Alcàsser. Miriam, Toñi y Desirée no iban a Coolor. Y su amiga Esther tampoco.

El 13 de noviembre se celebraba en la discoteca Coolor, de Picassent, una fiesta de Instituto, para recaudar fondos para un viaje de fin de curso.
La discoteca Coolor ponía a disposición de sus clientes tres líneas de autobuses. La que correspondería a las niñas era la línea 1, Picanya-Picassent, que venía de la zona norte, con paradas, entre otras, en las localidades de Catarroja, Silla y Alcácer. Y volvían a partir de las 21 horas. Pero sólo estaban disponibles los sábados y domingos. Para ir a una fiesta el viernes, las niñas debían buscarse otro medio de transporte.
Normalmente las niñas iban los fines de semana. Y supongo que sólo los domingos (que iban los domingos, sobre las cinco de la tarde, lo declaró en el juicio D. Fernando Gómez Moreno, padre de Toñi. Y Toñi estaba de vuelta en casa a las diez). Lo de “sólo” lo digo porque aunque Miriam tenía un buen poder adquisitivo, dudo que los padres de Toñi se pudieran permitir darle a su hija dinero para dos días de discoteca, y Miriam no la dejaría tirada.
Así que en principio, ir a la fiesta del instituto se salía de lo normal. Al ser los viernes, necesitaban buscarse un medio de transporte, tanto de ida como de vuelta, porque los padres de Toñi y Miriam trabajaban los viernes. Y necesitaban dinero para comprar las entradas y permiso de sus padres. Sus padres no sabían nada y el viernes no tenían las entradas.
Tenemos los siguientes testimonios:
Juan Ignacio Blanco. ¿Qué pasó en Alcácer. Pág. 16, 1ª Ed., Mayo 1998. ISBN 84-923822-0-1.
Fernando García, atormentado por el dolor, mientras abandonaba el cuartel de la Guardia Civil no dejaba de repetir: “Es mentira lo que se ha dicho de que las niñas iban a una fiesta del instituto. Eso no es cierto. No sé a qué irían a la discoteca”.
José Antonio Cano Llacer. Vista Oral, 12ª Sesión. Valencia, 28 de Mayo de 1997.
Dice que sabía que iban a ir, que les ofreció entradas en los recreativos, donde solía verlas entre semana, pero que no se las facilitó él. Las fiestas de instituto comenzaban entre las 19:15 y las 19:45.
Es decir, les ofreció las entradas en los Recreativos Zass y las niñas las rechazaron. Y de ello, lo que se deduce, según Cano Llacer, es que querían ir a la fiesta… ¿? Pues vale.
Salvador Hernández Fito. Vista Oral. 12ª Sesión. Valencia, 28 de Mayo de 1997.
“Que a las 15:30” [del viernes 13 de noviembre, el día que desaparecieron] “la llamó” [a Miriam] “y no comentó nada de ir a la discoteca.”
Francisco Antonio Soria Chaveli. Sumario. Folio 656. Picassent, 20 de noviembre de 1992.
“Que por la tarde” [del viernes 13] “le pregunté a Desirée si venían a la Discoteca Coolor y me contestó que no venían”.
Luego, Soria Chaveli sufrió una amnesia profunda, como tantos otros testigos, y en el juicio ya declaró otra cosa:
Francisco Antonio Soria Chaveli. Vista Oral. 12ª Sesión. Valencia, 28 de Mayo de 1997.
“Que no recuerdo que le preguntara a Desirée si iba a la discoteca”.
Había que ir retirando testimonios en contrario.
Toñi, en un programa de radio musical (jueves, 12 de noviembre de 1992), diciendo que no sabe lo que va a hacer el viernes:
Locutor: Desde Alcàsser. Toñi, ¿Cómo llevas tú la tarde de Jueves?
Toñi:    Puees… bien.
Locutor: ¿Ya tienes más o menos planteado lo que vas a hacer
         ya mañana, que va a empezar ya el fin de semana, ¿o qué?
Toñi:    No sé.
Locutor: Aún no lo sabes ¿no?
Toñi:    No.
Locutor: El caso es que en casa no te vas a quedar.
Toñi:    No, eso está claro.
Y, a continuación, Toñi dedica un disco a sus amigas… “Major Tom”, de Peter Schilling. Pero no sabe lo que va a hacer mañana, aunque no se va a quedar en casa.
Fernando García Iborra, hermano de Miriam. Declaraciones al diario  Levante-EMV, publicadas el 29 de enero de 1993, sobre lo que Miriam le dijo el día 13 de noviembre, antes de marcharse:

“Me voy un ratito con mis amigas”.
“¿Vas a ir a la discoteca?.
“No, no tengo idea de ir a la discoteca”.

Luego me dijo adiós. Fue una adiós para siempre.

Julio Chanzá, concejal de Alcásser cuando desaparecieron las niñas, en Telecinco, 13.11.2012, “20 años sin Miriam, Toñi y Desirée”:
El entonces concejal y futuro alcalde, comenta que tenía una hija de catorce años, que pertenecía a la misma falla que Miriam, y habían quedado en verse la noche del día 13 de noviembre, probablemente para probarse sus trajes de falleras. Otro indicio de que Miriam no pensaba ir a Coolor.
Bien, no lo saben ellas, no lo saben sus padres, y tampoco han comprado las entradas. ¿Lo sabe alguien? Por ejemplo, alguna amiga… ¿Lo sabía Marisa? Veamos lo que nos cuenta Fernando Martínez Laínez:
Marisa. Libro “Sin Piedad”. Fernando Martínez Laínez. Capítulo “Marisa”. Página 74. 1ª Edición, noviembre 1993. ISBN 84-406-4178-8).

“Yo llegué de Valencia hacia las ocho y cuarto y lo primero que hice fue llamar a Ester. “¿Ésas están en tu casa?”, le pregunté. Y me dijo: “No, ya se han ido.” “Pues me voy a ZASS a ver si están por ahí”, dije yo. Y cuando comprobé que tampoco estaban pensé: pues vale, y me vine a casa…”

Otra que tampoco lo sabía. Pregunta si están en casa de Esther porque las niñas no tenían planeado ir a la discoteca. Marisa no se fue a Coolor a ver si estaban. Se fue a los recreativos Zass. Y Esther, que, como veremos, dice tener una cierta convicción de que habían ido a Coolor, no le comenta nada a su amiga Marisa y la deja ir a Zass a perder el tiempo. Pero luego, esa noche Esther le confirma a Marisa que habían ido a Coolor. Si no lo sabía con seguridad a las 20:15, y tenía tantas dudas que no se lo dijo a Marisa cuando llegó de Valencia ¿cómo se le pasan las dudas y se lo confirma por la noche?
Así que sólo tenemos dos indicios de que fueran a Coolor: la declaración de Esther, y la llamada de Miriam a su casa, a las 20:00 horas del día que desaparecieron, y en la que habló con su madre Dª Matilde para decirle: “Mamá, dile al papi que nos acerque a Coolor”. Y ella le contesta que su padre estaba en la cama porque había venido algo griposo, y además no era hora de ir a la discoteca.
Efectivamente. No eran horas.
En próximas entradas, estudiaremos la llamada de Miriam y los testimonios de las últimas personas que vieron -o dijeron ver- a las niñas, por orden cronológico: Francisco Antonio Soria Chaveli, Esther Díez Martínez, Francisco José Hervás Martínez, María Luz López García, José Antonio Cano Llacer y María Dolores Badal Soria.
Al final del artículo se puede ver el testimonio de Fernando, el
hermano de Miriam, que dice que no tenía intención de ir a Coolor


7 comentarios en “Alcàsser. Miriam, Toñi y Desirée no iban a Coolor. Y su amiga Esther tampoco.

  1. Sería muy interesante poder investigar si José Hernández (padre de Vicente Hernández y abuelo de Desirée) y Fuensanta Hernández (madre de Juan Pedro Parrilla Hernández) eran hermanos, no vaya a ser que el padre de Desirée y Juan Pedro Parrilla Hernández sean primos y no nos hayamos enterado. ¿Sería este siniestro personaje relacionado con el mundo de las sectas y profesor de Electrónica de Formación Profesional ese familiar de las niñas que estaba en tratamiento psiquiátrico y que tanto iba a ver al colegio a Desirée?

    Recordemos que Juan Pedro Parrilla Hernández y el judío, confidente del MOSSAD, Gabriel López de Rojas en los años 90 tenían excelentes relaciones basadas en sus “aficiones ocultistas”, relaciones que parece ser que se truncarían años después, tirándose los trastos a la cabeza.

    Y no olvidemos que también la figura de este extraño personaje aparece relacionado con Iluminado Saturnino Amador (¿El Nano?), tomador del seguro del Seat Ronda de Patraix, teniendo ambos la misma dirección en Molina de Segura.

  2. Pues si JPPH fuese familia lejana de una de las víctimas, cobraría sentido lo que dijo JIB que el problema era investigar a las familias y que no todos los familiares eran unos santos. JPPH de santo no tiene nada y sí mucho de diablo. Al frente de La Orden Perfectibilista y de la Escuela Illuminati Aristotélica y metido en AMORC. También se le ha relacionado con las sectas de Los Niños de Dios y Los Hermanos del Halo de Belcebú, ¡vaya pieza!

  3. SergioKa (26 de junio de 2013 18:06. Movido desde otro post)

    Ya que en otro post me permites amablemente una consulta de “recién llegado” al tema, ésta es: ¿alguien ha barajado algún lugar al que las tres chicas tuvieran intención de ir la noche de su desaparición, dado que no iban a ir a Coolor? Con lo acotado del tiempo del que disponían para volver sin alarmar a las respectivas familias, no podía ser un lugar lejano. Me refiero a si ha trascendido que alguien del entorno (sobre todo amigos/as, que suelen saber más que los mismos familiares) haya insinuado, o dejado caer alguna posibilidad, más o menos remota, al respecto.
    En el par de foros especializados a los que puedo acceder, noto que el caso sigue muy vigente, lo que me parece positivo.

  4. J.I. Blanco, en una de sus últimas apariciones, comenta que no iban a Coolor y que iban a otro sitio. Hay varias hipótesis (una fiesta, una reunión espiritista, etc.), pero sólo son hipótesis. Naturalmente, nunca sospecharon lo que iba a pasar una vez llegaran.

  5. Por eliminación, si queda claro que no iban a Coolor, es que iban a otro sitio, un sitio que quisieron ocultar a sus padres con la coartada de que iban a Coolor que fraguaron en el último momento con la llamada de Miriam.

  6. Sobre Juan Pedro Parrilla Hernández

    JUAN PEDRO PARRILLA HERNANDEZ, RUSO PAHER KAPLAN, VICENTE ALCOSERI, PROFESOR RAHMÁNICUS, AKBÁRICUS, DOGMÁTICUS y valla Vd., a saber cuantos seudónimos más, son todos el mismo personaje que, como ya dijimos anteriormente, desde hace años navega por la red haciendo de las suyas. Él escribe como un personaje y él se contesta a sí mismo haciéndose pasar por otro retroalimentando su patología. Ahora le descubrimos… ¿como musulmán? Nos preguntamos si continuará siendo Gran Maestre de alguna que otra orden satánica en la clandestinidad. En fin, es lo que tiene Internet que, verdad o mentira, todo cabe.

  7. Buenas noches, yo también creo que es importante que este caso siga vigente.
    En mi.opinión y después de leer los testimonios está claro que las niñas iban a Coolor, no a la fiesta del instituto, sino porque probablemente habían quedado allí con alguien para ir a otro sitio. Posiblemente eso no se podía saber, y por eso la amiga que no fue en un principio dijo que no iban a Coolor.
    Yo creo en una cita concertada previamente y el.punto de encuentro iba a ser Coolor

  8. Vamos a ver ;
    Quien cojones es el tal José Garcia y a cuento de que va diciendo solamente chorradas de mi padre, que si sectas satánicas o si está relacionado con este caso , haga usted el favor de dar información verídica y deje de inventar cuentos para llamar la atención

  9. Es un placer tenerle comentando por aquí. Yo creo que sería muy interesante que aclarara usted mismo cuáles son esos “cuentos”, aprovechando su presencia entre nosotros, y poder arrojar algo de luz a la persona real. Me alegra que se mantenga interesado por este horrendo crimen, tanto años después. Un saludo.

Los comentarios están cerrados.