Alcàsser. Esther Díez Martínez. (1/2)


Esther
era una niña de catorce años, amiga de las niñas, especialmente de Desirée. Nos dice que Miriam, Toñi y Desirée fueron a verla a su casa, aquella tarde del día 13 de noviembre, porque estaba enferma. Pero nos da hasta cinco respuestas distintas a la pregunta de cuándo salieron de su casa:
 
  • A las 20:20 en el sumario, el 20 de noviembre de 1992.
  • A las 20:15 en Diario 16, el mismo día 20 de noviembre de 1992.
  • A las 19:30 en “La Vanguardia”, el 29 de enero de 1993.
  • A las “ocho menos algo” en el capítulo “Ester” del libro “Sin piedad”, de Fernando Martínez Laínez, en 1993.
  • A las 20:00 en la vista oral (juicio), el 28 de mayo de 1997.

En Diario 16, Esther declara:Dijeron que iban a la fiesta pero que no iban a entrar; se iban a quedar en la puerta porque no llevaban dinero suficiente.

Entonces… ¿por qué declara en “La Vanguardia” que iban a ir las cuatro. Y que ella se libró porque estaba enferma y esole salvó la vida, según sus propias palabras. ¿Y qué hicieron con la entrada de Esther para ir a la discoteca? ¿Cuándo se puso enferma? ¿Llegaron a comprar las entradas o pensaban comprarlas a última hora? ¡Ah, no…, espera! Ni tenían las entradas, ni dinero para comprarlas.

Y… ¿por qué se dice en Diario 16 que las niñas fueron a buscar a Esther al ambulatorio sobre las seis de la tarde, para luego ir a casa de ella a jugar a las cartas y ver una película, si salieron de casa de Desirée a las siete de la tarde según nos cuenta Rosa Folch? “
… Era la Miriam, que venía a por ella para ir a los recreativos que hay aquí cerca, como hacían siempre…” (J. I. Blanco, ¿Qué pasó en Alcácer?, págs. 17 -en dónde nos dice la hora- y 18).
Pero hay más. Según nos cuenta Juan Ignacio Blanco al comienzo del capítulo “La Búsqueda” de su libro “¿Qué pasó en Alcácer?”, la madre de Esther (Rosalía Martínez) dice que las niñas estuvieron en su domicilio el viernes hasta las 17,50 horas. Esta sería la sexta respuesta distinta a la pregunta de cuándo salieron las niñas de casa de Esther.
Luego hay quien se extraña de que el testimonio de Esther genere dudas. Y dice que “perseguimos a Esther”, cuando es ella la que va cambiando los horarios (o se los hacen cambiar), hasta que, por fin, el de las ocho de la tarde en el juicio, es el ideal para que case con los horarios de Hervás y Cano Llacer. La hipótesis Coolor queda reforzada y todos tan contentos.
Porque Hervás dice que las recogió a las 20:15 en Alcásser y las llevó hasta la gasolinera “Mari” de Picassent, lo que evidentemente no podría haber hecho si hubieran salido de casa de Esther a las 20:20, como ella declaró en el sumario.
Y Cano Llacer dice que las vio a unos 15 metros de dicha gasolinera, a las 20:20. Y aplicamos el mismo razonamiento.
Pero saliendo a las 20:00 horas de casa de Esther, según su declaración en la vista oral, todo cuadra. ¡Qué bien! Hervás a las 20:15 y Cano Llacer a las 20:20. Y luego, hacia Coolor.
Para mí. Esther es una testigo más. No la conozco de nada, no tengo ninguna predisposición hacia ella, ni a favor, ni en contra. Pero su testimonio no cuadra. La hipótesis más generosa para con ella es creer que alguien la presionó o la intimidó para que cambiara su testimonio. Y ese testimonio es, sencillamente, el más importante de todos, porque fue la última persona que vio a las niñas. 1 Y no sólo no se persigue a Esther, sino que creo que se es excesivamente indulgente con ella. Esther era sólo una niña cuándo desaparecieron las niñas, es cierto. Pero ya era mayor de edad cuando declaró en el juicio.
¿Alguien comprobó si Esther tenía cita en el ambulatorio esa tarde? ¿Alguien comprobó desde dónde se había hecho la llamada en la que alguien, presuntamente Miriam, habló con Dª Matilde Iborra a las ocho de la tarde?

1 Sí, esto implica que no son fiables los testimonios de Hervás y su novia, Cano Llacer y María Dolores Badal.

 

Cenefa Separadora
Sumario 1/93
FOLIO 657
MANIFESTACIÓN DE ESTER DÍEZ MARTÍNEZ
En Picassent (Valencia), siendo las 20,30 horas del día 20 de Noviembre de 1.992, personada en estas dependencias de la Guardia Civil, dice ser como queda dicho, nacida en Zamora, el 01 de Febrero de 1.978, hija de Pascasio y Rosalía, domiciliada en Alcácer, calle (?)
 
PREGUNTADA para que diga si conoce a las tres chicas que faltan de su domicilio, dice si las conozco desde pequeñas.
 
PREGUNTADA para que diga, el último día que las vio, dice el viernes a las 20,15 horas, digo las 20,20 horas ya que miré la hora del vídeo.
 
PREGUNTADA para que diga donde las vio, dice en mi casa.
 
PREGUNTADA para que diga, si hablaron de algo, relacionado con marcharse de casa o de viajar, dice no.
 
PREGUNTADA para que diga a lo que fueron a su casa, dice si, fueron a verme ya que me encontraba enferma.
 
PREGUNTADA para que diga si recuerda el lugar donde se dirigían sus amigas, dice sí, me dijeron que se dirigían a la discoteca Coolor, ya que había una fiesta del Instituto de Picassent.
 
PREGUNTADA para que diga, si alguna de ellas estudia en dicho Instituto, dice no, si bien conocíamos a gente del mismo.
 
PREGUNTADA para que diga si tiene conocimiento de que alguna de ellas tuviese algún problema, no, no tenían problemas.
 
PREGUNTADA para que diga si acostumbraban a ir a la discoteca en autostop, dice si, cuando perdíamos el autobús nos íbamos a dedo.
 

PREGUNTADA para que diga si tiene algo más que manifestar, dice que lo dicho es verdad en lo que afirma y ratifica, firmando esta manifestación una vez leída por sí y encontrarla conforme en unión del Instructor en Picassent, siendo la hora, día, mes y año anteriormente consignados.

 

Cenefa Separadora

Vista del Sumario 1/93
12ª Sesión – Valencia, a 28 de mayo de 1997
ESTHER DÍAZ MARTÍNEZ
Juramentada y advertida legalmente declara:
 
AL MINISTERIO FISCAL
 
Que hice una declaración ante la guardia civil de Picassent. Que fui ahí voluntariamente. Que me avisaron que tenía que ir, no me acuerdo bien, supongo que alguien me lo diría. Que creo que si me llamo la guardia civil. Que a Miriam, Desirée y Toñi las conocía, era amiga de pequeña, de toda la vida. Que el 13 de Noviembre de 1992, teníamos que haber ido las 4 a una discoteca. Que fueron a mi casa antes de ir a la discoteca porque no me encontraba bien, estaba enferma. Que salieron de mi casa sobre las ocho.
Que me dijeron que lo más seguro es que iban a Coolor, no estaban muy convencidas porque ya era muy tarde, pero lo más seguro es que si. Que estuvieron conmigo alrededor de media hora. Que del ambulatorio a mi casa hay cinco minutos, más o menos. Que siempre íbamos a la discoteca Coolor. Que para ir de Alcácer, a Picassent, o a otras localidades próximas, alguna vez hicimos autostop. Que éramos amigas, unas más y otras menos. Éramos amigas todas. Que me consta que hicieron autostop para ir de un lado a otro.
 
AL LETRADO DE LA ACUSACIÓN PARTICULAR
 
Que en Coolor se hacían fiestas de institutos. Que estas fiestas solían ser de 6 a 10 más o menos. Que a las 6 abrían la discoteca, pero a esa hora no había casi nadie, a las 6 o así empezaban. Que he ido a una de ellas. Que normalmente nos íbamos antes del final. Que en ese tipo de fiestas empieza a no haber nadie, a las 9.45, a las 10, ya todo el mundo se va a casa. Que estas chicas tenían horario para llegar a casa. Que unas mas horario que otra, Desi siempre se iba a las diez como yo, como muy tarde. Que a las diez tenía que estar en casa, tampoco exacto, a veces llegas más tarde, mas pronto. Que cuando teníamos que estar en casa, salíamos a las 9.45, sí el autobús salía a las 9.30, a las 9.30 h. Que los viernes que había fiesta, la discoteca Coolor creo que no ponía autobuses.
 
Que no conocíamos ni a Anglés ni a Ricart. Que cuando hacíamos autostop, algún coche si hemos dicho de no subir. Normalmente subíamos si conocíamos a la gente o con familias mayores, si veíamos un matrimonio. Alguna vez nos han parado tres chicos y me he acordado de casos de no haber subido. Que creo que nunca hemos subido a un coche que no conociéramos. Que cuando estuvieron en mi casa fue normal, ni comentaron ningún problema ni nada. Estaban normal.
 
AL LETRADO DE LA ACUSACIÓN POPULAR 1
 
Exhibición de la pieza de exhibición 126 y 322. Exhibición de la pieza 126.
Que no me acuerdo si he visto ese pendiente de aro. Que en alguna de las tres niñas no me acuerdo si lo he visto. Que conocía más a Desi y a Miriam porque habían venido conmigo desde los cinco años, Toñi tenía un año más. Que con la que mas solía ir era con Desi, porque Miriam no salía tanto, bueno porque no.
 
Exhibición de la pieza 322
Que no me acuerdo si alguna de ellas llevaba esa cadena y esa cruz. Que creo que Desirée no llevaba eso. Creo que Desirée llevaba plata. Llevaba cadenitas. No me acuerdo bien.
 
AL LETRADO DE LA DEFENSA
 
Que supongo que antes si que recordaba, y rectificaría porque mi madre había mirado la hora seguro y lo sabía seguro, por eso se rectificó de 8.15 a 8.20 h. Que supongo que si en su momento dije que solo hacíamos dedo cuando perdíamos…. es porque entonces lo recordaría mejor. Que a lo mejor alguna vez no perdíamos el autobús y si hicimos dedo, que por lo general íbamos con personas conocidas. Que los viernes eran fiestas de instituto y solo había gente del instituto, no es lo mismo que un sábado. Nos daba igual quedarnos o no en el pueblo. Esa era una razón por la que no estaban seguras de ir a la discoteca.


Cenefa Separadora

¿Qué pasó en Alcácer?
Juan Ignacio Blanco Durán
Primera edición. Mayo de 1988. Página 36.
ISBN: 84-923822-0-1
… Esa misma tarde, “a las 17,40 horas, se dialoga con la madre de Ester Díez Martínez, madre de una amiga de Desirée y Miriam, la cual comunica que estuvieron en su domicilio el viernes hasta las 17,50 horas, que pensaban quedarse a jugar a las cartas pero que decidieron marcharse, quedándose su hija por encontrarse enferma”.
La madre de Ester aportaba un nuevo interrogante a la investigación, la hora en la que Miriam, Toñi y Desirée salieron de su casa. Según ella fue a las seis menos diez. Según su hija a las ocho y veinte. Dos horas y media de diferencia entre la declaración de madre e hija es demasiado tiempo. Sin embargo, e inexplicablemente, la Guardia Civil nunca se molestó en comprobar cuál de las dos estaba equivocada en un dato tan importante…

28 comentarios en “Alcàsser. Esther Díez Martínez. (1/2)

  1. ¿Y el padre de Esther, el tal Pascasio, qué se sabe de él?

    Los amigos de mis amigos son mis amigos. Las amigas de mi hija son mis amigas.

  2. En Diario 16, miércoles 18 de noviembre de 1992: “Estuvimos jugando a las cartas, viendo la tele y sobre las siete y media se fueron a la fiesta”. J. Casal de Diario 16 también sabe varios días antes que “un compañero del instituto que circulaba por la carretera en un ciclomotor declaró haberlas visto un cuarto de hora después en una gasolinera”.

    Incluso el lunes 16 de noviembre de 1992 leemos en El País que “Ni siquiera iban a entrar, porque no llevaban dinero suficiente. Sólo querían ver el ambiente”, sin embargo Cano y Esther no declaran hasta las las 19:02 y las 20:30 horas del día 20 de noviembre.

    O hablaron con la prensa varios días antes que con la guardia civil o las “autoridades” nos birlaron del sumario los atestados más cercanos a la desaparición.

  3. Vamos a ser consecuentes, Ester ha venido faltando gravemente a la verdad desde aquel viernes 13 de noviembre de 1992, no tiene disculpa posible, lo siento.

    Ella es el personaje clave de ese día y contribuye decisivamente a enmarañar la historia fortaleciendo el mito de Coolor.

    Es imposible que madre e hija discrepen en la hora de salida de las niñas de su casa en dos horas y media, digamos que las dos fueron cambiando de versión con posterioridad. Sus padres tienen que ser tan responsables como ella en todo este montaje, tuvieron que ser conscientes e incluso cómplices de esta situación.

  4. La llave de todo el caso la tiene Esther y su entorno.Eso es lo que yo creo

  5. Falta la versión “poco después de las cinco de la tarde” que aparece en la página 25 dentro del capítulo LA BUSQUEDA del libro de Fernando Martínez Láinez “Sin Piedad”.

  6. Gracias por el apunte. Pero tienes que tener en cuenta que estamos considerando las versiones sobre la hora de salida de casa de Esther, no la de entrada. Y, además, esta versión sobre la hora de entrada no la da Esther, sino que la cita Guillermo Barea, el periodista ficticio del libro de Martínez Laínez, basándose en el dossier de Cáceres, otro periodista ficticio. La cita completa es:
    »Por si fuera poco, una amiga íntima de las tres niñas, Ester Díaz, había estado con ellas hasta un poco antes de que salieran de Alcásser en dirección a la discoteca. Ester tuvo que quedarse en su casa, en cama, porque estaba resfriada; y sus amigas pasaron a visitarla poco después de las cinco de la tarde del fatídico viernes. Dijo: “Es totalmente imposible que se hayan fugado de casa porque hubiera contado conmigo o, por lo menos, me hubiera avisado.”

  7. La respuesta que da Ester durante el juicio a una pregunta del abogado de la defensa -para explicar el porqué rectificó de inmediato en cinco minutos la hora de salida de su casa de Miriam,Toñi y Desirée- me parece muy reveladora: “porque mi madre había mirado la hora seguro y lo sabía seguro, por eso se rectificó de 8.15 a 8.20”.

    Demuestra varias cosas:

    1- Quien dijo mirar la hora del reloj de ese vídeo no fue Ester sino su madre, con lo que tendríamos que las dos versiones horarias más distantes entre sí -17:50 y 20:20, nada menos que dos horas y media de diferencia- fueron dadas por la misma persona, Rosalía Martínez, madre de Ester Díez Matínez.

    2- Se demuestra que la madre de Ester estaba presente -como era preceptivo siendo su hija menor de edad- durante la declaración de Ester en el cuartel de Picassent la tarde del 20 de noviembre de 1992. Su madre es realmente quien hace rectificar en ese momento a Ester de 8:15 a 8:20 P.M. ¿Por qué se oculta que estaba presente con su hija? Con otros testigos, sin ir más lejos con Francisco Antonio Soria Chaveli, sí que se detalló en el escrito que fue acompañado en todo momento -mientras declaraba formalmente ante la Guardia Civil del cuartel Picassent- por su padre José Soria Romaguera.

    ¿Por qué se borra a la madre de Ester del caso? No hay constancia que testificara en el cuartel de Picassent en noviembre de1992 y tampoco se la llamó a declarar durante el juicio de 1997, aún siendo testigo directo y además la autora de las dos versiones horarias más contradictorias de todas las ofrecidas sobre la hora de salida de Miriam, Toñi y Desirée de esa casa.

    Ante un silencio tan atronador es normal e inevitable que broten las sospechas. ¿Tiene algo que ver Rosalía Martinez con la desaparición de las tres niñas de Alcácer? Porque si realmente no tuviese nada que ver con este hecho han conseguido que parezca todo lo contrario.

  8. Nozick, una pregunta sobre la supuesta declaración de la madre de Esther (Rosalía) en la que afirma que las niñas salieron de su casa a las 17.50. ¿Existe documento oficial al respecto en el Sumario? Yo no lo he encontrado. De donde sale esta afirmación que recoge JIB en su libro ¿Qué paso en Alcasser? Gracias Nozick,

  9. Perdón, no había visto el mensaje. La versión del sumario que circula en internet no recoge esa supuesta declaración de la madre de Esther. Que yo sepa, sólo figura en el libro de Blanco. Sin embargo, la redacción del texto sugiere una declaración ante la G.C. que, por lo que sea, no se incorporó al sumario o no figura en la versión del sumario que circula en la red. Trabajamos con las fuentes disponibles pero, desgraciadamente, no podemos asegurar que todas se encuentren libres de errores. Gracias a ti, por la pregunta.

  10. me gustaria que JIB dedicara un programa ha hablar de esther y todo su entorno

  11. Podría ser hasta monográfico, diría yo. Sospecho que si JIB contase la verdad (recordemos que confesó que la desaparición es el único episodio enteramente resuelto) se revelaría la misteriosa tarde del 13/11/1992 en Alcásser, dando respuesta por fin a la pregunta con la que tituló su libro.

  12. Si tuvieseis vergüenza, os diría “No se os caerá la cara de vergüenza por hablar tanto y tan mal de Esther” Pero como al parecer no tenéis, pues eso, prefiero no deciros nada. Solo que bah, que no os digo nada, ¿De qué me iba a servir deciros no?

  13. No solo falta el testimonio de la madre de Esther. Faltan muchos testimonios. Yo era compañera de clase de una de ellas y recuerdo que vinieron policias de Madrid vestidos de calle y nos llamaban de una en una y nos interrogaban en horas de clase. Tambien llamaban a chicos. Y todo esto no ha salido en ningun sitio ni esta en el sumario.

    Por cierto, no seais tan crueles con Esther. Era una niña más, igual que yo. ¿Que coño creéis que tuvo que ver? No desvarieis tanto, por favor.

    Un beso Esther, y no hagas caso de lo que dice gente que no tiene mucho que hacer.

  14. Pues claro que puedes decir lo que quieras. Pero, en lugar de utilizar argumentos emocionales, estaría bien que rebatieras el contenido del post o los comentarios que se aportan después. Aquí se puede hablar de lo que se quiera, mientras se haga con educación. Si nos aclaras los cambios en los testimonios de Ester y la actitud de su madre, Rosalía, ten por seguro que lo haremos constar. Y, además, me darás una alegría. Lo que más quisiera es que los testimonios de los testigos cuadraran perfectamente y no hubiera ninguna polémica al respecto.

  15. Quizas eso de que fueran policías vestidos de paisanos a hacer entrevistas a los niños también sea un tema de debate que hay que tener en cuenta. Quien sabe si esos policías también entrevistaron a los vecinos de Alcasser

  16. No puedo estar más de acuerdo con Nozick, no somos pocos los que seguimos deseosos que alguien empiece a responder de una vez y con sinceridad algunas preguntas que alejen definitivamente las dudas sobre esta testigo. Aquí no se rompen lanzas por nadie si no se fundamenta y se justifica, eso ya lo hace gratuitamente algún otro por ahí.

  17. Entonces ayúdanos a resolver las dudas, colabora desde el anonimato y dinos qué pudo pasar realmente aquella tarde. ¿A qué se debieron los contínuos cambios de versión de esta chica que terminaron complicando algo tan simple de explicar?

    Y ya que estamos, ¿Qué tipo de familia vivía en el matadero municipal y a qué se dedicaba esa instalación cuando desaparecieron en noviembre de 1992?, ¿es cierto que se hacían rituales en su interior?, ¿para qué se ha estado utilizando el edificio de la calle San Martín 8?, ¿Ese edificio tiene alguna relación con el propietario del inmueble sito en el número 17 de la misma calle? Nadie del pueblo sabe nada, sé que se ha intentado obtener alguna respuesta pero no ha habido de momento colaboración sincera por parte de nadie en el pueblo.

    Gracias

  18. A mí lo que realmente me daría vergüenza es defender sin argumentos a alguien que ha dado diferentes versiones sobre un mismo suceso y llamar sinvergüenzas a quiénes pidieran una explicación.

  19. Ya que esos testimonios no aparecen en ninguna parte, habéis tenido años para transmitirlos aunque fuera de manera anónima, sin embargo hasta ahora ninguno lo ha hecho, nunca es tarde.

    Decir que el testimonio de Ester no cuadra es reconocer que no está suficientemente aclarado. Con el resto de testigos pasa exactamente lo mismo y sería injusto hacer distinciones entre ellos que no estuviesen basadas en algo distinto a “era una chica más del pueblo”.

    El que estés aquí rompiendo una lanza a su favor sin rebatir absolutamente nada de lo dicho en los comentarios y en el propio post no es el mejor camino para defender a esta testigo.

  20. En qué quedamos? estaba resfriada o tenía migrañas? que inyección se puso?
    Nem.

  21. Es que alucino con los comentarios…aquí nadie habla mal de Esther. Se habla mal del hecho de que no cuadren las declaraciones, que fuese quien fuese se plantearía igualmente estos comentarios. Que no se trata de que sea una “niña más”, que no lo niego, se trata de ser la “niña más” que las vió por última vez y que iba a ir con ellas, se trata de una testigo crucial cuyas declaraciones no cuadran y dan lugar a controversias.

  22. Vale, entonces vamos a ver que es lo que hay. Se supone que la niña estaba enferma (o se encontraba ese dia enferma, que no es lo mismo) y va al ambulatorio esa tarde a ponerse una inyección. Si es una gripe caben dos opciones: que sea una inyección de antibiótico u otro tipo de fármaco de la familia de los corticoides por si estaba tan mal que estaban los bronquios cerrados por la gripe. Pero si realmente fue así, seguramente hubiese ido el mismo médico a su casa o los padres la hubiesen llevado. Pero creo que dice que va ella, lo que me sorprende, a no ser que fuese algo leve o rutinario. Si el tema son migrañas, quizás una inyección de metamizol para calmar la inflamación y el dolor y reposar en casa, pero las amigas no hubiesen ido.

    No entiendo como no se comprueba el tema del ambulatorio.

  23. A mi me parece relevante también esto que dices; incluso el testimonio de ese chico que aconseja una vidente llamada Susana porque su padre y él son aficionados a esas prácticas y que ESA MISMA NOCHE dice enterarse POR UNA AMIGA de la desaparición de las niñas. Esa misteriosa amiga se preocupa tanto esa misma noche cuando aún no se sabía que podía haber pasado, como para decírselo esa misma noche (insisto, esa misma noche) a un chico conocido que saben que es aficionado el y su padre a la videncia? hombre, esto es como poco raro. Porque no declaró ese chico diciendo quien le había avisado. Mi teoría es que la amiga que le avisó sabía donde podían haber ido o por lo menos tenía idea, sino no se hubiese preocupado tanto.
    Ném.

  24. Lo de la enfermedad no cuadra. Una gripe no se cura con antibióticos, y nunca se ha aclarado qué se le administró en el ambulatorio. Si estaba tan mal como para no salir, no se entiende que fuera a buscar a sus amigas a los recreativos Zass y luego al ambulatorio.
    No se comprobó lo del ambulatorio, como no se comprobó el examen de graduado escolar de Soria Chaveli, ni la avería del coche de Hervás, ni el viaje a Silla de Cano Llacer, ni la llamada de Miriam, ni se reconstruyó la subida a La Romana en un Opel Corsa, ni nada de nada en este caso. Y tanta omisión no fue por casualidad, por supuesto.

  25. Interesante eso que he leído del matadero. Sería también muy interesante ver qué tipos de yerras de marcar ganado tenían. Por curiosidad, vamos.
    Nèm

  26. Es verdad, disculpas porque me he expresado mal. Efectivamente una gripe como tal es vírica y sólo cabe la remisión espontánea. Lo único que me cuadraba era que fuese mal llamado “gripe” es decir una amigdalitis o similar con placas donde era muy común la inyección de penicilina. Es que es lo único que puede cuadrarme. O no hubo ambulatorio. O fue al ambulatorio por otra causa, que también puede ser.
    Ném.

  27. Falta el testimonio de Rosalía, una ausencia estruendosa en este caso.

  28. Aconsejaría que no se mentase la casa número 8 de la calle de San Martín de Alcácer, a nadie de esa localidad que participa en estos comentarios, porque el efecto siempre es el mismo… no vuelven a intervenir

  29. Para los que aún no sabemos demasiado del tema, ¿qué es lo que hay en los domicilios cuya dirección se ha citado?

  30. No tenéis sentimientos, no os hacéis cargo del dolor que supone una pérdida así. Por favor parar de decir semejantes barbaridades de Esther, que va a tener que ver, por favor! Os aseguro que no lo merece. No quiere hablar más por el desgaste y cansancio debido al acoso mediático que sufrió y porque tiene una familia que no lo merece. No pagueis con ella las posibles deficiencias que tuvo la investigación, no la podéis responsabilizarla del mal trabajo de los demás. Hubo miles de entrevistas y personas escribiendo datos y apuntes a la vez, porqué sólo se le culpa a ella por el hecho de que haya reflejadas diferentes horas de salida de su casa, y en el supuesto de que ella se equivacara al decir diferentes horas, pensáis que una persona en tal estado de shock y poca lucidez es capaz de recordar todo al milimetro, podeis tener por un minuto la capacidaz de empatizar con las personas afectadas en estos casos?. En serio, pienso que os estáis pasando mucho.

Los comentarios están cerrados.