Alcàsser. El Clan de La Moraleja.




La noche del 29 de enero de 1997 se emitía, una vez más, el Mississippi, el nombre por el que los telespectadores conocían al programa “Esta noche cruzamos el Mississippi”, de la cadena española Telecinco.


Pepe Navarro tenía motivos para estar satisfecho. Había comenzado su carrera profesional en la radio, colaborando en distintas emisoras. Después pasó a la televisión, trabajando primero en Televisión Española y luego en Canal Sur, Antena 3 y, por fin, Telecinco. Ahora su programa, que se emitía de lunes a jueves, era el rey de la franja nocturna televisiva. Llevaba emitiéndose desde el 18 de septiembre de 1995 y en ese corto espacio de tiempo había ganado el premio Ondas de 1996 y dos Tp de oro consecutivos.





No sabía que a su programa le quedaban menos de seis meses de emisión.

Ese miércoles, como tantas otras noches, estaban presentes Fernando García Mediano, padre de Miriam –una de las niñas secuestradas, violadas, torturadas y asesinadas de Alcásser- y Juan Ignacio Blanco Durán, criminólogo y periodista, miembro del equipo de investigación de Fernando García, que se había convertido en la persona de su máxima confianza.

En un momento dado, Pepe Navarro preguntó:

¿Qué se está hablando en Valencia, Fernando, Juan Ignacio? ¿Es verdad que se han dado nombres en los medios de comunicación valencianos ya de posibles responsables de este tremendo hecho?

Y entonces cayó la bomba: Juan Ignacio Blanco empezó a destapar una trama, que desde entonces sería conocida como “el clan de La Moraleja”, al producirse el siguiente diálogo:

JIB:Sí… bueno, en una emisora de radio en Valencia ya se ha dado el nombre de Alfonso Calvé, 1 ex gobernador civil de Alicante, como presunto responsable de esta trama, se ha barajado también el nombre de don Luis Solana como participante en estas aberraciones que se cometen, de personas que efectivamente podemos nosotros constatar que están siendo investigados”.
1 Alfonso Calvé es el supuesto accionista invisible de Zopito S.A.L., la sociedad que adquirió la clínica donde se ingresó a Gloria Martínez Ruiz, que desaparecería para siempre la misma noche de su entrada en la clínica.




P.N.: “¿Cómo es posible que se lancen así tan alegremente esos nombres?”

J.I.B.:Yo creo que no se lanzan alegremente. También hay que comentar que hay más personas que están siendo investigadas. Podemos hablar de un productor de cine que vive en La Moraleja -al igual que Alfonso Calvé, este médico psiquiatra, ex gobernador civil de Alicante-, el señor Bermúdez de Castro. Se habla también de Don Francisco Laína, que fue entonces Secretario de Estado para la Seguridad del Estado. Estamos hablando de personas muy importantes, con altos cargos políticos y estamos hablando de personas con un poder económico grande, que están siendo investigadas en estos mismos momentos, no sólo por las Fuerzas de Seguridad, sino también por los servicios de espionaje del ejército, como es el CESID, y eso es una realidad incontestable y, desde luego, totalmente constatable.” […] “Forman parte de un conocido clan, ‘el clan de la Moraleja’, que no solamente está implicado desgraciadamente en este tipo de asuntos turbios, sino en bastantes más, porque entre otras cosas, tanto el señor Calvé como el señor Solana están investigados por la desaparición de dos toneladas de cocaína.” […] “Hay que hacer mención a algunos detalles de personas muy importantes que yo creo que están todavía a tiempo, sinceramente, de dar explicaciones públicas. Podemos hablar, por ejemplo, del señor Granadosque fue Delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana en aquella época, y que yo desde aquí le emplazaría directamente a que alguna vez contara lo que sabe sobre el triple crimen de Alcàsser y las órdenes que él ha dado para investigar…”

2 Alfonso Calvé murió de cáncer en el año 2001, a los 54 años. Francisco Granados murió de leucemia en el año 2005, a los 68 años.

Primero Bermúdez de Castro y, más tarde, Calvé y Solana, presentaron sendas querellas. Mientras tanto, Pepe Navarro declaraba que pedía disculpas porque nunca debieron decirse los nombres, pero que no por ello todo lo de Alcásser era mentira. El programa no había metido la pata, sino uno de sus invitados.

¿Y a qué se dedicaba esta trama? ¿De qué se acusaba al “clan de la Moraleja”?



El 31 de enero de 1997, Fernando García y Juan Ignacio Blanco repitieron sus acusaciones en “La Mañana”, el programa de la Cope dirigido por Antonio Herrero3 añadiendo que Calvé, Solana, Bermúdez y Laína formaban parte de una red de sádicos sexuales que estaría implicada en la desaparición de casi 150 niñas que habrían podido sufrir el mismo final que Toñi, Míriam y Desirée. Y que había una foto de Antonio Anglés en la que aparecía junto a los cuatro componentes de la trama, pero se la había hecho desaparecer del sumario.

3 Antonio Herrero moriría el 2 de mayo de 1998, en un supuesto accidente ocurrido mientras practicaba submarinismo en Marbella.


— OOO —



¿Cuáles eran las fuentes que habían proporcionado esa información a Juan Ignacio Blanco?


Había dos fuentes distintas. Una, Ángel Sopeña Quesada, era la fuente de Juan Ignacio Blanco. Otra, José Moisés Domínguez, la de Fernando García.

En marzo de 1993, poco más de un mes después de la aparición de los cadáveres de las niñas de Alcásser, el empresario José Moisés Domínguez acudió a la revista Panorama para contar lo que sabía sobre las desapariciones de niñas en España.

Esta información la habría obtenido del comisario Alberto Elías Hernández 4 (primero jefe de los servicios de información de la policía y después del Servicio Central de Estupefacientes de la D.G.P.), que había sido socio suyo.

Según Domínguez, Calvé habría sido psiquiatra de Felipe González, presidente del Gobierno, y le habría aconsejado, como método para curar el estrés, realizar terapias de choque que se basaban en secuestrar, torturar y asesinar niñas.

La trama incluiría, aparte del ya citado Calvé, a Bermúdez de Castro, José Luis García Cereceda y otros, que serían los encargados de proporcionar vídeos y niñas a las personalidades que realizaran dicha terapia.

Y, en un momento dado, Domínguez acude con la historia, no a Juan Ignacio Blanco, sino a Fernando García, que en un primer momento no le da crédito.

Más tarde, a principios de 1996, se diría que Bermúdez de Castro se habría encargado de grabar y distribuir un vídeo snuff en relación con el triple crimen de Alcásser.

Y, hablando de películas “snuff”, Alejandro Amenábar había rodado Tesis en 1995, el año anterior, durante los meses de agosto (en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid) y septiembre (en el chalet de Ángel Sopeña Quesada, en Puerta de Hierro). Sopeña, no obstante, manifestó que en esa época no se encontraba en España y que el chalet ya no era suyo, porque lo había vendido en 1991 a una sociedad.

Ángel Sopeña habría sido la fuente de Juan Ignacio Blanco. No obstante, no se llegó a saber cómo se había enterado de la existencia de la supuesta trama, en contraste con Domínguez, que tendría una fuente policial.


4 El comisario Elías fallecería pocos meses después, el 2 de octubre de 1993, de un infarto de miocardio, a los 49 años de edad. Se encontraba en la isla de Aruba, en las Antillas Holandesas, con motivo de una reunión de la Interpol. Había estado implicado en un caso de espionaje policial a partidos políticos, concretamente al P.C.E. y al P.P. Aunque había indicios de que estaba implicado en revelación de secretos, infidelidad en custodia de documentos y malversación de fondos, el sumario se archivó. Y el Ministerio del Interior condecoró a Elías con la Cruz del Mérito Policial.


La única explicación es que Sopeña se hubiera enterado dada la relación empresarial que tuvo con Calvé y Bermúdez. Ése era el único pretexto posible.

El ginecólogo Ángel Sopeña Quesada era dueño de la Clínica 2.200 en la Avenida de Juan XXIII (Madrid). A finales de los ochenta, junto con Bermúdez de Castro, adquirió un edificio en la Avenida del Valle, el antiguo Instituto de Ciencias Neurológicas, por medio de la sociedad Vulpiyuri, junto con otros socios, un hermano de Ángel Sopeña, José María, y unos amigos de Bermúdez, el matrimonio Meseguer. Vulpiyuri alquiló dos plantas del edificio a la sociedad, Medicina Tecnológica, compuesta por los médicos Alfonso Calvé (subdirector general de la Policía), Rogelio Hernández Madariaga (primo de Luis Solana Madariaga) y Ernesto Gómez.

Dos hermanos de Ángel Sopeña, José y Mariano, eran socios de Luis Solana y su cuñado, Gonzalo Pérez Pita, en las empresas Ingeniería Belinchón, Graminsa S.A., Silvoix S.L., y Radomar. De este modo, Ángel Sopeña sería el vínculo que relacionaba a Calvé, Bermúdez de Castro y Solana.

Bermúdez de Castro tenía el 50% de Vulpiyuri S.A.; Ángel Sopeña, el 20%; y su hermano José, el 10%. En un momento dado, Bermúdez de Castro decidió vender el edificio de la clínica, comunicando a sus socios que el precio de venta era de 500 millones de PTA. Sopeña se consideró estafado, ya que meses después Procisa, una empresa constructora vinculada al promotor Luis García Cereceda (Lugarce), lo revendió en 1.300 millones de PTA. Obviamente, los hermanos Sopeña obtuvieron 150 millones de PTA., cuando si hubieran obtenido el precio de venta de Procisa, habrían conseguido 390 MM.

Según Bermúdez y Calvé, las imputaciones de Sopeña se deberían al deseo de venganza por estos hechos.

Si ése fuera el origen de las acusaciones, no cabe duda de que Sopeña tenía una imaginación desbordante. Parece más lógico que se limitara a acusar a Bermúdez de estafador, adornándolo además con todos los calificativos que se quieran. Pero lo de inventarse la trama snuff, resulta delirante. ¿No será que realmente tenía algún dato? ¿Alguien podría haberle invitado a unirse a la trama?

— OOO —


Pero… ¿esto era todo lo que tenía Juan Ignacio Blanco? ¿Dos fuentes orales, sin pruebas? ¿Y se atreve a declarar en un programa de televisión y otro radiofónico que hay una red “que está siendo investigada”? ¿O tenía algo más?

Según el propio Juan Ignacio, tenía algo más. Tenía mucho más.

En la última entrevista realizada a Juan Ignacio hasta la fecha, en Dimensión Límite, el dieciséis de marzo de 2013, Juan Ignacio nos dice que se reunió el catorce de diciembre de 1996 con el señor Mayor Oreja, a la sazón Ministro de Interior y Justicia, quien, ante las dudas e interrogantes que le plantean, decide montar una mesa de investigación de los hechos. Y pone uno de sus asesores a disposición de Fernando García y suya. Terminan hablando con el general de brigada Pedro Muñoz Gil, responsable de la Jefatura de Investigación e Información de la Guardia Civil, a quien entregan una lista de cuestiones y le piden una respuesta. Muñoz Gil les da su palabra de general de que les contestará en una semana. Pero pasaron varias y no hubo respuesta. Fernando García le llama, y el general se excusa diciendo que había estado en un simposio policial en Inglaterra y que la próxima semana le contestaría.

Nunca más se volvió a tener noticias del general Muñoz. El Ministro del Interior declaró que era mentira que se estuviera investigando a las personas citadas.

¿Qué cuestiones habían planteado Juan Ignacio y Fernando García?

Aparte de las irregularidades en la investigación, Fernando y Juan Ignacio creían tener un documento irrefutable: una cinta de vídeo snuff en donde se veía la tortura y asesinato de una de las niñas.

Esta cinta la habrían obtenido del párroco de Alcásser, a quien se la habría confiado una persona, bajo secreto de confesión. El párroco llamó a casa de Fernando García, a altas horas de la noche, y tras concertar una rápida cita, le hizo entrega de un paquete, que contenía el citado vídeo y una carta.

En esa carta, el personaje anónimo se identificaba como uno de los participantes, arrepentido y al borde de la muerte por un cáncer terminal, y daba cuatro nombres.

Esa cinta y esos nombres fueron entregados en el Ministerio del Interior. Una de las preguntas formuladas en el cuestionario de Juan Ignacio Blanco era que si la cinta de vídeo era auténtica, y otra, que si las personas que aparecían eran las que parecían ser y si eran conocidas por el general Muñoz.

Ante la reiterada falta de respuesta a sus preguntas y a la nula reacción del gobierno y de los encargados de la investigación a la entrega de pruebas, Fernando García y Juan Ignacio deciden contarlo en los medios. Los nombres que citaron serían los que aparecían en la carta… y en el vídeo.

— OOO —

Todo esto parece imposible. ¿Cómo va a existir gente que realice semejantes terapias de choque? ¿Cómo va a haber gente que realice orgías con menores de edad?

A los ciudadanos normales cuya vida consiste en levantarse temprano para ir a su trabajo, para dar de comer a su familia y educar a sus hijos no les cabe en la cabeza. Es el sector de la población que mantiene a la casta de parásitos cuyo fin en la vida es ganar dinero para tener poder. O tener poder para conseguir dinero. O las dos cosas a la vez.

¿Puede haber algún sector social al que le parezcan posibles tales conductas?

Según La Vanguardia, Ernesto Ekaizer cuenta en su libro “Vendetta” que Mario Conde había explicado a Javier de la Rosa un plan para matarle, simulando una orgía con un menor, como podemos ver en el último párrafo de este artículo de prensa, del 27 de julio de 1996: 5


Pensaba juntarte con un niño pequeño. Te llevarían a un hotel y allí os matarían a los dos para simular una orgía o algo así.

Si esto fuera cierto (y la demanda de Javier de la Rosa fue desestimada en sentencia del 30 de septiembre de 1997) parece ser que, en ciertos sectores, eso no suena inverosímil. Pero, para realizar el plan que se cita, alguien debía tener una serie de contactos con criminales, que permitieran encargar el rapto de un menor, el secuestro del amenazado y el posterior asesinato de ambos.

Javier de la Rosa presentó la demanda contra Ekaizer y Plaza y Janés. Pero no me consta que Mario Conde demandara a Javier de la Rosa por estas supuestas afirmaciones. Ni a Ekaizer. Ni a Plaza y Janés.


5

El tema del Clan de La Moraleja fue tratado por la revista Interviu, en su número 1098, en la semana del 12 al 18 de mayo de 1997.

 

63 comentarios en “Alcàsser. El Clan de La Moraleja.

  1. Hola paul vega
    mi opinion sobre el tema del narco, es que es pura y total desinformacion , para desviar la atencion del caso.
    saludos

  2. Hola N. Nozick:
    Gracias por investigar tanto sobre el tema, eres una de las pocas fuentes completas en la red. Quisiera preguntarte dos cosas que siempre me han impresionado de tu labor:
    Has recibido amenazas por tu labor de difusion? cual fue tu reaccion?
    Cuales son tus motivaciones para trabajar tanto en este caso? Crees que algun dia saldra todo a la luz?
    Yo pienso que si sale toda la verdad con los videos incluido, se puede desatar una tormenta politica, incluso en los delirios hasta en una guerra civil.
    Gracias

    Paul Vega

  3. No, jamás he recibido amenazas, aunque ha habido varias cosas raras que no voy a especificar.
    Hay que hablar de este caso porque es intolerable que se secuestre, torture y asesine a tres niñas y se culpe a dos rateros de tercera fila, que el padre proteste y encima tenga que enfrentarse a una querella iniciada por los que tenían la obligación de proteger a su hija primero y hacer justicia después. El tributo de las cien doncellas hace bastante que caducó. O eso pensábamos.
    Si algún día sale todo a la luz, no saldrá todo. Me temo que saldrá toda la basura de los chantajeados y ninguna de los chantajistas. Al estilo de Rohan, Boehmer y María Antonieta.

  4. Antonio 19 06.2015.
    N.NOZICK que canallada y que nose pueda hacer nada tres niñas que prestica mente no avían en pe za do a vivir con 14-14-15 años y con este poder tan podrido no podemos hacer nada por que los que nos tienen que defender es la policía y la guardia civil y tú medirás lo que tenemos, yo e seguido el caso en todo momento y además estaba en la ruta con vehículos pesados y lleve la foto puesta en la luna del vehículo mucho tiempo, que me la dieron en silla en Valencia, pero bueno solo de seo a toda esa escoria que tengan la peor muerte que dios les pueda dar a todos y todo el apoyo del mundo alas familias los que vivan, y para los de mas descansen ENPAZ Y LAS NIÑAS TANVIEN

  5. Hace poco mas de dos años que se subio este tema concreto completo a mi punto de ver y lo mas raro es que estamos al mismo punto que como empezo, en cuanto al tema me alarma el caso de como todos mueren uno a uno misteriosamente y las hipotesis es tal como la anterior igual de misteriosa que la pasada y volvemos al dia que se abrio este caso y conforme avance el tiempo cerrara el libro yo solo espero se haga justicia y salga quien tenga que salir y si no la misma teoría del destino se encargará de los autores desconozco muchos terminos del tema pero la presion del pueblo no siempre triunfa espero en este caso lo logre no por la curiosidad si no por la justicia no puede ser que frente a nuestros ojos nos mientan… N. Nozick excelente

  6. Hombre pero si sale una cinta en la que claramente aparece una de las 3 niñas, pues digo yo que algo de auténtico tendrá no? por lo menos JIB podía pasárselo digamos que a terceros, que sepan mejor que él hacerlo público.
    Ném.

  7. Excelente artículo. Debo decir que me parece terrorífico que casi todos los periodistas que han llegado a publicar informaciones sobre el caso, hayan desaparecido. Véase Pepe Navarro, que le destituyeron de televisión desde poco después del famoso programa donde se hacían públicos nombres. Sin duda, altos cargos cuyos nombres no se han revelado siguen detrás de todo ésto y lo ocultarán durante toda la historia. Siento repugnancia al ser consciente de que estamos controlados por enfermos mentales sádicos y asesinos.

  8. Aparte de que se afirma de que fue entregada al ministerio de interior sin obtener respuesta, la supuesta copia no la publican porque según parece, recibieron amenazas, asi que evidentemente la tendrán como seguro de vida.

  9. Los pelícanos
    3 de diciembre de 1997

    “… se ha producido una plausible reacción moral, que es la de suprimir el programa de José Navarro (…) La modalidad del «juicio paralelo» sólo es una de las perversiones informativas que ha ensayado este señor, y ahora volvía a lo suyo, pero le han retorcido el cuello al pelícano, muy oportunamente. Antena 3 ha tenido un gesto muy digno y ejemplar (…) También pudiera ser que haya alguna persona interesada en suprimir el «juicio paralelo» de Mario Conde (…) Llegado a este punto de la columna me asalta un fax de Jorge del Corral, mi querido amigo y alto funcionario de la cadena que nos ocupa, con los contenidos de la decisión (…) No sé cuáles son las cúpulas ideológicas y económicas de Antena 3, y además prefiero no saberlo, pero creo que todos en la profesión debemos felicitarnos (…) porque, en lugar de informar y culturizar a los públicos, les engancha a la España de Alcáser y la intolerable parodia judicial”

    http://fundacionfranciscoumbral.es/articulo.php?id=631

    “le han retorcido el cuello al pelícano, muy oportunamente”.

    ¡Que alivio para algunos…!

  10. “se ha producido una plausible reacción moral, que es la de suprimir el programa de José Navarro (…) La modalidad del «juicio paralelo» sólo es una de las perversiones informativas que ha ensayado este señor, y ahora volvía a lo suyo, pero le han retorcido el cuello al pelícano, muy oportunamente (…) También pudiera ser que haya alguna persona interesada en suprimir el «juicio paralelo» de Mario Conde, pero todo esto son reflexiones saduceas que no deben oscurecer la feliz iniciativa de cortarle las alas a un pelícano”

    Umbral transforma en “reflexión saducea” la expresión “trampa saducea”…

    “una pregunta capciosa que se plantea con ánimo de comprometer al interlocutor, ya que cualquier respuesta que dé puede ser malinterpretada o considerada inconveniente.1 Alude a los saduceos, quienes según los Evangelios plantearon a Jesús varias cuestiones de este tipo”

    https://es.wikipedia.org/wiki/Trampa_saducea

    Uno de los más famosos saduceos fue Caifás…

    https://es.wikipedia.org/wiki/Caif%C3%A1s

  11. Ahora que dices eso, hace unos días alguien en un foro dijo que los cuerpos de las niñas aparecieron en casa del jefe de la pista, y detrás de ello estaba un banquero……………..

Los comentarios están cerrados.