Camino al infierno. Una crítica al libro de J. J. Requena #2




Después de comentar la intervención televisiva de Requena, quedaba pendiente el análisis de su libro. Si no me equivoco, el post estaba terminado -o, al menos bastante perfilado- en el mes de agosto de 2014, pero no llegó a salir a la luz.

Hace poco me escribió un lector pidiéndome que lo publicara. En efecto, quizás debería haberlo hecho antes, pero me resultaba difícil porque no deja a Requena en buen lugar. Lo he dicho al menos en otra ocasión y lo repito ahora: creo que Requena es una buena persona y que tiene buenas intenciones. Pero quienes abordan el caso Alcásser tienen una gran responsabilidad, porque cuentan con poderosos adversarios: los que han fabricado la versión oficial, los medios de comunicación, los trolls -que pululan por todas partes- y los ciudadanos que se resisten a ver la realidad, la absoluta corrupción del Régimen en todos los ámbitos. Cuanto más grande sea el complot menos se va a creer que pueda haber sido forjado desde arriba. De modo que cuando se confronta a los ciudadanos con una conspiración, muchos se preguntan: ¿cómo es posible que quienes tienen que mirar por nosotros hayan podido idear semejante plan y llevarlo a cabo? Y no se lo creen. Normal.

Todo lo que implique intentar desmontar la versión oficial se va a mirar con lupa. Quienes lo intenten no pueden permitirse el lujo de cometer errores, porque los enemigos están al acecho para ponerlos de manifiesto y calificar a los autores de conspiranoicos, rechazando las versiones alternativas como propias de chiflados y consagrando la versión oficial como la única válida.

Requena afirma haber dedicado “cientos y cientos de horas a la investigación de este caso“, “una parte muy importante de mi vida“, “cuatro años en los que he visitado multitud de lugares“, lo que resulta bastante difícil de creer después de leer su libro. También afirma haber mantenido contactos con un ex agente secreto, hoy pre-jubilado, que le abrió las puertas del conocimiento. Si esto es cierto ¿cómo sabe Requena que su fuente es digna de crédito o, por el contrario, le está proporcionando información falsa?


—OOO—


La crítica del libro puede abordarse desde varios frentes. Su valor literario, facilidad de lectura, conocimiento y análisis del caso, aportación de nuevos datos, conclusiones, etc.


Valor literario y facilidad de lectura

Es difícil que un libro de supuesta investigación tenga valor literario, y el de Requena no es una excepción. Por lo que se refiere a facilidad de lectura, no llega ni al aprobado. Creo que desde este punto de vista, los dos peores libros que he leído en mi vida están relacionados con el caso Alcàsser: La ilustre degeneración, de Luisa Álvarez de Toledo, y Camino al infierno, de J.J. Requena. Ambos parecen haber sido escritos en cualquier lengua extranjera, cuanto más complicada mejor, para trasladarlos después al castellano con el traductor de Google.

Pongamos un ejemplo. En una determinada parte del libro, Requena escribe lo siguiente:

“… Siempre según la versión de Ricart, Toñi, Miriam y Desirée aceptarían a acceder al vehículo, hecho para el que sería necesario el que Anglés descendiera del mismo e inclinara el asiento que él ocupaba hacia adelante…”

¡Vaya lío! Mucho más sencillo habría sido escribir:

“… Según Ricart, Toñi, Miriam y Desirée aceptaron subir al vehículo, por lo que Anglés tuvo que bajarse e inclinar su asiento hacia delante…”

Veintitrés palabras en lugar de treinta y seis. Y, además, se entiende mejor. Pues así todo el libro…

El problema con Requena es que no sabe redactar, no sabe puntuar, desconoce los tiempos verbales y no sabe ortografía. A no ser que alguien haya mecanografiado el texto a partir de una grabación y lo haya destrozado. Si ha sido así, más vale que recurra a su amigo el agente secreto, para que encuentre al traidor o a la traidora que ha masacrado su libro. De todos modos, hay que leerse las pruebas antes de publicar, Sr. Requena.

Faltas de ortografía

En el libro podemos leer “a cerca”, “Olla de Buñol”, “pantalón baquero”, “porqué” y “bellos púbicos”, en vez de “acerca”, “Hoya de Buñol”, “pantalón vaquero”, “por qué” y “vellos púbicos”.

Faltas de acentuación y puntuación

La lista de defectos de acentuación es interminable, y la puntuación es, literalmente, errática. Cójanse un montón de comas, puntos, puntos y comas, etc., déjense caer sobre el texto de manera aleatoria, y esa parece ser la forma de puntuar de Requena.


Conocimiento y análisis del caso

Ubicación de escenarios

Por poner un par de ejemplos, Requena nos dice que Miriam asiste al Instituto La Florida, que según él está en Picassent, cuando está en Catarroja. Y afirma que la señora Badal observó que las niñas subían a un vehículo en la gasolinera Mari, cuando fue bajo su ventana. La calle Padre Guaita, en la que vivía la señora Badal, está bastante más adelante de lo que dice Requena y desde ella no puede verse la gasolinera. Es físicamente imposible, no sólo por la distancia y porque era de noche sino porque el trazado de la calle se curva hacia la izquierda.

Fechas

Por no saber, no se sabe ni las fechas. Para empezar, se equivoca en la fecha de nacimiento de dos de las niñas. Desirée no nació el 18 de febrero de 1978, sino el 17; y Miriam no nació el 28 de junio de 1978, sino el 28 de julio. En cuanto a Gloria Martínez Ruiz, a la que cita en el libro, no la raptaron una noche del mes de noviembre de 1992, sino el 30 de octubre de 1992. También pretende corregir a Neusa diciendo que el 12 de septiembre de 1992 era domingo, no sábado. Pues bien, por una vez, Neusa dice la verdad, era sábado.

Identidades

Requena parece desconocer hasta los nombres de los protagonistas y escenarios del caso. Pongamos algunos ejemplos:

Nombre real                    Nombre según Requena
Juan Ignacio Blanco Durán      José Ignacio Blanco Durán
María Luz López García         Mari Luz Sanz
Miguel Ricart Tárrega          Miguel Richard Tárela
Ricart                         Ricard
Rosalía Martínez               Josefa Martínez
Capitán Ibáñez                 Debía Ibáñez ¿¿??
Urbanización Morredondo        Urbanización Morreodondo

Nivel cultural

No se puede exigir a quien aborda un tema tan complicado como el caso Alcàsser que tenga conocimientos de Derecho, Anatomía, Medicina forense, Farmacología, Balística, Química, Criminologia, etc. Pero, cuando no se sabe algo, hay que documentarse.

Si Requena lo hubiera hecho, no habría llamado cualitativa a la fase colicuativa de la putrefacción. Ni unión tempo parietal a la temporoparietal. Ni aureola a la aréola del pezón, ni Akedetone a un antiparkinsoniano anticolinérgico llamado Akineton. 1

Y no podemos olvidarnos de una de los errores más divertidos, aquél en la que confunde entomólogo con endomólogo. Requena no lo aclara, pero supongo que los endomólogos deben ser profesionales dedicados al estudio del interior, aunque no queda claro el interior de qué. Supongo que todos los interiores, en general.


1
Requena menciona un tratamiento con Akedetone Modekate. Supongo que se refiere a Akineton (Biperideno) y Modecate (Flufenazina). El Modecate, un neuroléptico utilizado para tratar la esquizofrenia, necesita un antiparkinsoniano anticolinérgico (Akineton), que disminuye los niveles de acetilcolina para compensar la falta de dopamina y así evitar los graves efectos secundarios del Modecate. En el sumario pone Akinetone Modekate, así que ni siquiera se copió bien.


Aportación de nuevos datos

Después de mucho pensar, Requena basa su libro principalmente en dos ideas base: la llamada de Toñi a su padre, con la que forja una teoría que aparentemente es de cosecha propia, y la ubicación geográfica de los secuestradores, que suponemos será la aportación de su misterioso agente secreto.

La fuente de esta llamada que -salvo error- no figura en el sumario, es el libro de Blanco, Qué pasó en Alcácer:

“… A la hora de comer del día 17 de noviembre, el padre de Toñi se presentó en el cuartel de la Guardia Civil de Picassent. Según consta Nunca sabremos si era Toñi o si la crueldad sin límite de la que está dotado el ser humano había alimentado el morbo de alguien capaz de descolgar un teléfono y maltratar el corazón de un padre desesperado…”


S P O I L E R





Conclusiones

Según Requena, las niñas fueron conducidas a un chalet en el que había un grupo de pederastas de entre 45 y 60 años, de elevada posición social, prácticamente impunes ante cualquier naturaleza delictiva. Habrían utilizado a un intermediario, un empresario honorable de mediana edad conocido en la localidad de residencia de las niñas, que podría ser proveedor o instigador al consumo de drogas y alcohol entre los menores de la zona.

“… Se trataría de un grupo de depravados sexuales con gran poder social, provenientes en su mayoría, y al parecer, de tierras andaluzas, y más concretamente de la provincia de Málaga…”

Si cuando dice de la provincia de Málaga quiere decir Marbella, ¿por qué no lo dice?

Pero, volviendo al famoso chalet, Requena explica lo siguiente:

“… Toñi, Miriam y Desirée estuvieron retenidas en este lugar por espacio de cuatro días, hasta el martes diecisiete, momento en el que se produciría un hecho clave en el devenir de la historia, un hecho que acabaría costándoles la vida a las tres.

Desde el teléfono del chalet se produciría la llamada de Toñi Gómez a su domicilio, llamada atendida por su padre, Fernando Gómez, realizada en un momento de descuido y que la Guardia Civil no llegaría a investigar.

Esta llamada efectuada sobre el mediodía del dicho 17 de noviembre, la achacaría la Guardia Civil al lógico nerviosismo del señor Gómez, creyendo que confundía la voz de una llamada anónima con el propio timbre de su hija.

La realización de esta llamada alertó a los inquilinos del chalet, puesto que no sabían qué es lo que Toñi podría haber dicho durante la misma, alterando drásticamente los planes iniciales. Y es que no estaba previsto, en principio, el ejecutar a las tres jóvenes, sino que la idea era la de divertirse con ellas durante unos cuantos días.

Ante el temor de ser descubierto el emplazamiento y sus propias identidades, los raptores de las tres jóvenes decidieron que había que silenciarlas, para lo cual ordenaron que fuesen trasladadas a otro lugar y asesinadas allí…”

Mientras que no es imposible que Toñi realizara la llamada, la teoría de Requena de que eso le costó la vida a Miriam, Toñi y Desirée es un completo disparate. O sea, que si Toñi no hubiera llamado a su padre por teléfono, los richachones, después de violar a las niñas durante unos cuantos días, les habrían dicho. “… Hala, sin rencores, que iba de buen rollo. Ya podéis volver a casa. Aquí tenéis una caja de tiritas y quinientas pesetas para el taxi…” ¿?

O sea, ¿que Toñi se chiva desde el chalet, pero no se iba a chivar después de ser liberada? ¿Se puede ser más inútil que estos secuestradores, que dejan un teléfono al alcance de las niñas?

SurrealistaLa versión Requena es todavía más delirante que la versión oficial. La hipótesis del chalet, los ricachones y la juerga ya fue desechada por Fernando García hace muchos años: el caso Alcàsser es un chantaje. La cosa no se queda en un caso de pederastas millonarios, que no podrían haber conseguido que la instrucción apuntara a Ricart y Anglés, con la aquiescencia de los medios de comunicación, ni tampoco influir en todo lo que pasó después, que ha sido expuesto en este blog y en muchos otros lugares hasta la saciedad. Es más, van a cumplirse 23 años desde la desaparición de las niñas y ningún medio ha puesto en duda la versión oficial. En resumen, el contenido del libro de Requena se ajusta perfectamente a su título.



—OOO—



Había que crear una versión alternativa a la oficial que frenara las suspicacias de quienes nunca creyeron en ella. La nueva hipótesis, tan falsa como la original, se sustenta en dos versiones: la versión texto (el libro) y la versión audiovisual (el programa de televisión). Este último sirve para presentar al autor ante la audiencia, dar publicidad subliminal a su libro y hacer más accesible la ocurrencia de Requena a ese sector de la población que no es capaz de leer un libro ni aunque le cueste la vida. 2

La hipótesis expuesta en Camino al infierno -que produce vergüenza ajena- no puede tener cabida entre los detractores de la versión oficial porque es una manipulación con apoyo mediático, no se ajusta a lo que se sabe del caso ni a lo que siempre defendió Fernando García (pero no porque él lo dijera, sino porque tenía razón) y no contribuye en lo más mínimo al descrédito de la lamentable versión oficial.

Si hay más ediciones del libro, esperamos que al menos se pase un corrector ortográfico y se enmienden los errores de todo tipo que contiene. Lo de cambiar la hipótesis ya va a ser más complicado, porque a nadie le gusta reconocer que ha metido la pata.


2
Mi opinión actual no ha variado lo más mínimo con respecto a lo que publiqué en la primera parte del post:

“… El formato elegido estaba cuidadosamente calculado para producir dos efectos distintos. Para los partidarios de la versión oficial había un contertulio “serio”, Jerónimo Boloix, y un parapsicólogo “chiflado” (J. J. Requena), por lo que nada de lo que este último dijera iba a tener credibilidad. La versión oficial quedaba así reforzada. Por su parte, los detractores de la versión oficial y partidarios de una versión alternativa se encontraron con un contertulio “malo”, Jerónimo Boloix, y otro “bueno”, J. J. Requena, atacado sin piedad por el primero. Esto generó una simpatía instantánea a favor de Requena y de su libro.

A los detractores de la versión oficial de los hechos se les ofrecía una versión alternativa tan falsa como la oficial, pero que, salvo excepciones, estaban más que dispuestos a aceptar: si la atacaba Boloix sería porque era digna de crédito. La falsa versión alternativa quedaba así establecida.

En ambos casos, el Sistema ganaba, porque conseguía dejar fuera de sospecha a los verdaderos culpables, tal y como ha estado sucediendo durante los últimos veinte años…


—OOO–
Fuentes:


Entrevista a J. J. Requena:
http://www.crimenycriminologo.com/2012/10/las-ninas-de-alcacer-un-misterio-sin.html

J.J. Requena. Camino al infierno.

Crimen de Alcàsser. Entrevistas a Miguel Ricart y José Juan Requena. 13.11.2012:
https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=P6i5YYK8KAQ

28 comentarios en “Camino al infierno. Una crítica al libro de J. J. Requena #2

  1. Nozick, buenas noches.
    Lo bueno de leerte en este tipo de artículos es que consigues sacar una sonrisa de tu lector lo que ayuda a sobrellevar la temática densa abordada. Gracias.
    Yendo a la tesis que sostiene el libro de Requena, lo que me provoca espanto es la intención de poner la culpa en una de las víctimas, una vez más.
    El mensaje velado es que si ella no realizase esa llamada, las tres estarían vivas?! Suena fatal, y no hablo ya de cuestiones narrativas, ortográficas o lingüísticas.

    Un fuerte abrazo. 🙂

  2. Creo que el señor Requena estaba preparando un libro en clave de novela para poder contar todo lo que había conseguido averiguar en base a sus investigaciones iniciadas allá por 1993. Espero que su segundo libro, si al final se publica, sea más afortunado.

  3. Buenas noches en… en fin, ahí, buenas tardes aquí. Es verdad, no había caído. Ahora la culpa es de Toñi, lo que nos faltaba.

    Otro abrazo para ti. 🙂

  4. Me alegro de no haber encontrado el libro. Un tiempo precioso que no he perdido. Una vez le pregunte a Requena sobre un aspecto de la investigación y su contestación me confirmó que no tiene ninguna información relevante sobre Alcácer. Buen trabajo Nozick.

  5. Me declaro fan de este post. Me gusta que hayas incidido en la terrible redaccion y confusiones de este libro porque la coherencia a la hora de redactar de la gente que publica en torno al caso brilla por su ausencia. Enhorabuena

  6. El agente secreto de Requena parece que trabaja en “Las Provincias”:

    “Este hombre, casado y de edad mediana, no tiene ingresos conocidos, aunque tanto él como su esposa viven rodeados de grandes comodidades, e incluso poseen otro chalé en Marbella, localidad a la que se trasladan frecuentemente. La Guardia Civil investiga la posible relación de este “pied-noir” con la desaparición de las tres menores de Alcácer, ya que varios testigos han asegurado que le vieron en distintas ocasiones en la discoteca “Coolor” de Picassent (…) un súbdito francés, un “pied noir”, investigado por la Guardia Civil por su presunta relación con el triple crimen en el sumario B (…) vinculado con el mundo de la prostitución, y todo parece indicar que se encargaba de captar a jóvenes de ambos sexos para que participasen en orgías y fiestas, labor que presuntamente realizaba en distintos locales de ocio de la zona”.

    Las Provincias. 21 de febrero y 21 de mayo de 1997

    Y si el hecho desencadenante es la llamada telefónica y la posibilidad de que Toñi desvelase la identidad de sus agresores… ¿Como es posible que, en un principio, tuviesen pensado dejarlas marchar?. Para eso Requena tiene otra “satisfactoria” explicación; los agresores de las niñas iban enmascarados. Si bien esto no explica la aparición del pie de una de las niñas de Macastre en la calle Alcasser, ni el muro de silencio del pueblo en el que vivían las niñas, ni los falsos culpables, ni la versión defendida a ultranza por los medios, ni la resolución del Supremo… tal vez valga para escribir “Las Claves de Camino al Infierno”.

  7. En la edición del libro que me prestaron, la única alusión a máscaras es la siguiente:

    “… El periodista y criminólogo Paco Pérez Abellán realiza una entrevista a Juan Ignacio Blanco Durán en la que éste asegura haber contemplado una cinta o película snuff.
    Según Blanco, en ella dice poder verse la violación, tortura y muerte de una niña de catorce años de edad, y que él identifica como Desirée Hernández Folch.
    Blanco también asegura que la joven acaba muriendo ante las cámaras y que en la película aparecen seis personas que se encuentran enmascaradas…”

    Desconozco si habrá más de una edición o si Requena ha comentado lo de los enmascarados en alguna entrevista, foro o red social. El que las niñas no hubieran visto los rostros de sus secuestradores habría arreglado un poco su versión del caso, pero en todo caso soltarlas habría sido extremadamente arriesgado. Las niñas tendrían que volver inmaculadas sin huella genética alguna de sus secuestradores, olvidar sus voces, su apariencia, descripción del entorno, etc. ¿Contaban con qué las niñas o sus padres no denunciaran por vergüenza? Todo eso lo tenía que haber incluido Requena en su “novela” para que fuera algo más creíble.

    En cualquier caso, como comentas al final, la hipótesis de Requena no explica todos los demás hechos que rodean el caso.

    Muchas gracias por el comentario.

  8. “Toñi, Miriam y Desirée acuden a una cita concertada una semana antes. A la altura de la ermita de Picassent son recogidas por un vehículo de alta gama, de color blanco, conducido por una persona que goza de la confianza de las tres niñas. Estas son conducidas a un chalet, donde se encuentran algo muy diferente a lo que, en un principio, se les había asegurado. En el interior del inmueble hay un grupo de individuos, de mediana edad, que quieren celebrar una especie de orgía con las tres jóvenes. Todos ellos están enmascarados”.

    http://www.crimenycriminologo.com/2012/10/las-ninas-de-alcacer-un-misterio-sin.html

    Subirse a un vehículo blanco de alta gama en la ermita de Picassent (en el centro del pueblo) un viernes por la tarde y sin testigos debe ser la versión “mejorada” de la declaración de Cano Llacer…

    http://lawebdelassombras.blogspot.com.es/2014/09/alcasser-y-picassent-puntos-de-interes.html

  9. Claro, los castuzos no iban a enviar un Opel Corsa casposo a recoger a las niñas. Envían a un vehículo de alta gama, faltaría más. Así que esa es la fuente de las máscaras, la versión “mejorada” del libro…

  10. Celebro que, por fin, alguien se atreva a decir que “La ilustre degeneración” es un libro, desde el punto de vista literario, que parece estar escrito con los pies. No puedo estar más de acuerdo.

    La diferencia estriba en que Dª Luisa Isabel nos regaló el libro.

    Si este señor cobra por su producto, lo lógico es que exijamos un buen producto.

  11. Hay algo más… la Duquesa sólo nos cuenta la mitad de la historia, a no ser que la otra mitad esté en los cientos de páginas de la novela que nunca se publicaron, cosa que dudo.

  12. La cuestión es que, independientemente del valor informativo de la parte de la novela que falta, las personas que integran la Fundación Medina Sidonia parece no estar muy dispuesta a volver a difundirla con esas 151 páginas con que fue “aligerada”. Al menos esa es la impresión que me ha dado la responsable del archivo, Caridad López Ibáñez. Sus razones tendrán.

  13. Sólo la mitad? Porqué dices eso? Qé le falta por contar?

    Si, yo también me lo leí y hace un par de años, es denso y abigarrado como él solo, pero me abrió los ojos como los poderosos se creen seres superiores forman un exclusivo club de depravados y que los súbditos de este país formamos su coto de caza.

    Por cierto, me quedan personajes de la nocela sin ubicar, como el banquero, el periodista afín y el motorista. Agradecería que alguien me diese pistas para saber quién es quién.

    Por último, siempre me ha extrañado que dichos degenerados escogiesen a Anabel Segura como víctima, cuando era de clase (muy) acomodada, cuando ellos sólo abusaban de clases bajas-medias más vulnerables. La autora de esta novela apuntaba que Anabel osó a rechazar las pretensiones de alguien muy importante y a este ser no se le podía decir “no” como tal cosa. Como última nota, siempre me escamó que Ruíz Mateos estuviese tan afectado por este caso en TV y lo nombrase cuando estaba en pleno pataleo mediático por lo de la expropiación de Rumasa, es como si le mandase un mensaje a alguien de “sé quien fué, quiero que se siga hablando de esto y que X se asuste”

  14. En el último capítulo de la novela:

    “Pétula les recibió a cara descubierta. Conscientes de que la vida les iba en el silencio, pero chantajistas natos, el riesgo estaba en manifestar miedo o debilidad. En verdad, no había por qué tenerlo. Si les daba por intentar un chantaje o contar la verdad, daba lo mismo. Nadie podía creer algo tan horrible”.

  15. Lo del banquero, piensa en quien estaba en la cresta de la ola en 1992 y perdió su banco en 1993, incluyendo su propia libertad personal durante una temporada..

  16. Siempre me han parecido brillantes sus aportaciones, pero esta vez tengo que romper una lanza a favor de Requena. No podría ser que en este caso peca el artículo de subjetividad por estar justamente ahora donde y con quien estuvo usted?

  17. Es normal que no esté siempre de acuerdo y las críticas siempre son valiosas. Pero quisiera hacer unas cuantas puntualizaciones.

    1) Si no me equivoco, el primero que subí a YouTube la intervención de Requena en A3, presentando su libro y sometiéndose al ataque de Boloix, fui yo. Y allí sigue el vídeo.

    2) La crítica al libro ya estaba escrita en agosto de 2014, con independencia de hechos posteriores. Pero incluso antes de leer el libro, con lo que se filtró acerca de su contenido ya tenía unas ciertas dudas. Por eso había escrito ya un post al respecto un par de meses antes, “Palos de ciego”:
    http://lawebdelassombras.blogspot.com.es/2013/06/alcasser-palos-de-ciego.html

    3) En septiembre de 2014 salió la primera parte de la crítica, la referida a la intervención de Requena en A3. La segunda parte, la crítica al libro propiamente dicha, no la publiqué por el motivo que comento en el post.

    4) En la crítica analizo una serie de errores objetivos que es fácil comprobar si son ciertos o no. El que tenga alguna duda, no tiene más que adquirir el libro de Requena y leerlo. En cuanto a la opinión acerca del estilo y las conclusiones, sí que puede ser subjetiva. Si a alguien le gusta cómo escribe Requena y se cree que a las niñas las raptaron unos potentados de la provincia de Málaga que después las iban a liberar, está en su derecho. Yo siempre he estado de acuerdo con la opinión de Fernando García, que creo que es la correcta.

    Usted rompe una lanza a favor de Requena, ignoro si lo hace de modo objetivo o subjetivo. Pero una cosa es que nos caiga bien una persona y otra muy distinta es que le demos la razón siempre. Tengo que suponer que ha leído el libro y está de acuerdo con el fondo, la forma y los datos que expone. Qué se le va a hacer.

    En cuanto a lo de “por estar justamente ahora donde y con quien estuvo usted”, no quiero hacer suposiciones acerca de identidades. De modo que sólo puedo decirle que en un asunto tan serio como el caso Alcàsser siempre apoyaré a cualquier persona, grupo o asociación que contribuya a aclarar el crimen, con independencia de la opinión o relación que pueda tener con ellos.

    Muchas gracias por su comentario.

  18. La crítica está hecha en base a una copia del libro que me prestaron. Además, no sería ético, a no ser que el libro estuviera descatalogado. Saludos cordiales.

  19. Hola Nozick,
    Ante todo quiero felicitarte por tu blog.
    No he tenido la suerte de leer el libro de Requena pero sí quiero expresarte mi opinión.
    El hecho de que un libro tenga faltas tipográficas es algo que para mí tiene menos importancia de la que se le quiere dar ya que eso sólo indica que le faltó un revisor en la editorial que lo solucionara pero no es indicativo de que carezca o no de razón. Tengo una amiga que trabaja en una editorial que se dedica a eso y corrige faltas aún más sustanciales que las de Requena en escritores conocidos.
    Por otro lado los errores de nombres o de localizaciones son comunes en muchas ocasiones incluso en Sumarios oficiales.
    Centrándome en el asunto principal:
    Yo también he pensado en la teoría del chantaje pero hay hechos que me indican que Requena puede tener bastante razón y concuerda con lo que pudo pasar.
    A favor de su teoría está el hecho de que en esa zona hubo precedentes de crímenes muy similares como Macastre o el caso de Mercedes Llorca cuyas cuerdas coincidirían casi exactamente con las de las niñas de Álcasser. Si por todos es reconocido que era una zona caliente de desapariciones y asesinatos ¿qué tiene de descabellado que Requena plantee una teoría más local?
    La llamada de Miriam a su madre parece ser que se hizo desde casa de Esther y no desde otro lugar y eso ya hace más difícil la teoría del chantaje en el que la llamada se hacía por consejo de terceros ya en la calle para construir la coartada.
    La llamada a casa de Miriam se hace a una hora que coincidiría con la versión de Ester de que salieron sobre las 20:00 de su casa.
    Las monedas de más de Miriam tiene más que ver con un plan más improvisado y localista que premeditado puesto que las niñas estuvieron preocupadas contando las monedas en casa de Esther ¿porqué dicho paripé si sabían que para la cita planeada no les iba a hacer falta?.
    La llamada a casa de Toñi existió, es indudable, que fuera ella o no, no lo sabemos, lo demás es subjetivo e interpretable. Si fue ella está claro que era de auxilio o lamento y eso pudo tener consecuencia que cada uno pueda deducir.
    ¿Porqué ha sido Requena amenazado si fuera todo falso?
    Soy una gran seguidora de Juan Ignacio Blanco pero encuentro la teoría de Requena como una posibilidad no descartable.
    Gracias por tu espacio Nozick.

  20. Hola Nozick,
    Ante todo quiero felicitarte por tu blog.
    No he tenido la suerte de leer el libro de Requena pero sí quiero expresarte mi opinión.
    El hecho de que un libro tenga faltas tipográficas es algo que para mí tiene menos importancia de la que se le quiere dar ya que eso sólo indica que le faltó un revisor en la editorial que lo solucionara pero no es indicativo de que carezca o no de razón. Tengo una amiga que trabaja en una editorial que se dedica a eso y corrige faltas aún más sustanciales que las de Requena en escritores conocidos.
    Por otro lado los errores de nombres o de localizaciones son comunes en muchas ocasiones incluso en Sumarios oficiales.
    Centrándome en el asunto principal:
    Yo también he pensado en la teoría del chantaje pero hay hechos que me indican que Requena puede tener bastante razón y concuerda con lo que pudo pasar.
    A favor de su teoría está el hecho de que en esa zona hubo precedentes de crímenes muy similares como Macastre o el caso de Mercedes Llorca cuyas cuerdas coincidirían casi exactamente con las de las niñas de Álcasser. Si por todos es reconocido que era una zona caliente de desapariciones y asesinatos ¿qué tiene de descabellado que Requena plantee una teoría más local?
    La llamada de Miriam a su madre parece ser que se hizo desde casa de Esther y no desde otro lugar y eso ya hace más difícil la teoría del chantaje en el que la llamada se hacía por consejo de terceros ya en la calle para construir la coartada.
    La llamada a casa de Miriam se hace a una hora que coincidiría con la versión de Ester de que salieron sobre las 20:00 de su casa.
    Las monedas de más de Miriam tiene más que ver con un plan más improvisado y localista que premeditado puesto que las niñas estuvieron preocupadas contando las monedas en casa de Esther ¿porqué dicho paripé si sabían que para la cita planeada no les iba a hacer falta?.
    La llamada a casa de Toñi existió, es indudable, que fuera ella o no, no lo sabemos, lo demás es subjetivo e interpretable. Si fue ella está claro que era de auxilio o lamento y eso pudo tener consecuencia que cada uno pueda deducir.
    Soy una gran seguidora de Juan Ignacio Blanco pero encuentro la teoría de Requena como una posibilidad muy acertada.
    Gracias por tu espacio Nozick.

  21. Buenos días. Haga las suposiciones que considere, soy anónima, se lo aseguro e independiente y sólo expresaba una opinión personal. Gracias a Usted por su respuesta.

Los comentarios están cerrados.