Alcàsser. Las monedas de las niñas.

 


El saber cuánto dinero llevaban las niñas es importante, porque nos permite confirmar si tenían o no suficiente para comprar las entradas de la discoteca Coolor. Ahora bien, los culpables oficiales, Anglés y Ricart -que eran dos camellos y ladrones del tres al cuarto- no les robaron las monedas. Tenemos que tener en cuenta que las niñas llevaban, entre todas y cuando aparecieron, 2.695 pesetas. Son 16 euros actuales, pero estamos hablando de hace veinte años. Anglés y Ricart se habrían quedado el dinero, seguro. Así que esto nos indica dos cosas, que no fueron Anglés y Ricart y que debemos preguntarnos si las monedas no son una pista falsa. Toda vez que circula una teoría según la cual el óxido que presentan las monedas demostraría que habían sido sumergidas en un medio líquido salino. La Albufera de Valencia, por ejemplo. Y eso reforzaría otra teoría absurda, que ya se ha tratado en este blog, por la cual la ausencia de livideces cadavéricas se explicaría porque los cuerpos habrían estado sumergidos en un medio acuático. Pero Esther, en el capítulo que lleva su nombre del libro de Fernando Martínez Laínez, nos dice: “No llevaban dinero para entrar en la disco, que cuesta cuatrocientas pesetas la entrada. Entre las tres no juntaban las mil doscientas. Desi llevaba sólo tres o cuatro duros, no más, porque se lo había gastado

En lugar de exculpar a los culpables oficiales y evidenciar una pista falsa, con la presencia de las monedas se nos quiere indicar dos cosas: que las niñas tenían dinero para ir a Coolor y, posiblemente, que se las abandonó en un medio acuático. No necesariamente salino, aunque el agua salada acelera la oxidación ¿Nos lo creemos o no? ¿Dice Esther, en lo referente a las monedas, la verdad? Porque si la dice, alguien les dio dinero a las niñas después de salir de casa de Esther, o lo metió en sus bolsillos post mortem. Y Esther, que es la testigo que nos cuenta que las niñas cambian de opinión en el último momento y deciden ir a Coolor, se contradice al decir que no tenían dinero para comprar las entradas, pero que fueron a la discoteca. En cambio, si lo que dice no es verdad, entonces es indiferente cuánto dinero llevaran las niñas. No iban a Coolor, así que no necesitaban el dinero. Y el dinero que se le encontró a Toñi cuadra con el que tenía al salir de su casa. No sabemos cuánto llevaban las otras niñas.
Lo más curioso es que es Miriam la que lleva dinero de sobra. Tanto si les dieron el dinero en Alcásser como si es una pista falsa plantada post mortem, ¿por qué tiene Miriam el dinero y no les dieron -o plantaron- digamos 500 pesetas a cada una? Porque, como veremos, en el sumario se dice que Miriam llevaba “varias monedas”. No se dice cuántas monedas ni el importe. Pero sí se dice que Toñi llevaba ocho monedas y Desirée tres. En cambio, en los rollos de sala –cuatro años después– ya se detalla el importe que Miriam llevaba, 2.175 pesetas, aunque se sigue hablando de “varias monedas”. Curioso. ¿Cuándo se contaron las monedas y por qué? En cualquier caso, la única que no tenía dinero para ir a la discoteca -en el supuesto de que quisieran ir- era Desirée.
Veamos lo que dicen los documentos oficiales al respecto:
Rollos de Sala. Folios 1134-1136. 9 de Marzo de 1997.
Toñi (1) llevaba los siguientes objetos:
Un anillo de oro con una piedra azul turquesa engarzada. Un reloj marca Capricho, plateado, de esfera blanca y gran tamaño con su correspondiente pulsera metálica elástica. Barra de labios de color rosa marca Gobi. Un aro de oro tipo cadena. Ocho monedas con un valor total de 485 pesetas.
Los padres de las niñas declararon que iban sin dinero. Nos imaginamos que se referían a que no llevaban dinero para una fuga. Sólo Dª Luisa, la madre de Toñi, precisa que su hija llevaba 500 pesetas (Sumario, Folio 608, 14 de noviembre de 1992). La pobrecita sólo se había gastado 15 pesetas en los recreativos.


“El mismo reloj”, en la escena del levantamiento.



En cuanto al reloj, cabe comentar que en la primera foto marca las siete menos veinte y tiene aguja de segundero. La pulsera parece estar rota. En la foto del levantamiento, el reloj marca las dos y veinte y no se ve que tenga aguja de segundero. La pulsera parece intacta. 1 ¿Había cuatro relojes en la fosa de La Romana? Porque otro factor en favor de esta hipótesis es que si la hora original que marcaba el reloj era las dos y veinte, la imagen espejo de esta hora es las diez menos veinte, y la imagen invertida es las nueve menos diez pero, en ningún caso, las siete menos veinte. De modo que desde la fosa hasta el momento en que se hace inventario, al reloj le aparece una aguja de segundero que antes no tenía, se modifica la hora que marcaba y se rompe la pulsera metálica.


1 La foto ha sido recortada para no mostrar más que el reloj. Obsérvese que no hay aguja de segundero, ni corona para dar cuerda al reloj, que debería estar en su parte izquierda para coincidir con la otra foto. Y la pulsera metálica no está rota.

  
Desirée (2) llevaba los siguientes objetos:
Un reloj marca Adec de cuarzo, de color negro, con esfera blanca. Una barra pintalabios de color rosa, marca Margaret Astor. Tres monedas, con un valor de 35 pesetas.
Aquí vemos al menos una moneda con la famosa “marca de óxido por inmersión”, pero que no está totalmente oxidada. Sin embargo, para que esa marca se produjera, la moneda tendría que estar situada de canto, en un lateral de un bolsillo, y con una cantidad de agua mínima para no oxidar toda la moneda. Si la moneda estuviera en posición horizontal jamás podría haberse oxidado de esa forma. Se habría oxidado en su totalidad. Como las demás.
  
Miriam (3) llevaba los siguientes objetos:
Un reloj negro marca Casio-Athena, con esfera dorada, con su correspondiente pulsera metálica elástica. Un llavero con tres llaves y una moneda perforada. Una cadena fina de oro. Una pulsera con el nombre de Miriam. Pulsera con nueve piedras cilíndricas de colores. Una medalla. Un colgante con forma de corazón. Un anillo incrustado con el nombre de Miriam. Un anillo de metal con flores. Varias monedas por un valor de 2.175 pesetas. Un pendiente de aro de color blanco. Cadena con colgante.
Sin embargo, como comentábamos antes, en el caso de Miriam hay ciertas discrepancias con lo que consta en el sumario:
Sumario. Folios 1249-1267. 2 de febrero de 1993.
Reloj negro marca Casio Athenea, con esfera dorada, con su correspondiente pulsera metálica elástica. Cadenita de oro colgada al cuello, en la que hay engarzados un anillo, una medalla y un colgante en forma de corazón. Llavero con varias llaves que tiene publicidad del Seat Ibiza. Varias monedas. Anillo dorado con inscripción que reza “Miriam”.

3 comentarios en “Alcàsser. Las monedas de las niñas.

  1. Muy buen post, me ha sorprendido gratamente la seriedad con la que narras los hechos. Tratas temas muy cercanos a mi profesión y sobre todo, en el caso de las nenas, por edad. Me surge una duda, ¿Las fotografias son las originales del sumario? El orden de colocación de los objetos no es el ideal, los marcadores milimétricos no están bien colocados ni visibles, el ángulo de toma es pésimo y en la ultima fotografía no coinciden los objetos con los indicados… Yo veo un reloj con pulsera de cuero o similar.
    “Blanca”

  2. Efectivamente, las fotografías son las originales. Llevan el sello de la Guardia Civil en el lateral izquierdo.
    Uno se pregunta cuántos errores no comprobables contiene el sumario, después de que se ponga por escrito que el tercer reloj va con su “correspondiente pulsera metálica elástica” y de que desaparezca de repente la pulsera con nueve piedras cilíndricas de colores…

  3. Es increíble y tan triste que ocurran estas cosas. Todavía no salgo de mi asombro de la chapuza de las autopsias, y he visto de todo en las salas. Y ese reloj es de lo mas curioso, he visto la correa entera y rota de dos formas distintas. No recuerdo si es en el momento del levantamiento o en la sala de autopsias, pero el reloj tiene la correa rota en el centro, quedando las dos mitades enganchadas a cada uno de los dos extremos de la esfera. Qué buenos relojeros y qué malos profesionales en lo suyo.
    “Blanca”

  4. Yo me decanto más porque las monedas fueran mensajes para los asesinos colocadas a posteriori. Que sean de 500 pesetas me parece un claro mensaje si sustituimos pesetas por años. Algo más debía de conmemorarse en 1992 a parte del descubrimiento de América..

  5. Hasta donde he leído, no se tomaron fotor del levantamiento de los cadáveres, sólo de los objetos encontados alrededor de la fosa todos juntos, sólo de la mano que estaba en la superficie. La primera niña en desenterarse tenía las manos atadas a la espalda y pegadas al cuerpo entiendo que boca abajo. No sé cómo pudieron quedar la mano y el reloj en esa posición sin que se viera también el codo o el antebrazo…

Los comentarios están cerrados.