Un millón.




No, el artículo no tiene nada que ver con el dinero, aunque se hable de millones.

Hace ya casi tres años que comenzaba a dar sus primeros pasos este blog, un viernes 8 de marzo de 2013. Desde entonces, y gracias a vosotros, se ha cruzado la barrera del millón de visitas. Si añadimos los accesos al canal de YouTube, se han superado ampliamente los dos millones de accesos.

Creo que es una cifra satisfactoria. Porque un número mucho menor haría el blog intrascendente, pero si los dos millones de accesos fueran diarios probablemente ya habría tenido que cerrar por antisistema o algo parecido. No obstante, todavía hay margen de crecimiento antes de comenzar a ser demasiado molesto.

Ese es el motivo por el que muchas veces hay que leer entre líneas. Y por el que, en muy escasas ocasiones, me veo obligado a no publicar algún que otro comentario. Por ejemplo, supongamos que escribo “en cierta ciudad del Oeste, un determinado sheriff que luchaba contra los cowboys descontrolados se vio obligado a implicarse en un tiroteo, ayudado por un conocido doctor.” Entonces, puede que un amable lector comente “¡Ah! ¡Te refieres a Wyatt Earp y a Doc Holliday!” Naturalmente, no puedo publicar el comentario, porque de lo que se trataba es de que todo el mundo supiera a quién me estaba refiriendo, pero sin dar nombres. Pido perdón a los escasos afectados, pero si creo -con razón o sin ella- que no debo abordar directamente un determinado tema, tengo que ser consecuente y no dejar que lo aborden otros por mi. El blog debe enviar su mensaje y seguir su camino sin herir susceptibilidades, ser objeto de querellas o dar pretextos para su cierre.

Un lector -uno sólo- se quejó de censura porque no le había publicado dos mensajes. Incomprensiblemente, el mensaje de queja llegó, pero los otros dos no aparecieron por ninguna parte. Y no pude contestarle porque no me aportó su correo electrónico, que es el medio que ruego se use cuando haya que enviar algún mensaje que no deba publicarse en el blog: nozicknozick@gmail.com

Por lo demás, agradezco infinitamente cada comentario. Todos aportan algo: muchos ayudan a completar el tema tratado o introducen elementos nuevos; otros corrigen algún que otro error o dan su punto de vista sobre el asunto que se aborda, y también los hay de ánimo y crítica, que siempre viene bien. Estoy en deuda con todos ellos.

Hay muchos temas por abordar y muchos artículos en proceso de publicación, porque algunos requieren un trabajo previo de documentación bastante largo. Pero, mientras siga contando con vuestro apoyo, este blog seguirá adelante, esperando aportar algo para dar a conocer hasta qué punto estamos inmersos en un Sistema Mundial de Opresión y qué ha pasado para que nos veamos así.

¿Qué podemos hacer al respecto? Contra el Sistema no se puede luchar de modo directo, ya que todos los instrumentos e instituciones que deberían velar por su correcto funcionamiento están infiltrados y dominados por el -llamémoslo así- “Nuevo Orden Mundial”.

La única manera de minimizar su influencia es sencilla de exponer, pero casi imposible de llevar a cabo: que cada uno de nosotros cumpla con su deber, desde el primero al último. Pero ¿quién le pone el cascabel al gato? Si a un director de una oficina bancaria le ordenan colocar participaciones preferentes a todos los clientes ¿se va a atrever a negarse? Su puesto depende de ello. Si un político con aspiraciones ve corrupción por todas partes en su partido, ¿va a hacer como que no lo advierte, se va a implicar en la red o va a denunciarlo? El Juez que recibe presiones para prevaricar ¿va a atreverse a hacer que se cumpla la ley? Los individuos no deberíamos ser peleles en manos de las empresas y de las instituciones pero, por desgracia, casi siempre es así. Todos tenemos una familia a la que proteger y un futuro por el que preocuparnos.

Mientras no haya ética individual en todos nosotros no podemos criticar a las instituciones. Ya que la justicia no viene desde arriba, porque la llamada “civilización occidental” -que ya ni es civilización, ni es occidental- está corrompida hasta la médula, tendrá que surgir desde abajo y subir hasta la cima. Si no reaccionamos, conservaremos nuestro puesto de trabajo un día más, pero tendremos un día menos de libertad y habremos caminado un día más hacia nuestro final.

22 comentarios en “Un millón.

  1. Nozick, felicitaciones e infinitas gracias!
    Tu labor es muy, pero muy valiosa, y encima, has debido aprender las mañas del equilibrista que vela por sí y por los otros, previendo ciertos movimientos desde la sabia perspectiva que suele dar la distancia.
    Se te quiere un montón, cansado estás de leerlo!
    Nos resta aguzar la imaginación y analizar atentamente las pequeñas y grandes señales, en un ejercicio cotidiano que nos lleve más allá de nuestras narices, contornando las pasteurizadas fuentes que pululan por ahí e intercambiando opiniones sin quemar agudas naves.
    Un fortísimo abrazo! 🙂

  2. Gracias por existir y crear este lugar. Por ser un hombre de honor y con dignidad. Por luchar contra los elementos. Ser fiel a unos principios y convicciones. Y nunca desfallecer.

    Que te quede una cosa clara, no estás solo en esta pelea.

    Un abrazo. Y mucha fuerza. Aún queda mucho por hacer.

    No surrender, my friend.

  3. Felicidades! … y eso es, dignidad personal. Lo incomprensible es que, a la hora de expresarnos, decidir, protestar,… no lo hagamos con dignidad. Porque esa parte es muy fácil. A ver si se inventa esto del “entrenador para la dignidad”, “dignity coach” o algo así. Es importante el lenguaje y la actitud, para después, conseguir ser consecuente con él, y comportarnos siempre dignamente, que no es fácil. Pero hay demasiada gente aún que no consigue ser digno en el pensamiento. Ni en eso. Poco a poco. Cada uno que haga su parte al menos, como dices. Abrazos desde el otro pico!

  4. Muchas gracias por mantener abiertas estas páginas, tan importantes para tantas personas.

  5. Mi felicitaciones y siempre enhorabuena por tu trabajo.
    Somos muchos los que te seguimos. Es necesario que todo lo que expones se cuente y se haga saber. Es terrorífico, pero no querer verlo no hace que desaparezca.
    Un abrazo

  6. Brillantes tu trabajo y reflexiones, Nozick, y muy merecido por lo tanto el éxito de lectores. Se te agradece enormemente por tu trabajo noble de esclarecimiento y resistencia, que en este caso son sinónimos. Un fuerte abrazo desde el otro lado del charco

  7. Hay que seguir adelante, todavía hay mucho por hacer. Gracias por todo!

  8. Gracias Nozick, a tí y a otros que como tú, luchan por encender una luz en el mundo.

  9. Tendría que haber más webs de este tipo. Espero que se consiga. Ánimo y adelante!

  10. Brillante reflexión sobre el deber Nozick. Muchísimos ánimos y gracias.
    Carlos.

  11. Coincido plenamente con los demás comentaristas. Gracias infinitas Nozick por crear este blog y mantenerlo activo. Es de los más importantes de internet, tanto por su temática como por la abundante bibliografía que aportas y que brillantemente interpretas. No me cabe duda que tus esfuerzos servirán para guiar a muchos otros en este arduo camino, donde me incluyo. Como decía Paolo Borsellino “parlate della mafia, parlatene sui giornali, alla radio, in televisione, però parlatene”. Aleteos de mariposa, lo llaman.

  12. Gracias, muchas. He pasado gran parte de mi vida medio feliz. Hoy ya no lo soy, ni medio, pero he aprendido tanto con tus páginas que compensa. Abrazo desde el sur.

  13. “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados”. Mt 5:6

  14. Vaya… siento lo que te haya pasado… pero la vida no termina con un contratiempo. Date tiempo para volver a ser feliz. Un abrazo y gracias por tu apoyo.

  15. Estaría bien que un ojo experto como el tuyo le echara un vistazo a las desapariciones que están ocurriendo en la residencia Sant Joan de Déu, Almacelles.

Los comentarios están cerrados.