Gloria Martínez Ruiz.



Don Álvaro Martínez Martínez no sabía lo que le esperaba aquel 29 de octubre de 1992, cuando dejó a su hija Gloria, una adolescente de diecisiete años con problemas de insomnio y anorexia, en la Clínica Torres de San Luis, en Alfaz del Pi.

No las tenía todas consigo, pero la psiquiatra María Victoria Soler Lapuente había insistido en que su hija tenía que ser ingresada unos días, hasta tal punto que amenazó con dejar de tratarla en caso contrario.

Don Álvaro había discutido con la doctora Soler dos días antes, porque había recetado a Gloria unas gotas de Haloperidol. Y eso que pensaba que el medicamento era simplemente un fuerte calmante. ¿Que habría pasado si hubiera sabido que era un antipsicótico?



Vistas aéreas de la clínica “Torres de San Luis”





Tan sólo una hora después de ser ingresada, a las dos de la tarde, con el pretexto de una crisis de agresividad, la doctora Soler ordenó la contención mecánica de Gloria (la ataron de pies y manos entre cuatro personas) para administrarle un cóctel de calmantes y antipisicóticos (Largactil, Sinogán y Haloperidol).

La dosis se repitió sobre las siete y cuarto de la tarde. Finalmente, a la una y media de la madrugada, Gloria despierta y pide que la desaten para ir al baño. En ese momento, cuando iba a recibir una tercera dosis, la enfermera y la auxiliar de la clínica afirman que Gloria empujó a esta última, saltando por la ventana de su bungalow en dirección al jardín. Y al llegar al muro que rodeaba el complejo “desapareció”.

Es decir, Gloria, que estaba medicada y tenía ocho dioptrías, había saltado un muro que tenía una altura de entre dos y cuatro metros -dependiendo de la zona- sin gafas y en una noche oscura.


Plano del complejo. Las zonas rayadas son fosas sépticas.


Vista de la suite de Gloria. Zona inferior izquierda de la torre, con el porche de teja rojiza.


De izquierda a derecha: Tibi, Alicante, L’Alfas del Pi, Clínica Torres de San Luis



¿Cómo es posible que Gloria “desaparezca” a la una y media de la madrugada y no se avise a sus padres -que vivían en Alicante- hasta las ocho de la mañana?

¿Qué pasó en ese intervalo de seis horas y media?

¿Llamó la clínica a la policía para que localizaran a Gloria? Aparentemente, no, ya que fueron sus padres los que pusieron la denuncia de su desaparición ante la Guardia Civil, mientras que la doctora Soler trataba de convencerlos para que no lo hicieran.

Una niña menor de edad desaparece de un clínica en circunstancias más que sospechosas, de noche, no se avisa a la policía y se tarda seis horas y media en avisar a los padres. Pues, según la justicia española, no hay responsabilidad penal. Sólo civil. Tras dieciséis años de espera, el diez de diciembre del año 2008, se condenó solidariamente a la Doctora Soler y a la sociedad Zopito S.A.L. (gestora de la clínica) a indemnizar a los padres de Gloria en la cuantía de 104.251,63 euros.

Ese es al parecer, el precio de una adolescente de 17 años. No sabemos si fue raptada por una organización dedicada a la trata de blancas, tráfico de órganos, vídeos snuff o cualquier otro fin. Pero, como no hay pruebas, ni se encontró pista alguna, oficialmente la niña se escapó. Pues nada, 104.251,63 euros y se acabó el problema.

El director médico, Jesús Nahmías de Torres, por lo visto no era responsable de nada. Ni tampoco el subdirector, Luis Javier Rivas López. La única culpable, y por vía civil, resultó ser la doctora Soler.

Por si fuera poco, Alfonso Calvé, de quien se comentaba era accionista de la sociedad gestora de la clínica, fue nombrado Gobernador Civil de Alicante, un mes y cinco días después de la desaparición de Gloria. Y, como jefe de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en Alicante, se encontró a la cabeza de una investigación en la que estaba involucrada su propia clínica, de ser ciertos los rumores que le atribuían una participación en la sociedad gestora.

La “investigación” quedó en nada, como siempre. Gloria no ha aparecido desde entonces. El director médico de la clínica, Jesús Nahmías de Torres, se “trasladó” a Estados Unidos y la clínica cerró. No se ha encontrado ni una sola pista válida, ni un solo sospechoso. Como en tantos otros casos de desapariciones.

Así se hace justicia en este país. Tenemos una red policial en carretera muy preocupada de si te pasas lo más mínimo del límite de velocidad. Pero nadie se preocupa de cuidar de la seguridad de los niños y jóvenes menores de edad. Para ellos no hay policías especializados, ni radares, ni normas especiales, ni carnet de puntos. No dejes el coche mal aparcado, no te equivoques al hacer la Declaración de la Renta, no dejes de pagar tu hipoteca, porque no te vas a librar del castigo. Pero tampoco le quites la vista de encima a tus hijos porque, si desaparecen, todo van a ser buenas palabras y ningún resultado.

Va siendo hora que los padres de los niños desaparecidos o asesinados tomen alguna medida al respecto. Cuando el Estado falla una y otra vez en garantizar la seguridad, y falla una y otra vez en llevar las investigaciones a buen puerto, es necesario organizarse y exigir responsabilidades y resultados. Y, quizás, cambios en la legislación.

Que no se mande a los padres a llorar a casa, como hicieron con D. Fernando García Mediano, el padre de Miriam, una de las niñas de Alcàsser. 

¡Es hora de actuar! 

14 comentarios en “Gloria Martínez Ruiz.

  1. Lo más probable me parece que se les fuera la mano con los medicamentos y la mataran de sobredosis.

  2. Felicidades por tu blog!!! Es increíble!!! Lo peor es que ese tal Alfonso… Tambien se le acuso de estar metido en el caso alcasser por lo que ya sabemos que paso desgraciadamente con esta chica deben de pensar que somos estúpidos y que cuentan cualquier cosa y lo creemos ojalá algun dia acaben con estas mafias de enfermos y asesinos para que el pueblo y los ciudadanos podamos descansar tranquilos de una vez!!!

  3. yo no se donde había oído que para mas inri… le asignaron a la madre de gloria una sicóloga para poder salir adelante y pasar ese trauma de la desaparición de su hija y sabéis a quien asignaron ? a la doctora soler… tiene la cosa guasa ehh… anda que cuando entrara a la consulta y viera su madre a la doctora soler… no veas… esta información no se donde la leí podéis comprobarla y me comentáis… creo que fue la seguridad social la que le recomendó a una sicóloga y mira por donde lo que son las cosas… era la doctora soler…

  4. Hay muchos casos sin resolver aparte de este. El niño de somosierra, el niño pintor, Sara Morales, Yeremi Vargas etc. Pero el de gloria es un claro ejemplo de una investigación chapucera y personal inepto.

  5. Én ubeda pinoso han encontrado una chica enterrada en unnos viñedos me gustaria que conprobaran que no es gloria martinez

  6. El Estado es lo más corrupto que hay,cometa crimenes horribles o no tan horribles.Son lo que son,gente a la cual le concedemos un poder desmedido.Eso es intolerable,nadie debería disponer de tanto poder pues ya se sabe que el poder corrompe a todas las personas.

  7. Hola mi humilde opinión es que al colocarla boca abajo con tanta medicacion se les asfixio, lo que mas me molesta es que la justicia deje de trabajar en algo que no esta acabado, una persona que nunca a tomado medicamentos fuertes, al estar un dia entero haciendolo, y atada sin moverse, tiene los musculos atrofiados la mente turbia, desorientada y sin fuerzas, la policía al ver que la version que dieron no corresponde con nada tenian que haber seguido, a dia de hoy reabran el caso, revisen todo von gente nueva y interroguen a todo el que tuvo algo que ver, esa gente hoy dia quizas tengan hijos y se derrumben, tambien busquen en ciencia oculatas, no podemos irnos sin acabar lo que empazamos Gracias

  8. Buenas,

    Solo como curiosidad, creo que en esa clínica se grabó un capítulo de “Aquí no hay quien viva”. El tobogán de la piscina coincide y las demás instalaciones.
    Aquí se pueden ver unas escenas: https://www.youtube.com/watch?v=zxS645efKWw

    Un saludo, sigue así con tu gran labor en este blog.

  9. Acabo de escuchar en el último programa de Elena en el País de los Horrores a Juan Ignacio Blanco decir que en esta clínica había un crematorio de gran capacidad.

    Esto es posible?

    Para qué era necesario un crematorio en una clínica de reposo?

    Imagino que un crematorio producirá bastante humo. Nadie vio humo?

    Y lo lógico no hubiera sido quemar también aquella bolsa que se encontró mucho más tarde escondida en un tubería?

    Demasiadas preguntas sin respuestas…

  10. No sé nada de crematorios. Que yo sepa, en la clínica había tres fosas sépticas, pero no crematorios. De todos modos, tengo que escuchar el programa, a ver cómo lo plantea.

  11. Tengo um conocido que trabajaba allí. Era para quemar basura y demás. Muchas molestias se tomaron la policía … con ironía.

  12. En Inglaterra un locutor de Tv ,Savile , se supo que era un monstruo, estuvo decadas violando niños, ancianos, incluso hacia sexo con cadaveres, una aberracion, cuentan victimas de rituales satanicos y cosas aun peores que no han salido y se supo esto cuando murio con mas de 80 años, estuvo toda su criminal vida protegido, era Sir, salia en fotos con Carlos de Inglaterra, era amigo de toda la elite……hace falta decir mas

Los comentarios están cerrados.