual sacrifice” of a young Swiss woman in front of a statue dedicated to the “underworld” ancient god Shiva on the highly secure grounds of the European Organization for Nuclear Research (CERN) in Geneva, Switzerland, last month is now reporting that the US Air Force Officer who discovered this victims identity has come under a “withering/ferocious” attack by the Obama regime. [Note: Some words and/or phrases appearing in quotes are English language approximations of Russian words/phrases having no exact counterpart.]…

… In order to ascertain the identity of this US airwoman, this report continues, SVR analyst initiated an “enhanced computer search” (facial recognition?) regarding her and discovered that she was a Swiss citizen named Maja Franziska Brandliwho was reported missing by American police authorities on 19 June, who said she had disappeared from the Sea-Tac Airport, near Joint Base Lewis-McChord, and on 5 July was reported by these same authorities to be dead, with no other information about her able to be found.

In comparing Ms Brandli’s physical attributes against the “pictorial elements” depicted in the CERN human sacrifice video, this report grimly states, the SVR determined that there was a 87% likelihood that she was the victim of this satanic ritual—as her height (5 feet 8 inches, 136 pounds) corresponds to the victims as measured against the known size of CERN’s Shiva statue, and, most importantly, her body was unblemished having no scars, tattoos, or other physical defects.

This report notes that the SVR has long been gravely concerned with the satanic activities of CERN since 2009 when Sergio Bertolucci, their Director for Research and Scientific Computing, publically stated about their true mission that “out of this door might come something, or we might send something through it”—and that appeared to have occurred on 24 June when a mysterious electrical cloud formed over CERN and the statue of Shiva.

The “underworld” god Shiva, this report explains, is believed by many to be of Indian origin, but that SVR experts state is wrong because this ancient divinities origins stretch back in time thousands of years to the Middle East where he was associated with death, fertility cults, worship of bulls and serpents, magical cures, funeral rites, warrior cults, battle field rituals and human sacrifices, and written widely about in the Bible.

This report concludes by noting that when the GRU presented their and the SVR’s findings (including video) of the satanic sacrifice of Maja Franziska Brandli to their American counterparts at the JIG in Amman last week, all Federation access to US Air Force data was immediately cut off, and even worse, US Air Force Major Steve Lewis was attacked by the Obama regimes Military Religious Freedom Foundation (MRFF) who are calling for his immediate firing and prosecution for the “crime” of having a Bible on his work desk—which he no doubt needed to cleanse his mind and soul from the horrors he discovered…

Los Khazars.

Fuentes:

  1. https://www.rt.com/viral/356415-cern-shiva-sacrifice-video/
  2. http://gaceta.es/noticias/polemica-cern-simulan-sacrificio-humano-18082016-1514
  3. http://seatacblog.com/2016/07/01/police-seek-publics-help-finding-29-year-old-swiss-woman-last-seen-in-seatac/
  4. http://www.whatdoesitmean.com/index2095.htm

Ritual en Endingen.

Burgo 02

En la Pascua del año 1470 se vino abajo el osario de la iglesia parroquial de San Pedro de Endingen y tuvo que ser demolido. Al recoger los huesos para volver a ser enterrados, los operarios encontraron los restos de un hombre, una mujer y dos cuerpecitos sin cabeza. Alguien recordó que ocho años atrás, en 1462, muchos judíos se habían congregado en la casa de Elías para celebrar la Pascua, y habían acogido a una familia de pordioseros. Sospechas de asesinato se cernieron sobre los judíos de Endingen. Según la tradición oral, el Burgomaestre y el consejo de Endingen escribieron a Archiduque Segismundo de Innsbruck, heredero de las tierras de los Habsburgo en el Alto Rhin, que encomendó la investigación al gobernador Karl, margrave de Baden. Karl ordenó que se arrestara a los judíos de Endingen.

El 24 de marzo, los magistrados arrestaron a Elías de Endingen y a sus hermanos Eberlin y Mercklin. Así comenzó el tristemente célebre juicio del crimen ritual de Endingen, que concluyó con la ejecución de los tres hermanos y la expulsión de las demás familias judías.

Según el sumario, conservado en el archivo de la ciudad de Freiburg, las confesiones se produjeron del siguiente modo:

El sábado anterior al domingo de Pascua (24 de marzo) del año de Nuestro Señor de 1470, Elías, un judío de Endingen, fue arrestado e interrogado acerca de lo que sabía del asesinato cometido en Endigen años atrás por los judíos, “porque es bien sabido que nadie más que los judíos podían haberlo cometido.” En primer lugar debía contestar si sabía que años atrás unos pordioseros habían utilizado su cobertizo de esquilar para alojarse. A lo que Elías contestó, sin ser sometido a tortura, que tiempo atrás, puede que unos ocho años, unos pordioseros estaban descansando en su camino, buscando donde alojarse. Se trataba de un hombre, una mujer, dos niños y un potro. Entonces su mujer, Serlin, los invitó a guarecerse en el cobertizo, en donde había paja más que suficiente para sus lechos. Entonces aquella pobre gente entró en la cabaña con sus dos hijos. Después se preguntó a Elías que quién los había asesinado y quién más estaba presente. A lo que contestó que el crimen fue cometido aquella misma noche en el cobertizo, por los judíos Mennlin, Mercklin, Leoman, Hesman el joven, Matthew y otro judío vagabundo. Lo hicieron entre todos y aquella misma noche sacaron los cuatro cadáveres por la puerta de atrás del cobertizo hacia el camino, pasando junto a la casa de Cunlin Bender, en dirección al osario.

Cobertizo De Esquilar 02

Luego preguntaron a Elías si estaba en el cobertizo en ese momento y qué había hecho. A lo que contestó que no estaba presente, pero observaba junto a la casa. Los otros le dijeron que esperara allí y siguió sus órdenes; no obstante fue al cobertizo a ver lo que le estaban haciendo a los mendigos, y a través de un agujero de la puerta vio como cada uno se ocupaba de dar muerte a uno de los pordioseros con una hoz y luego los sacaban por la puerta de atrás para llevarlos al osario. También dijo que su hermano Eberlin estaba esperando en el camino, cerca del puente. Elías dijo que los otros pusieron la sangre de los niños en un vaso y dejaron las cabezas en su habitación.

Botella De Sangre 02

Elías confesó a los magistrados que Mennlin y Hesman trataron de sobornarle para que no hablara, pero no aceptó. Entonces le amenazaron de muerte y le advirtieron que no hablara con el consejo judío de ancianos; si los denunciaba lo implicarían a él también. Después, Mercklin entregó dinero a Serlin, su mujer, para comprar su silencio. Elías descubrió que que los cuerpos habían sido enterrados en el osario del cementerio cristiano; si los encontraban se sospecharía de los cristianos y no de los judíos. Para encubrir el crimen, los asesinos se pudieron de acuerdo en declarar que habían estado rezando, en el caso de que alguien hubiera escuchado los gritos de los infelices mendigos. Al fin y al cabo, se estaba celebrando la Fiesta de los Tabernáculos. Más tarde, Mennlin dijo a Elías que habían vendido la sangre a un tal Leo, un rico judío de Pforzheim, y que el vagabundo judío se había ido a lomos del potro. Cuando se le preguntó por las cabezas de los padres, Elías dijo que sólo había visto las de los pequeños, un niño y una niña.

Luego vino el turno del interrogatorio de Eberlin, que confesó sin ser torturado. Mencionó una reunión en casa de Elías en la que se decidió asesinar a la familia cristiana. Su misión era vigilar junto al puente. Los culpables habían sido los seis hombres que había citado Elías. Al preguntarle para qué necesitaban sangre cristiana dijo que era para la ceremonia de la circuncisión. Primero se había asesinado a los adultos y después a los niños, después de darles leche -se supone que caliente- para que durmieran profundamente. Al final, Eberlin se vino abajo y dijo que quería convertirse al cristianismo y ser un buen cristiano hasta el fin de sus días.

Dos días después se interrogó a Mercklin, a quien se informó que sus dos hermanos, Elías y Eberlin, habían confesado quienes habían sido los culpables y cómo se había cometido el crimen. Mercklin replicó que si ya lo sabían no era necesario que él dijera nada. Sometido a tortura, confesó haber cortado la garganta de la mujer, mientras el marido había sido asesinado por el vagabundo. Ambos estaban despiertos. Después sacrificaron a los niños, que estaban dormidos, y recogieron su sangre. Como era el más fuerte, se encargo de llevar el cuerpo del hombre al cementerio, mientras que los demás llevaban el de la mujer y los de los niños decapitados. Los enterraron en un hoyo, que cubrieron con huesos.

Bloody Moon
Los magistrados preguntaron a Mercklin si habían usado la sangre de los adultos. Contestó que no, que sólo recogieron la sangre de los niños y que cuádruple crimen se había cometido por ese motivo, porque la sangre de los cristianos tenía poderes curativos, para curar la epilepsia y por su sabor. Acabó confesando que la necesitaban para la ceremonia de la circuncisión.

Se acordó condenar a muerte a los judíos. La fecha de la ejecución se fijó para el cuatro de abril. Los tres hermanos fueron desnudados, envueltos en cuero seco, arrastrados al lugar de la ejecución y quemados en la hoguera.

Había sido una puesta en escena ideal. Un hombre y una mujer, con un potro -el borriquillo- que se alojan en un establo y duermen en lechos de paja. Eran las víctimas perfectas. El evidente paralelismo con la Sagrada Familia era demasiado tentador.

Según R. Po-chia Hsia, hay ciertas discrepancias entre otras dos copias de las confesiones que han llegado hasta nosotros, que se conservan en los archivos de Frankfurt y Estrasburgo. Basándose en dichas divergencias, R Po-chia Hsia deduce que los textos no son fiables; además, se había presumido desde el primer momento que los acusados eran culpables, la confesión de Mercklin había sido obtenida bajo tortura y las otras ante la certeza de padecerla en caso de negarse a testificar.

Se desconoce que fue de los demás implicados en el crimen: Mennlin, Leoman, Hesman el joven, Matthew, el vagabundo, Serlin  y Leo de Pforzheim, el que adquirió la sangre de los desventurados niños.

La advertencia que recibió Elías para que se abstuviera de denunciar el crimen ante el consejo judío de ancianos deja claro, una vez más, que este tipo de rituales es practicado por una secta satánica que se esconde en el seno de una comunidad que los rechaza.

Cenefa Separadora

Fuentes:

R. Po-chia Hsia. The myth of ritual murder. Jews and magic in reformation Germany.

Alcàsser. Antonio Anglés, la huida que nunca existió #1.

Salto 02

La versión oficial da por hecho que Antonio Anglés Martíns huyó por una ventana de su domicilio, un cuarto piso de la calle Camí Real 101 de Catarroja, cuando vio que llegaba la Guardia Civil a su casa, que en realidad iba a detener a su hermano Enrique, el del volante de la Seguridad Social roto en mil pedazos que apareció en las inmediaciones de la fosa de La Romana.

Según declaró Fernando García a Magdalena del Amo, era posible que los Anglés le hubieran tendido una trampa a Ricart. “… No lo sé con seguridad pero sospecho que es muy posible que los Anglés le tendieran una trampa a Miguel Ricart…”. Fernando se basaba en ciertas declaraciones de María Luisa García Lara, una vecina de los Anglés, requerida como testigo del registro del domicilio de aquéllos por parte de la Guardia Civil. “… Esta señora relata a una cadena de televisión que llega la Guardia Civil, le dicen que van a hacer un registro en casa de los Anglés y que quieren que sea testigo. María Luisa cuenta que entran en la casa y se dirigen a la habitación de Kelly que es donde está instalado el contestador. Dice que un guardia civil saca una microcassette de su bolsillo, lo pone en el contestador y le dice: ‘Escuche esto, señora’. La señora escucha la famosa grabación que todos conocemos: ‘Soy yo Rubén… Dile al Rubio que coja el plato y la manigueta (sic) de la moto, la leche y los Kellogs que están encima de la nevera…’ y le dicen que ya se puede marchar. Cuando ya se iba, un guardia civil dice: ‘¡Que viene Miguel Ricart por la calle!’. Entonces dice que se quedaron todos en silencio y apareció Miguel Ricart muy bien peinado con una bolsa de deportes. Los guardias civiles le quitaron la bolsa y lo pusieron contra la pared. Uno de ellos sacó de ella una caja de Kellogs y un paquete de leche, y lo puso sobre la nevera. Acto seguido todos fueron conducidos al cuartel a declarar…” Se dijo que Ricart traía una bolsa de mandarinas para regalárselas a Neusa, pero según la testigo llevaba una bolsa de deporte.

Fernando García creía que el testimonio de María Luisa era fiable. No tenía por qué mentir, no tenía nada que ganar y sí algo que perder. Además, varios detalles, como el despliegue policial en calles y tejados y la llamativa iluminación, fueron corroborados por el dueño del Salón Internacional, un salón de bodas de Catarroja situado muy cerca del domiciio de Neusa.

Cami Real 101 06

En cuanto al salto de Antonio por la ventana… “…Por allí no saltó nadie…”, dice María Luisa ante la cámara. “… Ellos viven en el cuarto y yo en el tercero y las dos ventanas dan al mismo lugar. Además lo hubieran visto. Fíjense lo que tenían formado. Tenían unos focos de esos que emplean para el cine y parecía que era de día… y había unos treinta guardias civiles en los tejados y alrededor…” Según María Luisa, cuando llegó a su casa serían las nueve de la noche y ya estaba montado todo el despliegue policial.

Catarroja Casa De Los Anglés Vista Anterior 01Catarroja, Camí Real 101. Casa de los Anglés, vista frontal. Por aquí no saltó.

Catarroja Casa De Los Anglés Vista Lateral Derecha 01Vista lateral derecha. No hay ventanas, luego por este lado tampoco pudo saltar.

Catarroja Casa De Los Anglés Vista Lateral Izquierda 01Vista lateral izquierda. Tampoco hay ventanas.

Catarroja Casa De Los Anglés Vista Posterior 02Vista posterior. Hay ventanas. El salto tendría que ser diagonal, al tejado rojo medio sombreado.

Hay devotos y devofos (defensores de la versión oficial). Jerónimo Boloix es uno de estos últimos. Fue inspector de policía muchos años y acabó formando parte de los medios de comunicación casi por casualidad. “… Tuve un accidente profesional y me lesioné la pierna, así que tuve que dejar la policía…” Había hecho oposiciones a la Escuela General de Policía y aprobó con el nº 282 de su promoción, el 26 de julio de 1974. Se habían ofertado seiscientas plazas, así que no demostró ser un superdotado, precisamente. Desde su retirada ha hecho carrera como devofo en todos los medios que le han contratado y en el análisis de todos los casos sobre los que ha opinado.

En este extracto de un coloquio que, si no me equivoco, se realizó en el programa “Otra dimensión” de Antena 3, presentado por Carmen Baños, Boloix nos lo explica todo muy bien:

P: ¿Es posible ese salto?
R: Sí, sí. Es posible. Él vive en un cuarto piso, pero la parte que recae por la parte trasera, hay una terraza que la distancia es 3 metros 65 centímetros. De altura. Desde la ventana que se tira Anglés hasta el tejadillo aquél son 3 metros 65 centímetros. Es fácilmente… […]
P: En todo caso sigue siendo una distancia considerable, cualquier persona se cae y se puede romper las piernas.
R: Sí, pero una persona, Carmen, se descuelga, y una persona de 1,75 como es él, con los brazos estirados, agarrándose de la ventana, por ejemplo, o ayudándole con una sábana atada…

O con una tirolina, o vino un helicóptero al rescate. ¡Que el salto era en diagonal, qué descuelgue ni qué sábana!

El programa es de noviembre de 2002, diez años después de los hechos. Ya había tenido tiempo de buscar mejores excusas. Pero no, este es el tipo de intervenciones del devofo Boloix en los medios.

Creo que queda claro que el salto en diagonal es imposible. Además, según la testigo García Lara, Antonio Anglés no estaba en casa cuando llegó la Guardia Civil. No es la única persona que declara lo mismo.

Por ejemplo, José Miguel Hidalgo, teniente de la U.C.O., en una entrevista que reproduce teinteresa.es:

“… ‘El que más me ha dolido es el del crimen de Alcàsser’, recuerda, ‘porque se han dicho muchas mentiras sobre lo que pasó y sobre el delincuente que lo llevó a cabo’.

Hidalgo detalla que Antonio Anglés, el principal sospechoso de la tortura, violación y asesinato de tres chicas del pueblo de Alcasser, ‘es un delincuente de chichinabo, de tres al cuarto de Valencia, al que se le ha endiosado en los medios de comunicación. Se ha especulado demasiado y hay muchas cosas que son mentira’.

Reconoce que es posible que hubiese falta de sigilo en la investigación, no por parte de los agentes que trabajaban en el caso, sino más bien político, pero hace hincapié que es mentira que Anglés saltara por una ventana para huir ya que ellos estaban dentro de la casa. ‘Fue más listo y no apareció por allí, huyó…’”

José Antonio García-Muñoz Ledesma, por aquel entonces novio de Kelly Anglés, declaró lo siguiente:

En el sumario, F. 96:

PREGUNTADO para que diga quiénes se encontraban en el domicilio de la calle Camí Real nº 101, puerta 4ª de CATARROJA, manifiesta: Que cuando han estado llamando a la puerta solamente había dentro de la vivienda el manifestante, su novia KELLY, su suegra NEUSA y su cuñado ENRIQUE.

Y en el juicio, 28ª sesión, 24 de junio de 1997:

“… Que estaba durmiendo en la habitación de Kelly al fondo de la vivienda. Que tenía una ventana que daba a la parte de atrás de los tejados del Internacional y por allí no saltó nadie, ni vio que saltara Antonio Anglés por otra ventana...”

Veredicto: Antonio Anglés no estaba en casa cuando vino la Guardia Civil a detener a Enrique. Pero, aunque hubiera estado, no podría haber huido por la ventana del cuarto piso, aunque llevara puestas las zapatillas mágicas de las que se llegó a hablar en los medios.

¿Dónde estaba en realidad Antonio Anglés? Eso es algo que habrá que tratar en otro post.

Cenefa Separadora

Sumario 1/93
Folio 59
Diligencias Indeterminadas. 458/93

ACTA DE ENTRADA Y REGISTRO EN DOMICILIO

En Catarroja ,siendo las 22’40 horas del día 27 de Enero de 1993 por los miembros de la Guardia Civil don T.M.I. nº XXXX y don T.M.I. nº XXXX pertenecientes al Puesto de Unidad Orgánica Policía Judicial, habilitados para la práctica de esta diligencia, se personan provistos del correspondiente mandamiento judicial expedido por el Juzgado de Instrucción. número DOS de Catarroja en el domicilio de don Neusa Martíns Díaz ,sito en la calle Camí Real, número 101,puerta 4, de Catarroja ( Valencia), con el fin de practicar registro por tener fundadas sospechas de la existencia en el mismo de Objetos de procedencia ilícita.

Dados a conocer como Agentes de la Autoridad, así como el motivo de la visita a Dª Neusa Martíns Díaz, nacida el 27 de Octubre de 1940 en Sao Paulo (Brasil), hija de Antonio y de Caridad, estado ……….., profesión………., con D.N.I. núm. XXXX, que reside en la citada vivienda en calidad Propietaria, se procedió a penetrar en el inmueble y realizar el registro ordenado, en presencia del mismo y de los testigos siguientes–

D. JOSÉ JAVIER CHIRIVELLA RAMÓN, mayor de edad, vecino de Catarroja, con domicilio en calle Camí Real, núm. 101.

Dª MARÍA LUCÍA GARCÍA LARA, mayor de edad, vecina de Catarroja, con domicilio en calle Camí Real núm. 101.

Y en presencia del……….

Habiendo dado el resultado que más abajo se indica.
Se concluye el registro a la 23’55 horas del día 27 de Enero de 1993.
Concluido el acto es firmada la presente por todos los intervinientes. Conste y Certifico.

RESULTADO DEL REGISTRO:

NEGATIVOS SOBRE OBJETOS.- SE INTERVIENE CINTA CASSETTE CONTESTADOR AUTOMÁTICO.

Cenefa Separadora

Fuentes:

  1. Magdalena del Amo Freixedo. El asesinato de las niñas de Alcàsser.
  2. http://www.teinteresa.es/sucesos/crimen-Alcasser-manipulado-vivido_0_1119488675.html
  3. Otra dimensión. ¿Dónde está Antonio Anglés?
  4. Sumario 1/93.
  5. Vista oral del Sumario 1/93.

Alcàsser. Destino Londres.

Londres 02

Como ya sabemos, Fernando, el mayor de los seis hermanos García Mediano, dejó en manos de éstos la fábrica familiar de colchones radicada en Valencia y decidió dedicar las 24 horas del día a encontrar a su hija Miriam, desaparecida en Alcàsser la tarde-noche del 13 de noviembre de 1992, junto con sus amigas Toñi Gómez Rodríguez y Desirée Hernández Folch.

El 21 de enero de 1993, el diario Levante-EMV anunciaba que un grupo de especialistas del Cuerpo Nacional de Policía se iba a desplazar a Valencia en los próximos días para comenzar las averiguaciones “a partir de cero“. Una noticia buena y mala a la vez, porque implicaba que hasta entonces la investigación realizada equivalía a cero. Rafael Vera Fernández-Huidobro, secretario de Estado para la Seguridad, declaró que también se incorporaría un capitán de la Guardia Civil, para coordinar las tareas de búsqueda con la Interpol y las policías de otros países.

En aquel mes de enero, Fernando García trabajaba a toda máquina. El Ministerio de Asuntos Exteriores, a través de la Subsecretaría de Asuntos Consulares, comenzó a distribuir por los países del norte de Àfrica más de 20.000 carteles en árabe con las fotos de las niñas, en una campaña sufragada por Cáritas y Seur. También se imprimieron en francés, portugués, inglés, italiano y alemán, para su distribución por Europa.

Ayudanos A Encontrarlas. Arabe 01

El conocido empresario vinculado al Opus Dei, José María Ruiz Mateos, ofreció una recompensa de 10 MM de PTA a quien aportara pistas fiables que condujeran al descubrimiento del paradero de Miriam, Toñi y Desirée. Fernando se había presentado en la Sala Canal de Valencia, en donde se ofrecía un homenaje al empresario, para explicarle la situación.

Incluso “el Chele”, un patriarca gitano, confirmó su asistencia a una reunión que se iba a celebrar en el Ayuntamiento de Alcàsser, para aportar el apoyo de su colectivo. Fernando se entrevistó con Enrique Beltrán Ballester, en su calidad de fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. Y había planes para que el Ayuntamiento de Alcàsser solicitara una entrevista con el Rey de España.

Con Miguel Durán, presidente de la O.N.C.E., hubo otra reunión. Durán llamó personalmente a Valerio Lazarov (cuyos grandes logros eran el zoom in-zoom out y las mammachicho) para que se difundieran las fotos de las niñas en los servicios informativos de Telecinco. Además, se comprometió a que las fotos de las niñas aparecieran en los 7.000 kioscos de la O.N.C.E. Por su parte, el magnate Raymond Nakachian se puso en contacto con Fernando para poner a su disposición a un ex-jefe de Scotland Yard, que había intervenido en la resolución del secuestro de su hija Melody.

Fernando sugirió a Arturo Luna Briceño, subdirector del programa ¿Quién sabe dónde? la posibilidad de hacer un morphing de las niñas, para conseguir fotografías que reflejaran los posibles cambios de peinado, color del pelo, maquillaje, etc. que permitieran su identificación ante cualquier transformación que pudiera haberse producido en su aspecto. A Luna le pareció bien, y el trabajo informático se hizo en Benimamet, a partir de fotos que se le facilitaron. Al final no llegó a emitirse la grabación, porque no se le asignó una franja horaria en el contenido del programa.

El siguiente plan de Fernando García era partir hacia Londres, para visitar la sede de varias emisoras de televisión vía satélite, como la BBC, Sky, ITN y Super Channel. También quería entrevistarse con periodistas de la MBC, que emitían su señal vía satélite a los países árabes. Gracias a Carmen Mestre, presidenta de Cruz Roja Española, había conseguido una entrevista con la presidenta de la Luna Roja de Marruecos, hermana de Hassan II. Fernando iba a entrevistarse con el rey y pedirle ayuda para rescatar a las niñas en el supuesto de que estuvieran en poder de algún magnate árabe, y este encuentro se iba a retransmitir por la MBC. Y quería recabar la ayuda de Scotland Yard. Sus siguientes destinos iban a ser Alemania y el Magreb. Por querer, hasta quería entrevistarse con el Papa, para que enviara su mensaje a todas las Parroquias del mundo.

Patricia Murray, licenciada en Comunicación por la Universidad de Navarra (fundada por San Josemaría Escrivá de Balaguer) y poseedora de sendos Máster en Comunicación de la Universidad de Valencia y en Periodismo Electrónico de la Facultad de Periodismo de la Universidad de Columbia de Nueva York, era una periodista irlandesa afincada en Valencia que acompañó a Fernando García en su citado viaje a Londres, junto con María Luisa Gómez Rodríguez, la hermana mayor de Toñi. Fernando había intentado que se les uniera Rosa Folch, pero recibió una respuesta negativa. Rosa no creía que las apariciones televisivas sirvieran para algo e incluso pensaba que podían ser contraproducentes, opinión que compartía su marido, Vicente Hernández, que llegó a tener un serio enfrentamiento con Fernando. Hablar de redes internacionales de trata de blancas tenía unas implicaciones que a Rosa y Vicente no les gustaban nada.

Al llegar a Londres, Fernando y sus acompañantes se hospedaron en el Hotel Mount Royal. En su entrevista con Basil Cross, máximo responsable de Scotland Yard, consiguió que se introdujeran los datos de las niñas en su sistema informático.

Fernando llevaba consigo unos vídeos en inglés con toda la historia de la desaparición de las niñas, que entregó en la BBC. Poco después apareció un técnico de la cadena con la grabación en la mano. No les interesaba el tema y no lo iban a entrevistar. “… Cuando salió con el vídeo en la mano diciendo que no les interesaba, yo que de inglés no sé más que yes, pero sabía perfectamente lo que decía, me puse encendido. Fíjate la cara que me vería el hombre, que dijo: ‘One moment’ y se metió para adentro. Al cabo de otro rato salió y dijo que les interesaba, que iban a pasar el vídeo y a entrevistarme al día siguiente…” Era 26 de enero y se iba a producir un desenlace inesperado.

El Director golpeó el atril con la batuta. Sección de cuerda, Fernando García a Londres de la mano de Nakachian. Sección de metal, dos apicultores echan a andar. Sección de viento, relevo en la U.C.O. Sección de percusión, no hay vehículos disponibles, hay que esperar hora y media en el cuartel, hasta que lleguen los men in black. Suena el arpa. Se hace de noche y hay que dejar de hacer fotos y excavar a mano, porque no hay palas.

Siguiendo la partitura, al día siguiente dos apicultores de Llombai se encaminaron hacia la partida de La Romana. Se proponían descubrir… quiero decir, se proponían revisar sus panales. Gabriel Aquino González, de 66 años, y su consuegro José Sala Sala advirtieron de pronto que era demasiado temprano para acercarse a las colmenas. Sería por falta de experiencia, ya que el pobre Aquino no era por entonces más que un niño, el pobre. Así que se fue a dar una vuelta para hacer tiempo, fumando un cigarrillo 1 -algo imperdonable para su corta edad-, y accidentalmente descubrió un puño que asomaba del suelo. Era el lugar donde estaba enterrado, es decir, donde habían vuelto a enterrar, es decir, donde enterrarían a las tres niñas de Alcàsser, una zona boscosa situada a unos quince kilómetros de distancia, tanto de Tous como de Catadau. A unos cincuenta kilómetros al suroeste de Valencia. Era el fin. Con sonrisas de algunos.

1 En realidad, Aquino se debió fumar un estanco, porque declaró en el juicio que habían llegado sobre las diez de la mañana, y Pizarro afirma en el atestado (F. 52-55 del Sumario) que el apicultor encontró los restos sobre las 13 horas.

Levantamiento 02

Patricia Murray comentaría “… la mujer de Fernando, Matilde, le llamó muy nerviosa sobre las ocho de la tarde para decirle que le había telefoneado desde Castellón el delegado del Gobierno para citar a los padres de las tres niñas en el ayuntamiento de Alcácer a las nueve de la noche… Fernando le dijo a su mujer que no se preocupara, que seguramente sería una reunión de rutina… Fernando no pudo establecer contacto con el delegado del Gobierno (Francisco Granados) hasta las ocho y media… Fernando no quiso decírselo a Luisa… Vi que se quedó de piedra y le pregunté qué pasaba. Cuando Luisa entró un momento al baño me dijo en un susurro: ‘Están muertas, están muertas’… Sólo murmura una y otra vez: ‘No pueden ser ellas, no pueden ser mis niñas’. Pero, en realidad, se veía que en su interior estaba convencido de que sí eran… Aunque no le dijimos nada a Luisa, ella lo sospechó, porque veía a Fernando derrumbado –incluso tuvimos que hacerle una tila- y a mí llamar continuamente por teléfono. Ahora se ha calmado, pero se lo imagina, porque le dio un ataque de nervios… No podremos llegar a Valencia hasta las dos de la tarde del jueves 28, porque no hay ningún avión antes. Estamos atrapados aquí. Hicimos las maletas nada más conocer la noticia, pero no podemos salir de Londres…”

Según Magdalena del Amo Freixedo, la noticia del hallazgo de los cuerpos de Miriam, Toñi y Desirée había llegado al grupo de Londres de la siguiente manera: … El día 27 de enero de 1993 hacia las siete de la tarde Fernando hace una llamada telefónica a España para posponer una entrevista que tiene concertada con Diego Carcedo. Llama una primera vez y cuando pregunta por el periodista le contestan aceleradamente que no está y, sin darle opción a dejar un mensaje, le cuelgan. Telefonea una segunda vez y le explica a la telefonista que es Fernando García, que llama para aplazar una entrevista. En este momento, la propia empleada le comunica la noticia que cae como un jarro de agua helada llevándose por delante todas sus esperanzas: ‘Han aparecido los cadáveres de tres niñas’. ‘Supe que eran las nuestras. Fue el día más triste de mi vida’, nos decía Fernando conteniendo las lágrimas. ‘Encima, no pude venirme ese día porque no había avión y no llegué a Alcácer hasta las dos de la tarde del día siguiente’…”

Todos los esfuerzos de Fernando García por encontrar a las niñas habían sido inútiles. Pero pasado el duelo, necesariamente breve, se impuso una nueva misión: encontrar a los culpables y conseguir que pagaran por sus crímenes. Una tarea que abrió los ojos a muchos ciudadanos, pero que a Fernando le iba a costar muy cara. Oscuras fuerzas iban a utilizarlo para sus miserables propósitos. Después lo dejarían caer con estrépito, cuando dejaron de considerarlo útil.

Que su obra no haya sido en vano. Recordad Alcàsser y actuemos en consecuencia. Esto no puede quedar así.

Matilde Y Fernando En El Entierro 01

Matilde Y Fernando En El Entierro 03

Entierro 02

 

Fuentes:

  1. Las Provincias. Jueves, 21 de enero de 1993.
  2. Las Provincias. Martes, 26 de enero de 1993.
  3. Levante-EMV. Martes, 21 de enero de 1993.
  4. Levante-EMV. Martes, 26 de enero de 1993.
  5. Levante-EMV. Martes, 26 de enero de 1993. No pueden ser ellas, no pueden ser mis niñas.
  6. Pronto. Jueves, 28 de enero de 1993. Buscadas por todo el mundo.
  7. Diario 16. Domingo, 31 de enero de 1993. El dolor pudo más que la ira.
  8. Melodie Nakachian. Historia de un papelito.: http://lawebdelassombras.blogspot.com.es/2014/12/melodie-nakachian-historia-de-un.html
  9. Patricia Murray: http://www.valenciaworld.com/
  10. Patricia Murray: http://www.spia.coop/
  11. Derek Hanekom: https://ec.europa.eu/research/events/eib/ic2014/speaker.cfm?id=64
  12. Derek Hanekom is married to academic Dr. Patricia (Trish) Hanekom (Murray).: https://en.wikipedia.org/wiki/Derek_Hanekom
  13. Derek Hanekom married to Patricia Elizabeth Murray: http://whatishappeninginsouthafrica.blogspot.com.es/2011/04/traitor-derek-hanekom.html
  14. http://wpedia.goo.ne.jp/enwiki/Wikipedia_talk%3AArticles_for_creation%2FPatricia_Murray_Valencia
  15. Magdalena del Amo Freixedo. El asesinato de las niñas de Alcàsser.
  16. Arturo Luna Briceño. Desaparecidos.

Helena de Troya #1.

Rabino 02

Un día llegó un hombre desaliñado a una pequeña ciudad del sur de Francia y compró una vieja casa. Su cuerpo encorvado era la viva imagen de la derrota y sus ojos miraban hacia el suelo. Pero al levantar la cabeza se observaba que sus ojos tenían una mirada fiera, como la de un fanático. Se llamaba José de la Reina, pero eso era todo lo que reveló de sí mismo. Rehusó decir de dónde venía o a qué se había dedicado. Raras veces salía de la casa, ni siquiera para ir al mercado, y su aislamiento le convirtió en objeto de rumores entre las gentes de la ciudad. Algunos decían que era un hechicero, otros que era el mismo diablo. Se le había visto en ocasiones hablando con alguien en su casa, aunque vivía sólo y jamás se vio a nadie entrar o salir de allí. Su presencia en la ciudad resultaba inquietante.

Ahora bien, para ser sinceros, el anciano era en realidad un mago. Una vez, mucho tiempo atrás, había sido un sabio y se le había considerado un santo. Pero el destino lo había arrastrado al otro lado, y ahora estaba unido a Lilith, la Reina de los Demonios. Porque era nada más y nada menos que la propia Lilith a quien hablaba, que lo estaba conduciendo por los vericuetos de la Magia Negra. Así era como se sustentaba, haciendo aparecer frutos de todos los rincones del globo: algarrobas de Tierra Santa, olivas de Grecia, manzanas carmesíes de las tierras del sur. En su juventud había pasado días enteros ayunando para santificarse. Pero ahora le gustaba saborear suculentos frutos y regalarse con platos deliciosos, y con la ayuda de Lilith podía permitirse todo lo que deseaba.

Pero otros deseos le invadían, además de los placeres de la mesa. Deseaba, sobre todo, poseer a la más deseable de las mujeres del mundo. Lilith no se mostraba celosa, por el contrario le animó a hacer realidad cada uno de sus deseos. En toda Europa se decía que la Reina Dolphina de Francia era la más bella de las mujeres sobre la tierra. Y José de la Reina estaba decidido a hacerla suya y, según decía, en su propia casa. Y con la ayuda de Lilith consiguió que así fuera.

Primero, utilizando los hechizos que había aprendido, muchos de los cuales requerían el uso de nombres sagrados que antaño había utilizado para propósitos santos, José de la Reina creó la ilusión de que la modesta casa en la que vivía era un palacio. Desde el exterior seguía pareciendo la misma, vieja y arruinada, pero en su interior parecía inmensa e interminable, con muchos pisos e infinidad de estancias en cada uno de ellos. Porque con la ayuda de Lilith, había pronunciado un hechizo que había transportado el palacio de Asmodeo, Rey de los Demonios, al interior de su casa. Y como el palacio era tan sólo una ilusión, cabía perfectamente en un lugar tan pequeño. De hecho, era un albergue mucho mayor que el del palacio, que estaba escondido en una secreta caverna de una cueva remota en los Montes de la Oscuridad.

Lilith Y Asmodeo 02

Una vez creada la impresión de riqueza sin límites, José de la Reina pronunció los nombres que le permitían arrebatar a la Reina Dolphina en cuanto se durmiera, de modo que su cuerpo se desvaneciera del tálamo real para aparecer súbitamente en el ornamentado lecho de José de la Reina. La reina se despertó al sentir que unas manos la desvestían y cuando abrió los ojos y vio el horrible semblante de José de la Reina cernirse sobre ella, casi perdió el sentido. Buscó consuelo repitiéndose que no era más que un sueño. Pero no lo era.

De hecho, el horror no había hecho más que empezar, porque la mirada en los ojos de José de la Reina era tan terrible que la reina temió seriamente por su vida. Así que no se resistió cuando él tomó la flor de su belleza, porque vio que sería inútil.

Después, José de la Reina se dirigió a ella por primera vez. “Fuisteis sabia, vuestra Majestad, en no intentar negarme vuestros favores. Sabed que estáis a merced de mi poder, y que vuestra misma vida está en mis manos. Sabed también que volveréis al palacio del rey por la mañana, pero que debéis permanecer en mi compañía toda la noche. De hecho, la noche nos pertenece y nos encontraremos en muchas ocasiones, como tendréis ocasión de comprobar.” Y la reina tembló al escuchar estas palabras, al comprobar que había caído en las manos de un mago perturbado. Miró en torno a la habitación y vio que estaba decorada con objetos más valiosos que los de su propio palacio, y se dio cuenta que tal riqueza, combinada con el poder que la había transportado hasta allí, era realmente una amenaza formidable.

Pensar que debía quedarse toda la noche con un lunático aterró a la reina que, desesperada, intentó entablar una conversación con él para librarse de su lujuria. Le dijo “No sabía que alguien con tal maestría se había mudado a nuestro reino. Si hubierais venido a palacio para revelar vuestro gran poder con toda seguridad habríais sido nombrado virrey. Quizás no sea demasiado tarde. Haced que vuelva a mis aposentos y olvidaré lo que ha sucedido, ocupándome de que esposo el rey os conceda una audiencia.”

José de la Reina rió de forma terrible al escuchar tales palabras. “¿Por qué iba a servir al rey, que no es más que un rey entre hombres? ¡Mi rey gobierna todas las fuerzas del lado oscuro, todas las legiones de demonios, las puertas del infierno!” Y la pobre reina Dolphina se dio cuenta de que era la víctima de un esclavo de los poderes diabólicos, y apenas pudo concebir que tal cosa le estuviera sucediendo. Aun así, intentó permanecer en calma. “Entonces, ¿quién sois vos?”, preguntó. “¿Y cómo habéis llegado hasta aquí?”

Cuando la reina Dolphina hizo esta pregunta a José de la Reina, sintió cómo la angustia y el remordimiento lo atravesaban y por un momento recordó la promesa que había rechazado cuando había tenido la redención al alcance de la mano. Desde entonces, muchos años atrás, no había vuelto a hablar con ningún ser humano. Su única compañía había sido Lilith, que lo había envenenado con su perversidad para que en su interior no quedara ni rastro de santidad. Nadie de entre los vivos sabía lo que le había ocurrido. Porque todos los discípulos que se le habían unido en su locura habían perdido sus vidas en el mismo desastroso momento. Embargado por un gran deseo de contar su historia, y como en trance, José de la Reina comenzó a hablar:

“Me llamo José de la Reina. Me atrevo a revelar mi nombre porque no existe poder mortal mayor que el mío. Cuando volváis intentad, si os place, hacer que me encuentren. Enviad la guardia palaciega, una legión entera de vuestro ejército; será inútil. Nadie puede encontrarme. Estoy tan a salvo del deseo de venganza de vuestro amante que voy a revelaros todo lo que me habéis preguntado y todavía más: os contaré mi historia, aún siendo terrible, y descubriréis a quien os habéis entregado. Sabed que en todo el mundo no hay más que un puñado de sabios a quienes el profeta Elías 1 reveló los ocultos secretos de la Torá, y mucho tiempo atrás yo fui uno de ellos. Elías fue mi constante compañía, de sus labios extraje el fuego del Sinaí del mismo modo que la primera vez. De él escuché las mismas verdades reveladas a Moisés en las alturas, cuyo eco se perdió en el mundo desde entonces. Y de todos los secretos y misterios que se hicieron evidentes para mí, advertí que mi mayor anhelo no era un deseo imposible, sino uno que podía hacerse realidad. Os preguntaréis cuál era. Deseaba, más que cualquier otra cosa, traer a este mundo la Era de la Redención; lo deseé para acortar la venida del elegido que puede traer consigo el Fin de los Tiempos; traté de convocar al mismo Mesías desde el palacio conocido como el Nido del Pájaro, que es su hogar en las alturas.

1 Profeta hebreo que luchó contra Acab y Jezabel, adoradores de Baal. (Ver I Reyes, capítulos 17 a 21 y II Reyes, capítulos 1 y 2). (Nozick).

Elias 02

Estuve obsesionado con esos pensamientos durante muchos días, hasta que no pude contenerme más y un día rogué a Elías que me revelara el secreto oculto tras ese misterio. Entonces Elías enmudeció y se fue. No regresó. Cuando advertí que me había abandonado me invadió la tristeza. Recordé a Adán, que había permanecido en el río Gihón tras su pecado hasta que su piel comenzó a arrugarse, así que también me quedé en el río, llorando, orando y ayunando durante muchos días. Al fin, Elías vino en mi busca y me preguntó por qué había rogado con tanta insistencia que volviera. Le dije que mi único deseo era restaurar la Shekhinah, 2 la Novia de Dios, a su verdadera morada y así poner fin a su exilio. Elías me dijo que lo que intentaba hacer era muy peligroso y la posibilidad de éxito muy pequeña, y me instó a abandonar mi misión. Pero cuando vio mi determinación y que estaba dispuesto a morir en el intento, me contó muchos secretos y me reveló muchos misterios. Le escuché con tal atención que todo lo que iba diciendo quedaba grabado en mi memoria para siempre. Porque me reveló todo lo que tendría que hacer para poner fin al reino del mal. Se trataba nada menos que de capturar a los señores del Reino de las Tinieblas, Asmodeo, el rey, y Lilith, la reina. ¡La misma Lilith que es ahora mi esposa! El agudo recuerdo de su gran fracaso volvió a golpear a José de la Reina, que guardó silencio durante un largo rato. Y la Reina Dolphina, por primera vez, advirtió en él una chispa de humanidad al ver que todavía era capaz de mostrar signos de arrepentimiento.

2 En origen, era una referencia a la luz de Venus. La Shekhinah aparece en multitud de ocasiones en el Zohar, el libro hebreo de la Cábala. (Nozick).

El taciturno silencio de José de la Reina se prolongó durante mucho tiempo y finalmente el cielo comenzó a iluminarse. Cuando advirtió que el alba era inminente se irguió, dio la espalda a la reina y susurró en orden inverso los sagrados nombres que le habían permitido arrebatarla con anterioridad. Un instante más tarde, la reina se hallaba de nuevo en su cámara real, junto a su real esposo, que dormía profundamente. La reina sintió un gran alivio al ver que había escapado de las garras de aquel demente, pero todavía estaba obsesionada por los horrores de la noche anterior. Lo peor de todo era su promesa de que volvería a secuestrarla. ¿Se referiría a la noche siguiente? No podía ni pensarlo. Y aunque recordaba bien su advertencia de que no podría encontrarle, no iba a rendirse sin luchar. Y sin más dudas, despertó al rey y le contó la terrible historia.

Como cabía esperar, al rey le costó creer la historia de la reina. Después de todo, había guardias apostados en la puerta durante toda la noche, las ventanas estaban cerradas y él mismo había dormido junto a ella. Pensó que había sido víctima de un sueño verídico y  terrible. Aún así, un sueño tal era un mal presagio, así que ese mismo día hizo llamar a sus adivinos para que revelaran su significado. Pero cuando los adivinos, a quienes les eran familiares los senderos de la magia negra, oyeron la historia de la reina, confirmaron rápidamente su relato al rey, que acabó por aceptar su veracidad. Una gran cólera le invadió y se vio sumido en las tinieblas y el ansia de venganza. Porque su mujer había sido ultrajada y su honor mancillado de la forma más terrible. Y el peligro no había pasado, porque la reina de hecho permanecía en muy grave peligro.

Aquella tarde, el rey se aseguró de que hubiera guardias no sólo en el exterior de la cámara real, sino también dentro. Permaneció despierto, porque deseaba comprobar con sus propios ojos si la reina desaparecía realmente, porque todavía albergaba la esperanza de que se tratara de un sueño. Los augures le habían advertido que el momento de mayor peligro coincidiría con la medianoche y, según se acercaba, el rey prestó todavía más atención, abrazando fuertemente a su mujer. Entonces, justo al sonar las doce, la reina desapareció súbitamente. Nadie había entrado, pero le fue arrebatada de entre sus brazos ante sus propios ojos. Al ver esto, su terror fue tan grande que perdió el conocimiento.

(Continuará en un próximo post).

Howard Schwartz
Traducido del inglés por Nozick

Cenefa Separadora

Fuentes:

Helen of Troy. From “Lilith’s cave. Jewish tales of the supernatural.” 1988. Copyright: Howard Schwartz.