Alcàsser. Las primeras autopsias. 2/4




ANÁLISIS DEL CADÁVER Nº 1


1. Preámbulo: la mano y el reloj

Comenzaremos por el hallazgo en la fosa de La Romana. En los folios 3-5 del sumario, leemos que en la superficie aparece una mano saliente con dos huesos salientes y un gran reloj blanco parado que marca las catorce treinta horas. Y, después de apartar la tierra, una camiseta con dos piedras, dos troncos de madera y luego un cuerpo con las manos atadas y la cabeza desprendida del cuerpo.

Si damos por buena la diligencia de levantamiento, el antebrazo que aparece en la superficie no puede corresponder al primer cadáver, porque éste tenía atadas las dos manos. Entonces… ¿a quién correspondía?

Por si no estuviera claro, el juez Bort ordena al forense Ros que proceda a un reconocimiento. Y Ros informa:

“… Que el primer cadáver encontrado corresponde a una mujer joven, el cuerpo se encuentra fragmentado en la mitad superior del tronco. Que tiene las manos atadas…”

Y en los folios 305-311 del sumario, leemos:

“… Una vez efectuadas las primeras excavaciones, se puede comprobar la existencia de un cuerpo en la posición decúbito lateral derecha y con las manos atadas a la espalda…”

De modo que comenzamos las autopsias con un cadáver con tres brazos. ¿?

El tema se trató en el juicio y se resolvió así:

“… Defensa: Y ver, y yo siguiendo por ese mismo gesto de usted que es el que yo he intentado hacer y es el que me confunde, y esto para esta defensa es importantísimo, porque estamos en el principio, entonces yo si encima se dice que esas manos están unidas y atadas ya no entiendo nada, y eso es lo que le pregunto, ¿cómo estando atadas las manos, esas manos que se ve y la otra que no se ve, y encima sale el codo y la mano, no lo entiendo, y en esa postura que usted explica?

Perito: Bien, pues, esto es así.

Defensa: Es así, pues nada más, no le insisto…”

Así todo el juicio. Cuando algún testigo se plantaba, los letrados enmudecían, por fácil que fuera refutar su testimonio.




Esta es la única fotografía de la fosa de La Romana antes de retirar los cuerpos. En el ángulo inferior izquierdo, de abajo arriba, se observan el cúbito y el radio, después una zona obscura -que es parte del antebrazo- luego el reloj y finalmente la mano, envuelta en barro. A ver cómo explica el perito forense -se ponga como se ponga- que ese brazo puede pertenecer a un cuerpo que tiene ambas manos atadas a la espalda. ¿Cómo es posible que ningún letrado le mostrara esta foto al perito preguntándole que si se estaba burlando del Tribunal?

El reloj estaba parado. Pero el de la foto realizada en La Romana marca aproximadamente las dos y veinte y no tiene segundero, mientras que el de la foto tomada en la autopsia marca aproximadamente las siete menos diecisiete minutos y tiene segundero (que además se mueve). Dos relojes distintos = dos brazos distintos… salvo que el reloj echara a andar de repente y le apareciera un segundero en el trayecto desde La Romana hasta el Instituto Anatómico Forense de Valencia, en dónde la pulsera elástica metálica del reloj acabaría rompiéndose, vaya usted a saber por qué. Para retirar el reloj, como el brazo estaba separado del cuerpo, bastaba deslizarlo sobre el cúbito y el radio, que estaban expuestos.

Recordemos también que Aquino, el colmenero, declaró que había visto algo parecido al puño de la mano de un hombre. Y luego afirmó que lo que aparecía en las fotografías realizadas por la Guardia Civil no era lo que él había visto. Además, tras cernir la tierra de la fosa, aparecerían un axis, una tercera vértebra cervical, una epífisis distal de un radio derecho y dos falanges metacarpianas.

¿Cuántos cadáveres había en la fosa? O bien, ¿de dónde habían venido todos los restos humanos que contenía? ¿De un primer enterramiento? ¿De una fosa común? Y… ¿a quién o a quienes pertenecían?


Foto del reloj de C1 en el levantamiento de La Romana.


Otra foto del reloj de C1 en el levantamiento de La Romana.


El reloj de C1 en el Instituto Anatómico Forense de Valencia. Ahora tiene segundero.


El segundero se ha movido… Pero sigue marcando la misma hora.



2. Comienza la autopsia

A las nueve de la mañana del día 28 de enero de 1993, sin perder un minuto, se comenzó con la autopsia del primer cadáver retirado de la fosa de La Romana, que está descrita en los folios 1249-1267 del sumario.

El cadáver aparece sobre la mesa de autopsias en posición de decúbito prono, parcialmente apoyado sobre el costado derecho. La cabeza está separada del cuerpo. Los brazos aparecen colocados a la espalda del cadáver, con ambas muñecas sujetas por una ligadura de doble nudo. El cuerpo aparece totalmente impregnado de tierra, en la que se observan algunas larvas de insectos en escasa cantidad. Llama la atención que el antebrazo izquierdo está desprendido a nivel de la articulación del codo, faltando la masa muscular de la parte proximal del antebrazo. La parte superior izquierda de la cavidad torácica ha sufrido fenómenos de transformación, con desprendimiento de las costillas del lado izquierdo, de la clavícula izquierda, de la escápula izquierda y con desintegración de la articulación del hombro. La cavidad torácica a este nivel comunica ampliamente con el exterior.

3. El proyectil

Después de describir los surcos que rodeaban ambas muñecas y los hematomas y escoriaciones, los forenses procedieron a describir el estado de la cabeza del cadáver. En la unión temporoparietal izquierda había un oficio de entrada por disparo por arma de fuego. Y en la lámina orbitaria derecha del hueso frontal aparecía un proyectil incrustado.

Este dato está confirmado en los folios 458-459 del sumario, en dónde se informa de la remisión al laboratorio de criminalística de dos proyectiles: uno alojado en el cráneo del cadáver 1 y otro hallado entre las manos del cadáver 2, para que se determinara si habían sido disparados por la misma arma.


Sin embargo, en los folios 806-813 del sumario, el Instituto Nacional de Toxicología, en su análisis del cráneo 1, determina que hay un orificio de entrada en la fosa temporal izquierda y otro de salida en la cuenca orbitaria derecha, que mide 2 cm. de longitud.

Entonces ¿cómo es que había aparecido un proyectil intacto dentro del cráneo? O quien disparó tenía una puntería tan extraordinaria que era capaz de efectuar dos disparos a través del mismo orificio de entrada o alguien puso un proyectil en el interior del cráneo, para que una vez determinado que era un 9 mm. corto (9×17 Browning ó 380 ACP), se siguiera la pista del arma y de Antonio Anglés, con ayuda del cartucho sin percutir encontrado en la fosa de La Romana. La famosa pistola marca Llama 9 mm. corto “sustraída del domicilio de un miembro del Cuerpo Nacional de Policía.” (Ver folios 1143-1159 del sumario). Como queda dicho, también aparecería otro proyectil entre las manos del cadáver número 2. 


Pistola Llama 9 mm. corto


Todo esto me recuerda la famosa bala mágica que hirió a Kennedy en la espalda, atravesó su cuerpo saliendo bajo la nuez, hirió en la espalda al gobernador Connally, destrozó su quinta costilla derecha para salir por su pecho, le rompió uno de los huesos de la muñeca derecha y quedó enterrada bajo la piel de su muslo izquierdo. ¡Este proyectil mágico atravesó los cuerpos de dos hombres adultos y quince pulgadas de piel, rompió dos huesos y atravesó quince capas distintas de tela, cambiando de trayectoria a voluntad! Y luego apareció, también mágicamente, intacto, en una camilla del Hospital Parkland Memorial.




Pero eso no es nada, en el caso Alcàsser no hay una bala mágica, sino dos. La primera atraviesa el cráneo 1 de parte a parte, pero luego vuelve y se aloja en su interior, intacta. Y la segunda, nada más atravesar el cráneo 2, cae entre las manos de la víctima. Y además tenemos un reloj más que especial. ¿En cuál de los casos hay más magia?

Curiosamente, el cráneo del cadáver número 1 es el único en el que sólo existen fotografías disponibles tomadas desde el lado izquierdo, la zona del orificio de entrada. ¿Por qué será?


Gracias al testigo milimétrico, vemos que el diámetro del proyectil es de 9 mm.

Y aquí vemos que la longitud de la vaina es de 17 mm.




4. La trayectoria del disparo

… “Una vez volvió el declarante con la moqueta a donde estaba la fosa y los demás, las niñas -dándose cuenta de que dicho hoyo estaba destinado a su enterramiento- suplicaron a Antonio que las dejase ir, a lo que éste les respondió que lo sentía mucho pero que debía quitarles de en medio para que no se chivasen, ante lo cual las tres jóvenes se pusieron a gritar histéricamente, y entonces Antonio, utilizando una especie de honda una piedra que llevaban enrolladas en una camiseta, comenzó a golpear a las niñas a las que se encontraban arrodilladas porque no podían estar de pie, si bien como en una de las veces el propio Antonio resultó golpeado, dejó dicho instrumento y cogió el palo que después enterraría en la fosa junto a los cuerpos continuando golpeando con el durante bastante tiempo y con fuerza a las jóvenes, perdiendo c1 el conocimiento a consecuencia de ello…

… disparando nuevamente hasta tres tiros dirigidos a cada una de las tres jóvenes encontrándose en ese momento c1 tumbada en el suelo y desvanecida y de costado…”

C1 tenía que estar tendida de costado y desmayada en la versión “refinitiva” de Ricart. Era imprescindible, porque si no era imposible explicar la trayectoria del disparo. Con la niña arrodillada y Anglés de pie, no era posible que el proyectil entrara por 
la unión temporoparietal izquierda y saliera por la cuenca orbitaria derecha, porque eso implica una trayectoria casi horizontal. Habría sido diagonal y hacia abajo, con lo que el proyectil saldría por el maxilar inferior derecho.

En futuras entradas veremos cómo se intentaron explicar las trayectorias de los disparos de las otras dos niñas… con un fallo bastante obvio.

Algunos pensarán que la declaración de Ricart no está “cocinada“, sino que contó lo que realmente pasó, pero no tiene sentido. ¿Para qué pegar a las niñas al borde de la fosa? Les podía haber disparado inmediatamente y poner fin a la situación. Pero… había que explicar las trayectorias de los disparos y pegar a las niñas todo lo posible para explicar las múltiples lesiones que presentaban.

5. Las larvas

En esta fotografía del interior del cráneo pueden verse al menos dos larvas, a ambos lados de la imagen.






En esta otra fotografía aparece una larva de Calliphora vicina. Probablemente es imposible determinar de qué especie eran las larvas citadas. Pero, dada la similitud de esta larva con las de la foto superior y el hecho de que la Calliphora vicina es la especie más abundante en la colonización temprana de cadáveres, tomemos como hipótesis que fueran de dicha especie.

Una vez hecha la puesta, las larvas eclosionan en unas 24 horas y pasan por tres fases de crecimiento. A la segunda se llega unas 20 horas después y a la tercera 48 horas más tarde. De modo que el ciclo completo es de unos cuatro días, en condiciones ideales, antes de que las larvas abandonen el cadáver y se dispersen para transformarse en pupas. Como las larvas todavía estaban presentes en el interior del cráneo, si suponemos que estaban en la tercera fase, tenemos un mínimo de cuatro días desde la puesta, plazo que podría ser mayor en función de la temperatura (como se observa en el cuadro de temperaturas en Valencia en el período noviembre de 1992 a enero 1993 del apartado gráficos, el desarrollo normal de las larvas -que se detiene a 5º C- sólo estuvo comprometido unos 15 días), el enterramiento superficial, etc. Aunque el plazo se hubiera dilatado por la caída de temperaturas no parece posible que llegara a 74 días, fecha de fallecimiento oficial de las niñas. Por lo tanto no es aventurado afirmar que estamos ante un segundo enterramiento, hipótesis reforzada por el hecho de que los cadáveres estaban envueltos en una tierra arcillosa distinta a la tierra caliza del entorno de la fosa. 

6. La coloración grosella de los dientes. La caries


Esquema de piezas dentales y su numeración.



Los forenses, de pasada, comentaron que el primer molar del lado izquierdo (no especifican si era el superior o el inferior) presentaba marcados fenómenos de caries.





En estas fotografías parciales del maxilar inferior izquierdo podemos ver la caries citada y la anómala coloración grosella de los dientes. Según el informe del I.N.T. del 9 de marzo de 1993 (Folios 1019-1039 del Sumario):

“… Esta pigmentación la hemos encontrado en los casos de muertes por asfixia de cualquier origen (ahogados, intoxicaciones por monóxido de carbono, sobredosis de heroína, etc.). Tanto el color como la distribución, son distintos de las hemorragias intrapulpares producidas por contusiones…”

¿Cuál era entonces la causa real de la muerte? Una hipótesis válida es que se produjera como consecuencia de una gran lesión en los vasos del cuello, que habría ocasionado una exanguinación, con la consiguiente muerte por asfixia, ya que sin sangre no hay transporte de oxígeno a los tejidos. Esto explicaría igualmente que la cabeza estuviera desprendida del resto del cuerpo, ya que la putrefacción se acelera en las zonas lesionadas. Por no hablar de la posibilidad de una decapitación, que no puede estudiarse porque nos faltan las radiografías de los cadáveres. Además, esta hipótesis casa perfectamente con la falta de livideces cadavéricas en los cuerpos de las tres niñas. Como ya sabemos de posts anteriores, las livideces se producen debido al cese de la circulación de la sangre, subsiguiente a la parada cardíaca, y aparecen en las zonas no sometidas a presión donde ésta se deposita por efecto de la gravedad. Si no hay sangre, no puede haber livideces.

En cuanto a la mencionada pieza dental 36, como puede verse estaba prácticamente destruida. Aquella tarde del 13 de noviembre de 1992 sólo podrían haber salido a pasear dos niñas. Era imposible comportarse de manera normal con una caries tan enorme, que forzosamente tenía que haber producido infección, inflamación, un dolor intolerable y, probablemente, fiebre. Sin embargo, todos recordamos la famosa llamada de la niña a una emisora de radio en la víspera de la desaparición para dedicar la canción “Major Tom” a sus amigas, pero su tono de voz es completamente normal y no denota que padeciera molestia alguna.

Según el I.N.T.: 

“… La pieza 36 muestra una cavidad debida a una gran caries, que ocupa casi toda la mitad vestibular de la corona y afecta algo a la raíz. Esta infección no parece ser muy antigua pero si muy importante, pues ha afectado al cuerpo mandibular subyacente, fistulizándose, por lo que tuvo que haber originado un importante flemón…”

Entonces… ¿el cráneo correspondía realmente al cadáver número uno?

7: La dilatación

Al proseguir la autopsia, los forenses apreciaron una notable dilatación del orificio anal, con un diámetro aproximado de 5 centímetros, sin observarse lesión alguna. Tampoco había lesiones en la región genital a nivel de labios mayores o menores. Además, “no se aprecian soluciones de continuidad traumáticas en el repliegue mucosa (pirueta dialéctica para referirse al himen) que ocluye parcialmente la entrada de la vagina.” Una vez abiertas, tampoco se encontró alteración traumática alguna ni en la cavidad vaginal, ni en la rectal.

“… No es descartable que dicha dilatación pudiera tener un origen forzado, derivada de la introducción de un objeto o parte anatómica a través de dicho orificio en vida o postmortem…”

En otras palabras: había una posible violación anal, pero no vaginal, puesto que la niña había muerto con el himen intacto, es decir, virgen. ¿Es esto compatible con la ridícula declaración “refinitiva” de los hechos, llevada a cabo por Miguel Ricart?

  • “… una vez que llegaron a la caseta y subieron al piso alto, lo primero que hizo Antonio fue atar a c3 y a c2 a un poste… y mientras tanto el declarante sujetaba a c1 que permanecía de pie.
  • A continuación Antonio cogió a c1, la tiró a un colchón que allí había y la desnudó totalmente, mientras ésta se oponía y se defendía, siendo en todo momento reducida por Antonio.
  • Una vez desnuda y estando tumbada cara arriba Antonio se bajó los pantalones y los calzoncillos y le introdujo el pene por vía vaginal, continuando entretanto la resistencia de c1 al mismo tiempo que daba muestras de que le dolía la penetración.
  • Sin embargo, unos diez minutos más tarde, sin que pueda precisar el declarante si hubo o no eyaculación, Antonio dio la vuelta a c1 dejándola boca abajo, e introdujo su miembro por vía anal, mostrando también c1 el dolor que aquello le representaba, hasta que aproximadamente unos cinco minutos después, c1 profirió unos gritos y alaridos desgarradores de dolor, apercibiéndose el declarante que Antonio, encontrándose ya junto a c1, estaba introduciendo en el ano de ésta un palo, cuyas características no puede precisar, suponiendo que debió durar unos cinco minutos la penetración del referido palo.”



En esta declaración no hay una sola verdad. Miguel Ricart no tenía ni idea de lo que estaba diciendo. ¿Porque no estuvo allí, quizás? No hubo penetración vaginal, puesto que la niña murió virgen y no había lesiones genitales, ni externas ni internas. Y no pudo haber penetración anal con un palo puesto que tampoco había lesiones anales, ni externas ni internas. La única explicación para la dilatación anal de 5 cm. es que para producirla se empleara un instrumento diseñado para no producir lesiones. Así de sencillo. ¿Un espéculo vaginal? Comprobad con una cinta métrica cuánto son cinco centímetros e imaginad un orificio anal con tal dilatación. Adelanto que la de otra de las niñas era nada menos que de 8 cm. ¿Tenía Anglés varios palos inocuos de distintos diámetros o nos quedamos con la hipótesis del espéculo, cuyo diámetro es regulable?

8. La causa de la muerte

Según el dictamen de los forenses “… el motivo del fallecimiento es con toda seguridad la destrucción de centros vitales encefálicos producida a consecuencia de un disparo de arma de fuego.”

Sin embargo, en los folios 1019-1039, el Instituto Nacional de Toxicología afirmaba lo siguiente:

“… En el cráneo nº 1, el diploe correspondiente al orificio de entrada, no muestra signos de reacción vital (hemorragia) cuando es observado macroscópicamente, ni bajo microscopio estereoscópico a cincuenta aumentos. Con el fin de comprobar este extremo, la muestra es observada bajo SEM (scanning electron microscope o microscopio electrónico de barrido), corroborándose la ausencia de hemorragia…”

En otras palabras, la niña ya estaba muerta cuando recibió el disparo en el cráneo.

9. Resumen

Dos relojes y tres brazos, manos atadas a la espalda que están en dos sitios a la vez, huesos de más, evidencias eliminadas con agua a presión, una bala mágica, fauna cadavérica ignorada, una muela destruida que habría imposibilitado una vida normal, una violación vaginal imposible, otra anal con un palo -también imposible-, un oportuno desmayo a pie de fosa para explicar la trayectoria del proyectil y una falsa muerte por disparo de arma de fuego -probablemente producida por exanguinación-, es el resumen rápido de las circunstancias que rodearon la primera autopsia.

Y una pregunta trascendental. Si existen dudas más que evidentes acerca de que el cráneo perteneciera a c1 y la muerte de c1 se atribuyó a un disparo en el cráneo. ¿Cuál fue la verdadera causa de la muerte?

Pero luego, cuando un padre indignado dice que los forenses son personajes de tebeo, lo demandan…


—OOO—


Gráficos:





Métodos de identificación de larvas de fauna cadavérica.















Fuentes:

Blanco Durán, Juan Ignacio – ¿Qué pasó en Alcácer? Son-Expresión S.L., 1998.

Heard, Brian J. – Handbook of firearms and ballistics.

http://www.excopesa.es/docs/catalogos/Catalogo_Geco2011_ESP.pdf

Moore, Keith L. – Anatomía con orientación clínica. 6ª Edición.

Sobotta – Atlas de anatomía humana 1. Cabeza, cuello y miembro superior.

Netter, Frank H. – Anatomía humana. 5ª Edicion.

Amendt, Jens – Current concepts in forensic entomology.

Sumario y vista oral del caso Alcàsser.

http://datosclima.es/Vientostad.php

http://www.aemet.es/es/serviciosclimaticos/datosclimatologicos/valoresclimatologicos?l=8416&k=val

69 comentarios en “Alcàsser. Las primeras autopsias. 2/4

  1. Son similares, en efecto. ¡Imagínate el terremoto que se produciría si apareciera el reloj de Gloria Martínez Ruiz en la fosa de la Romana!

  2. La Asociación Clara Campoamor en general y Blanca Estrella en particular tienen la costumbre de personarse porque sí, sin que nadie se lo pida, en todos estos casos. Para mí que Blanca Estrella confunde dos casos, porque NINGUNA DE LAS NIÑAS LLEVABA BOLSO. Pero no es el único error de bulto que comete en su risible entrevista, plagada de inexactitudes.

  3. Aunque en esta entrada comentas que el reloj de la fosa estaba parado marcando las dos y veinte, en este mismo blog -o quizá en otro blog afín- recuerdo haber leído, en otra entrada, que, en el levantamiento, la secretaria judicial redacta que el reloj marca las CATORCE y treinta. Dejando al margen la diferencia en los minutos -que también daría de qué hablar-, la cuestión es: ¿cómo es posible que en un reloj analógico se aprecie una hora p.m.?

    ¿Le estaría traicionando el subconsciente a la secretaria por algo que supiera?

    Saludos y gracias.

  4. me ratifico,creer la version oficial es totalmente un acto de fe,no entra ni con calzador.Gracias por darnos un sitio limpio,neutro y sin macarrismos.Felicidades

  5. lo realmente grave de todo esto es que en este pais a pesar de todas estas mentiras y chapuzas no se puda reabrir el caso, igual qie con el 11 -M.

  6. amigo muchas gracias por arrojar luzsobre este turbador y oscro caso, dicho sea de paso, lo recuerdoo como si fuera ayer………., solo espero y deseo con todas mis fuerzas que algun dia no muy lejano pueda reabrirse la investigacion y llevar a los autenticos responsables ante la justicia, saludos cordiales y muchas gracias por todo el trabajo que estas haciendo.

  7. Me llama la atención la fotografía de la mandíbula, es de una mujer joven, pero la falta del segundo molar (hace erupción entre los 11 y 13 años) me extraña sobre todo al no apreciarse el cóndilo (el “hueco” dónde debía alojarse dicha muela) ¿se dice algo acerca de este segundo molar?. El primer molar causó una infección tan grave que se aprecia a simple vista una lesión en el hueso de la mandíbula. Parece de una joven con una muy mala salud dental.
    Respecto a las larvas, cualquier forense por inútil que sea las ha visto mil veces, tienen toda la pinta de pertenecer a la primera escuadra, tal vez la Calliphora o una Lucilia, en su primera fase larvaria. La primera se conoce vulgarmente como mosca azul y la segunda verde, son unas magníficas devoradoras de carne fresca, es lógico encontrarlas en un cráneo descarnado, pero no enterrado. Muy buen post.
    Una forense perpleja.

  8. Vale, estoy tonta, no había visto las fotografías completas. Si hay segundo molar, incluso se aprecia la formación del tercero, y sí hay alvéolo que alojase el segundo molar que falta. El cóndilo mandibular está roto, suele romperse con facilidad cuando se recibe un fuerte impacto y la boca está abierta. Rectifico pero sigo perpleja.

  9. Hay varios puntos q creo importantes:
    ¿se hicieron pruebas de adn p identificación de los cadáveres en la primera y segunda autopsia? Pq de ser respuesta afirmativa no tiene sentido barajar posibilidad de q no fueran los cadáveres de las niñas. Supongo q lo 1ro es la identificación del cadaver x medios científicos. Y parece ser q Frontela es un buen profesional.
    ¿en la 1ra autopsia se hicieron radiografias a los cadáveres? Si se hicieron ¿se presentaron en eljuicio? Si se hicieron y no aparece la cruz de caravaca, entonces esta se colocaria en el cuerpo de la niña entre la primera y segunda autopsia. Pero SI NO SE HICIERON RADIOGRAFIAS A LOS CADÁVERES EN LA PRIMERA AUTOPSIA suponer q la cruz se colocó en el cuerpo antes de la segunda autopsia es divagar. Puede ser q se haya hecho una primera autopsia muy superflua, por el motivo q sea.

    Me gustaria saber la respuesta a estos 2 puntos. ES Q SI EN NINGUNA DE LAS DOS AUTOPSIAS SE HACEN PRUEBAS DE ADN PARA IDENTIFICAR LOS CADÁVERES, APAGA Y VÁMONOS. ¿SE IDENTIFICARON SOLO X LA ROPA?

  10. En las primeras autopsias no se realizaron pruebas de ADN en ninguno de los tres cadáveres, aunque se tomaron reseñas necrodactilares que luego no se utilizaron; no se hicieron radiografías. La “identificación” se realizó merced a la ropa y los objetos personales y, finalmente, mediante superposición fotográfica de los cráneos, una prueba no muy fiable -y menos en aquella época-.

    Frontela realizó radiografías de los cadáveres, que luego no pudo presentar en el juicio porque se las confiscaron aunque, al parecer, tiene copias.

    De modo que, sí, apaga y vámonos.

  11. Frntela no hizo identificación de los cadáveres x pruebas de adn? NO ME LO PUEDO CREER…
    ENTONCES X PENSAR, SE PUEDE PENSAR DE TODO.INCLUSO Q ESOS CUERPOS NO ERAN DE LAS NIÑAS… Q PUEDEN ESTAR VIVAS EN CUALQUIER SITIO CON CUALQUIE FIN….DE TODO. SOLO SERIA CUESTIÓN DE PONER SUS ROPAS Y OBJETOS PERSONALES EN OTROS CUERPOS DE SIMILARES CARACTERÍSTICAS. PORQUE VIENDO TODO EL CASO YA SE PUEDE PENSAR DE TODO…..M GUSTARIA ALGUNA OPINIÓN AL RESPECTO. YO CREO Q SÍ ERAN SUS CUERPOS….PERO SI NO HAY CONFIRMACIÓN CIENTIFICA, NO SE PUEDE ASEGURAR AL 100%

  12. Frontela sabía en lo que se estaba metiendo y se lavó las manos. Al comenzar su autopsia del primer cadáver, hace constar:

    ” … El cadáver está introducido en un sudario de plástico de color blanco, que se halla cerrado mediante una cremallera y tiene adherida en el exterior una etiqueta de color blanco de 11 x 35 centímetros, en la cual, escrito a bolígrafo azul, se lee C1 … “

    “… No se observaron cicatrices, tatuajes, marcas ni señales particulares identificables a simple vista; el cadáver nos fue entregado para la realización de su autopsia ya identificado como el de C1 … “

    Por tanto, dio por buena la identificación realizada en las primeras autopsias, ya que no se quería meter en mas líos de los necesarios.

  13. Bueno, hay q ponerse en su lugar y entender q este hombre tiene familia………y viendo los cadáveres y sabiendo todo lo q les habian hecho, se daria cuenta q eso no fué un aquí te pillo, aquí te mato. El hombre no es tonto y sabia q esas aberraciones no las hace un simple violador, habia pelos de varias personas, ese tipo de torturas no las hace un simple delincuente, no se hacen en cualquier piso( los gritos se oirian en toda España) , supongo se utilizaron materiales d tortua q hay q tener…..en fin, q se enfrentaba a algo muy SERIO. SI ADEMÁS VIO Q LA FORMA DE LLEVAR EL CASO NO ERA TRANSPARENTE. PROBABLEMENTE , HIZO LO Q PUDO SIN METERSE EN LIOS Q PODRIAN AFECTAR NO SOLO A ÉL, TAMBIEN A SU FAMILIA.
    A TORO PASADO, VIENDO TODO LO Q LE PASÓ A JIB, SE PUEDE ENTENDER LA ACTITUD DE ESTE HOMBRE.
    AUNQUE SOLICITAR PRUEBAS DE ADN NO CREO Q LE HUBIESE TRAIDO + PROBLEMAS, A NO SER Q ALBERGASE ALGUNA DUDA DE LA IDENTIFICACIÓN DE LOS CUERPOS Y NO QUISIESE CONTRADECIR LA IDENTIFICACIÓN DE LOS PRIMEROS FORENSES

  14. Supongo q Frontela tiene q haber sentido una gran impotencia al no poder hacer tu trabajo libremente. Si eres un buen profesional una situación así tiene q ser muy dura.

  15. Hola, muy buena informacion y todo muy bien explicado. Enhorabuena. He leido que las cabezas estaban desprendidas de los cuerpos ¿ de los tres? ¿O solo de uno? y que estas cabezas estaban bastante descompuestas vamos que eran esqueleto pero sin embargo los cuerpos no. ¿Hay alguna explicacion? ¿Se podria decir que las cabezas no correspondian a los cuerpos de las tres niñas? Te hago esta pregunta porque en el cadaver numero uno que supongo que pertenecia a Toñi al analizar la cabeza se decia lo de las caries y que tenia una gran infeccion con su corresponiente flemon, en otro cadaver, desconozco cual, se decia de que si tenia una malformacion en la cabeza, cosa que no constaba en ninguna de las victimas. Y otra pregunta. Cuando hablan del cuerpo numero uno a quien pertenecia? TOÑI? El cuerpo numero dos a MIRIAM y el tercero a DESIRE? a quien le estirparon el pezon? Y la cruz de caravaca en que cuerpo se encontro? Siento la pregunta pero en cada sitio pone una cosa diferente y me hago un lio. Puede ser que los cuerpos si pertenecieran a las victimas porque mas o menos tenian la misma estatura pero las cabezas no? No se hay cosas que no cuadran. Un saludo

  16. Como dice Nozick, no creo que se debiera a una posible escapada. Es muy raro y la única explicación que se me ocurre es que lo llevara porque se lo hubiera sacado recientemente y/o quisiera enseñárselo a las amigas. Es un detalle del que se ha hablado muy poco.

    Manuel

  17. No creo que haya que relacionar el hecho de llevar el pasaporte/DNI con el de ir a Coloor. Si era una fiesta juvenil dudo mucho que pidieran el carnet de identidad. También crecí y frecuente discótecas juveniles a principios de los 90 y nunca me pidieron que enseñara el DNI.

    Manuel

  18. No sé si será el mismo el reloj o no, pero las manchas de tierra en las 3 fotos tienen muchas coincidencias. Por ejemplo los dos manchas simétricas que hay en el marco a la izquierda de las 6 o la marca sin barro un poco curva sobre las 3.
    No sé, yo al menos veo coincidencias en las 3 fotos…

Los comentarios están cerrados.