¿Vacunas o venenos? 1/3. El caso de Zuriñe Jiménez Guereño.




En 1668, Jacob Merck compró una botica en Darmstadt, Alemania. No sería hasta 1816, varias generaciones después, que Emanuel Merck construiría una fábrica de productos farmacéuticos.


En 1891, George Merck emigró a Estados Unidos y fundó una compañía subsidiaria: Merck & Co, que se estableció en New Jersey. Fue confiscada por el gobierno americano en 1917 con motivo de la primera guerra mundial, pero siguió bajo la dirección de George Merck.

Actualmente Merck & Co. funciona de manera autónoma en Estados Unidos, mientras que la casa matriz tiene los derechos sobre el resto del mundo.

Varios medicamentos introducidos por Merck y aprobados por la FDA (U.S. Food and Drug Administration) han sido objeto de controversia:

  • Vioxx. A partir de 1989. este medicamento (Rofecoxib) se comercializó para tratar la osteoartritis, la dismenorrea y como analgésico. Se convertiría en una de las medicinas más recetadas de la historia. Tiempo después se descubrió que ocasionaba graves efectos secundarios, principalmente ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. El riesgo de padecerlos se triplicaba. Aun así, según un empleado de la multinacional, Merck tenía una lista de médicos críticos con el medicamento a los que había que neutralizar, desacreditar y destruir. El 20 de mayo de 2008, después de casi 50.000 demandas, Merck fue condenada al pago de 58 millones de dólares. Una gota de agua en el mar de sus beneficios.
  • Propecia. En la actualidad Merck se enfrenta a una demanda por los efectos secundarios causados por este medicamento (finasterida), que no se advierten en el prospecto correspondiente. Entre otros, se ha observado disfunción sexual, pérdida de libido, impotencia, depresión severa, ginecomastia y trastornos cognitivos.
  • Fosamax. Teniendo como principio activo el ácido alendrónico, este medicamento para la osteoporosis postmenopáusica producía osteonecrosis mandibular, lo que se hizo público en el año 2012, al filtrarse emails internos de la compañía en uno de los cuales Don Kimmel, el osteólogo de la empresa, se burlaba de los pacientes. (“Ma toot hurts so bad”.) Se habían ocultado datos cruciales a la American Society For Bone And Mineral Research.
  • Diclorometano. Merck estuvo utilizando este compuesto cancerígeno como disolvente en alguno de sus procesos de fabricación, hasta que finalmente fue reemplazado por otros menos tóxicos.
  • Singulair. El principio activo se conoce como Montelukast y se usa para el tratamiento del asma. Este medicamento se encuentra bajo investigación al considerarse que puede existir una relación entre su consumo y el aumento del índice de suicidios.
Asimismo, se ha cuestionado la efectividad de sus vacunas contra las paperas, la rubéola y la roséola, así como por haber presentado datos erróneos en un estudio clínico sobre dos agentes químicos contra el colesterol: el Zetia y el Vytorin.

Además, Merck ha sido condenada por fraude sanitario a Medicaid. La multinacional accedió a pagar 650 millones de dólares para que se retiraran los cargos. 

No es una sorpresa, por tanto, que se empiece a cuestionar la efectividad e inocuidad de su vacuna contra el vph, el virus del papiloma humano, que se comercializa bajo el nombre de Gardasil. La multinacional ya se está enfrentando a demandas iniciadas por mujeres que comenzaron a sufrir problemas autoinmunes y complicaciones neurológicas tras recibir inyecciones de esta vacuna. Los problemas incluyen casos de esclerosis múltiple, dolores de espalda, incapacidad para andar, anafilaxis, abortos y pérdida de visión.




En España se orquestó la correspondiente campaña propagandística para asustar a los ciudadanos y que fueran corriendo a vacunar a sus hijas. “El cáncer de cuello de útero mata dos mujeres al día en España.” De modo que el ministro Bernat Soria se apresuró a incluir el Gardasil en el calendario de vacunación. Y María Teresa Fernández de la Vega afirmó que esa decisión situaría a España “… a la vanguardia en las técnicas de prevención y en el grupo de países punteros en las políticas públicas de salud…” ¿Y la oposición? Pues en la misma línea. Porque la ex ministra de Sanidad Ana Pastor ya había reclamado en febrero de 2007 incluir la vacuna de marras entre las prestaciones de la Sanidad Pública.


El 8 de septiembre de 2012, una sentencia de un juez de Gijón atribuía la muerte de una niña de 13 años -por parada respiratoria con hipoxia, coma y daño cerebral irreversible-  “… a la reacción a la vacuna contra el papiloma humano que le había sido administrada…”








Zuriñe Jiménez Guereño fue otra de las muchas niñas españolas que se vacunó con Gardasil, a los once años. Quince días después de recibir la dosis comenzó a sentir que se cansaba fácilmente, las piernas le pesaban, le temblaban e incluso tenía problemas para caminar.

En el hospital de San Pedro le dijeron que no era un problema físico, y la derivaron a salud mental, donde tampoco le encontraron nada, por supuesto.

Mamen Guereño, la madre de Zuriñe, se puso en contacto con la Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma. Había más casos, y habían recibido el mismo tratamiento que el dado a su hija. “En psicología me dicen que mi hija no tiene nada. Yo estuve yendo un año a salud mental y mi hija no mejoraba los síntomas, luego no tiene que ser eso”.

A Zuriñe le han quedado muchas secuelas, como mareos, inestabilidad, convulsiones, dolor abdominal y vómitos, movimientos anormales atípicos, paraplesia, enfriamiento intenso distal de las extremidades, taquicardia e hiperventilación.

Su familia necesita ayuda económica para proseguir con los estudios y análisis médicos, a fin de averiguar el origen de sus problemas y establecer el tratamiento correspondiente, aparte de la terapia de rehabilitación.


Para apoyar a Zuriñe Jiménez Guereño, se puede llamar al programa “Entre todos“, al 900 500 400.

Si alguien quiere y puede dar una ayuda económica, el número de cuenta bancaria para hacer el ingreso es el siguiente:

0030/8099/82/0000825272

Esperemos que Zuriñe y las demás niñas afectadas consigan recuperarse, y que se realicen los estudios que sean necesarios para determinar el origen de su patología y, si procede, se tomen las medidas correspondientes para retirar la vacuna del mercado.

Mientras tanto, confiemos en que las familias se lo piensen dos veces antes de iniciar tratamientos no contrastados, ni en su eficacia, ni en su inocuidad.

Mis mejores deseos para todas las familias afectadas, con un recuerdo especial para la de Zuriñe, cuyo caso me llevó a entrar en el tema.



—OOO—


Fuentes:


http://www.elmundo.es/elmundosalud/2004/10/04/dolor/1096912029.html


http://en.wikipedia.org/wiki/Merck_%26_Co.


http://www.forbes.com/sites/gerganakoleva/2012/06/27/merck-whistleblower-suit-a-boon-to-anti-vaccination-advocates-though-it-stresses-importance-of-vaccines/

http://www.vaccinationcouncil.org/2012/06/25/scientists-sue-merck-allege-fraud-mislabeling-and-false-certificaion-of-mmr-vaccine-suzanne-humphries-md/

http://www.law360.com/articles/493316/merck-sued-for-securities-fraud-over-cholesterol-drug-trial

http://articles.mercola.com/sites/articles/archive/2012/01/24/hpv-vaccine-victim-sues-merck.aspx

http://www.rioja2.com/n-68609-703-medio_lucha_contra_efectos_vacuna_papiloma_humano

http://www.elcomercio.es/v/20130407/asturias/sentencia-atribuye-muerte-nina-20130407.html

http://www.dailymotion.com/video/x1f0hcs_el-caso-de-zurine-jimenez-guereno-afectada-por-el-gardasil-la-vacuna-del-vph_webcam

https://www.youtube.com/watch?v=P6YfJ_9PegE

http://www.dsalud.com/index.php?pagina=articulo&c=176

http://www.dsalud.com/index.php?pagina=articulo&c=203

http://www.dsalud.com/index.php?pagina=virus_papiloma

http://www.dsalud.com/index.php?pagina=articulo&c=1207

http://www.dsalud.com/index.php?pagina=articulo&c=147

http://www.dsalud.com/index.php?pagina=articulo&c=298

4 comentarios en “¿Vacunas o venenos? 1/3. El caso de Zuriñe Jiménez Guereño.

  1. Gran trabajo, muy riguroso. El tema de las industrias farmacéuticas es terrorífico.

    Un asunto que estoy siguiendo últimamente con interés es la irrupción de los medicamentos genéricos en la sanidad española y las compras masivas a industrias farmacéuticas como la israelí TEVA.

  2. Así vamos, a la última en medicamentos inútiles y dañinos, probando como ratas de laboratorio para ver qué pasa, y los medicamentos necesarios sustituidos por genéricos que se compran en subastas en los países con la producción más barata. La última subasta de genéricos que yo sepa en Pakistán. Qué pena. Recuerdo cuánta publicidad se dio (en los medios) a la dichosa vacuna, y cómo se han callado los problemas que causa. Gracias por contar las cosas como son, Nozick 🙂
    La Forense Perpleja

  3. Me dejas de piedra con lo de las subastas de genéricos. Aunque llega un momento en que uno ya no se asombra de casi nada.

Los comentarios están cerrados.