Alcàsser. De estafa, nada.





El Sistema le tenía muchas ganas a D. Fernando García… y a D. Juan Ignacio Blanco. Se cargaron su iniciativa para crear una fundación que se habría encargado de ayudar a todas las familias en situación parecida. Y no contentos con ello, intentaron acusarle de estafa y apropiación indebida de los fondos recaudados. Pero la demanda fue sobreseída el 6 de abril de 2006.


Juan Ignacio explicó cómo se había gestado esta demanda en su entrevista radiofónica en “Dimensión Límite”, el 16 de marzo de 2013:

JIB: … Como era Fernando García, seguimos apareciendo en el Mississippi, y un día, sin avisar ni encomendarse ni a Dios ni al diablo, ni a… y sin haberme comentado nada a mí ni a Pepe Navarro pues… sale diciendo que ha tenido muchos gastos, que tiene no sé qué y que a ver si le pueden ayudar y que ya se ha abierto una cuenta en un Banco de Valencia, en el Banesto, con el número 100, 1 para que sea muy facilito y el que quiera, pues que le envíe dinero.

1 Era la cuenta 22 del Banesto de Alcácer. Y había que mandar el resguardo del ingreso al apartado 100 de Alcácer.

El bochinche que tuvimos fue cojonudo pero, bueno, las cosas estaban hechas, ya se había organizado la historia y bueno, pues en un plazo de quince, veinte días, pues había cerca de noventa millones de pesetas ingresadas en la cuenta corriente.

DC: ¿En cuántos días noventa millones de pesetas?

JIB: Sí, en un… pues en unos quince días o… aproximadamente. Yo, y esto sí fue idea mía, muy sencillo, dije, aquí hay que ponerse a pensar para ver de qué forma hacemos que… que con este dinero esté de la forma más transparente posible y esté mejor y más claro porque nos van a crucificar. Y entonces, después de consultar con abogados y hablar con gente, me dijeron, joder, crear una fundación que, como están controladas por… por el Estado, no tienen ánimo de lucro y… y son de una transparencia… Pues eso es lo que hicimos. Preparamos la documentación con un abogado y creamos pues una fundación, denominada “Niñas de Alcácer”, en el que Fernando era el… el presidente, el vicepresidente era uno de sus hijos, vocales estaba uno de sus hermanos, los padres de Toñi y yo como secretario de… de la fundación. E iniciamos los trámites para poder legalizar la fundación. Cuando se están realizando estos trámites, la madre de Desirée se persona en el procedimiento administrativo que hay abierto, y como parte perjudicada se opone a la creación de… de una fundación con el nombre “Niñas de Alcácer”, porque va incluida su hija y ella no quiere estar ahí. Ese procedimiento administrativo de “manda papeles y nos manda papeles”, pues dura aproximadamente pues como nueve o diez meses y, la Dirección General de Fundaciones nos deniega la inscripción en el registro con el nombre “Niñas de Alcácer” porque le da la razón a… a la madre de Desirée. A partir de ese momento, yo no estoy en… en Valencia ni con Fernando, porque estamos hablando de un año y pico después de… de haber terminado todo eso y, lógicamente, el problema era un dinero de Fernando, era su historia, y yo sigo sin saber nada más de lo… del dinero de la fundación. Eso es lo que hay. Se abre un procedimiento judicial, a raíz de un programa de cámara oculta que nos grabaron tanto a Fernando y a mí en Canal 9, en una sinvergonzada de esas que algunas veces hacen los periodistas manipulándolo todo y en cual parecía que yo acusaba a Fernando García de… de haberse quedado con todo el dinero y de situaciones de estas. La fiscalía de Valencia abre un procedimiento contra Fernando García, por apropiación indebida primero y luego por estafa y duró dos años el procedimiento y se sobreseyó por no existencia de delito y se acabó.

… En la tercera de esas reuniones que tengo con estos personas de Canal 9, me graban con cámara oculta, en el hall de… de un hotel, esas personas con las que yo estoy negociando participar en el programa y con esas grabaciones, a base de corto aquí, corto aquí y junto aquí, salen frases que yo jamás he llegado ni a pronunciar. Entonces, esos señores, basados simplemente en los datos que yo les he dicho, que son los mismos que a ti, no es Fernando, es decir, lo que ha pasado es lo de la fundación hasta aquí. Luego ¿qué ha pasado con el dinero? No lo sé, pregúntaselo a Fernando García. Es así de fácil. Hasta aquí es lo que yo te he contado qué hemos hecho nosotros. Ahora, ¿qué es lo que ocurre o deja de ocurrir después? Entonces, a raíz de ahí, es de donde ellos intentan montar un… un espectáculo de una historia que es muy sencilla. Punto número uno. Fernando García pide dinero por televisión a los españoles para él y porque le apetece y la gente se lo manda. Y Fernando García tiene, como luego han demostrado los juzgados, todo el derecho del mundo a hacer lo que le dé la gana.

DC: Pero…

JIB: No hay una sola persona, ni una sola persona, que le haya reclamado, ni personal, ni judicialmente, una peseta a Fernando.

DC: Pero…

JIB: Si todo hubiera sido como dicen y yo le hubiera mandado donativos y había donativos importantes muchos ¿sabes?, yo le hubiera pedido explicaciones. Nadie ha pedido nunca explicaciones.


—OOO—


Como veremos de la lectura de la sentencia, Fernando García tenía razón: los ciudadanos confiaron en él y le mandaron dinero para que lo utilizara para lo que creyera conveniente, que fue lo que hizo. Tuvo que hacer frente a un gran número de gastos (publicidad -lo que incluye cartelería y la impresión del libro de Juan Ignacio Blanco-, viajes, estancias en hoteles, contratación de colaboradores en las investigaciones, asistencia legal, recursos judiciales, etc.) para lo que utilizó los fondos obtenidos.

Lo que el Sistema querría haber sabido es el destino de los fondos que Fernando, evidentemente, utilizó para pagar a confidentes que sin duda le proporcionaron información tanto verbal como documental. Querrían haber sabido tanto los nombres de los informadores como el contenido de las informaciones.

También tenían terror a que, con los fondos sobrantes y nuevas recaudaciones, Fernando consiguiera constituir la Fundación Niñas de Alcàsser, cuyo objetivo era personarse en todas las causas posibles similares a las que él había vivido.

¿Alguna asociación similar, pero subvencionada por el Estado, se sintió atacada? ¿Pensó que podía verse desplazada en las preferencias de los ciudadanos españoles por la Fundación Niñas de Alcàsser?

No pudo ser. Alguien intrigó. Alguien hizo todo lo posible para distanciar a las familias. Dª Rosa Folch prohibió a D. Fernando la utilización del nombre y la imagen de su hija Desirée. Como consecuencia, la fundación jamás llegó a crearse y el libro de Juan Ignacio “¿Qué pasó en Alcácer?” fue secuestrado por orden judicial.

Se había conseguido desunir a las tres familias afectadas por el crimen.

El Sistema había ganado el primer asalto.

Pero pronto vendrían nuevos combates.


JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA E INSTRUCCION Nº 1 DE PICASSENT (VALENCIA)

Procedimiento : Diligencias Previas 240/2003
Juez : D. Eugenio Alarcón Caballero

AUTO
SOBRESEIMIENTO PROVISIONAL


En Picassent, a 6 de abril de 2006

ANTECEDENTES DE HECHO

ÚNICO.- Por turno de reparto recayó en este Juzgado, las Diligencias de Investigación Penal nº 139/02, incoadas de oficio por la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, incoándose la presente causa contra los imputados Fernando García Mediano y Juan Ignacio Blanco Durán, como posibles responsables de un delito de estafa y de apropiación indebida.

Practicadas las diligencias de instrucción consideradas necesarias, y recabado informe del Ministerio Fiscal, en fecha 29.03.06 interesó el sobreseimiento provisional de las actuaciones en virtud de lo dispuesto en el art. 641.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

ÚNICO.- Si bien los hechos investigados pudieran ser constitutivos de delitos de estafa y apropiación indebida, al atribuirse a los imputados haberse quedado con el dinero de la “Fundación Niñas de Alcácer”, de la que serían cofundadores y representantes, según sus propias manifestaciones en diversos programas de televisión; de las diligencias practicadas (declaraciones de los imputados, y la documental referente a dicha fundación, cuentas bancarias, así como de los programas de televisión) no resulta corroborado ninguna de dichas manifestaciones, ni los indicios de criminalidad iniciales: ni haber hecho uso de un engaño bastante para producir error en las personas que condujese a éstas a realizar disposiciones patrimoniales, ni haberse quedado con cantidades de dinero que se les facilitaran a título que conllevase la obligación de devolverla o entregarla a quien facilitó dichas cantidades (elementos típicos del delito de estafa, art. 248 del Código Panel; y del delito de apropiación indebida, art. 252 del Código Penal), como tampoco ha resultado determinada la cantidad de dinero que adquierieron.

El art. 641.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal establece que; “Procederá el sobreseimiento provisional: 1º Cuando no resulte debidamente justificada la perpetración del delito que haya dado motivo a la formación de la causa”. En atención a dicho precepto, procede acordar el sobreseimiento provisional de esta causa, y su archivo provisional, una (vez) firme la presente resolución.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación

PARTE DISPOSITIVA

ACORDAR EL SOBRESEIMIENTO PROVISIONAL de la presente causa, por no resultar debidamente justificada la perpetración de los delitos que dieron motivo a su formación, y su archivo provisional una vez que sea firme la presente resolución.

Notifíquese esta resolución al Ministerio Fiscal y demás partes personadas, haciéndoles saber que no es firme y que contra ella pueden interponer recurso de reforma, ante este Juzgado, en el plazo de los tres días siguientes al de su notificación.

Así lo acuerdo, mando y firmo.

DILIGENCIA.- Seguidamente se cumple lo acordado. Doy fe.