Alcàsser. José María Garzón Flores.

Garzon
El 14 de junio de 1998, el diario Levante-EMV, publicaba el siguiente artículo:

Un letrado de la acusación en el caso Alcácer pretende cobrar a la procuradora 13 millones

El abogado José María Garzón Flores, que representó a los padres de Miriam y Toñi en el juicio por el triple crimen de Alcácer, pretende ahora cobrar una minuta de casi 13 millones de pesetas a la procuradora que actuó en el caso, después de que sus clientes se hayan negado a pagarle. El letrado se ha acogido a un artículo de la ley de enjuiciamiento civil de 1881, que varios juristas consideran “obsoleto y de prácticamente nula aplicación en la actualidad“.

YOLANDA LAGUNA
VALENCIA

José María Garzón Flores, abogado colegiado en Madrid, irrumpió en el caso Alcácer a finales de febrero de 1997. En principio, pasó a representar a los padres de Toñi, mientras Vicente Attard seguía defendiendo los intereses del padre de Miriam, Fernando García.

Un día antes de iniciarse la vista oral, tanto Attard como la procuradora presentaron su renuncia, aunque a esta última no se la admitieron. Garzón pasó a ejercer la acusación particular en nombre de las dos familias junto a su compañero José María Allende. El baile de abogados continuó. Miguel Arturo Casells fue contratado a mitad de juicio para representar a Fernando García y, al final, Garzón desapareció de la escena y los informes fueron expuestos por Fernando García Canela, como nuevo letrado del padre de Toñi.

La vista terminó y el pasado mes de septiembre se dictó sentencia. Llegó la hora de presentar minutas. José María Garzón Flores elaboró la suya, en la que reclamaba casi 13 millones de pesetas a los padres de Miriam y Toñi, según ha sabido Levante-Emv de fuentes jurídicas.

Sin embargo, no hubo acuerdo. Este diario intentó ayer ponerse en contacto con ambas familias para conocer las razones de su negativa a pagar la cantidad que les exige Garzón Flores. No obstante, fuentes cercanas a Fernando García, que está declarado insolvente, precisaron que éste sostiene que el letrado se ofreció a llevar el asunto de forma gratuita, cobrando únicamente dietas por desplazamientos y estancia en Valencia, que le fueron pagadas. Tampoco fue posible conocer la versión del abogado madrileño.

Lo que sí está claro es que José María Garzón, en lugar de plantear una reclamación a sus clientes como es habitual, pretende que sea la procuradora la que le pague una minuta, que las citadas fuentes consideran “excesiva y revisable a la baja“.

Garzón Flores se ha acogido a un artículo de la ley de enjuiciamiento civil de 1881 que faculta al abogado para reclamar al procurador el pago de sus honorarios. Varios juristas consultados por este diario incidieron en que este precepto es “absolutamente obsoleto y de nula aplicación en la actualidad“.

Tenía sentido a finales del siglo XIX porque el procurador estaba obligado a hacerse cargo de todos los gastos de un pleito, incluidos los honorarios del abogado, aunque éste fuera elegido por el cliente. Pero esto, en la actualidad, está totalmente en desuso, ya que el procurador ha dejado de tener estas funciones“, añadieron. De hecho, en el anteproyecto de ley de enjuiciamiento civil que está en estudio, el artículo en cuestión ha sido eliminado.

En casos como éste, si no se produce el pago se inicia un procedimiento ante el tribunal que llevó el caso para que decida si procede o no la petición.

Cenefa Separadora

El tema fue a juicio, y Garzón perdió, tal y como anunciaba el diario El Mundo el sábado seis de mayo del año 2000:

Hoy, un amable lector me pasa un enlace a un artículo de ABC, que dice lo siguiente:

ABC
19 de junio de 2016
Denuncian en la Fiscalía a un mediático abogado por estafar y amenazar a sus clientes

  • Los padres de Sandra Palo, los de las niñas de Alcàsser y la madre de Rocío Wanninkhof denuncian que José María Garzón se ofrece gratis y luego exige minutas millonarias. La denuncia dice que «intimida mostrando una pistola». Él lo niega todo.

JAVIER CHICOTE

Un total de catorce personas denunciaron el pasado viernes ante la Fiscalía Provincial de Madrid al mediático abogado José María Garzón y a su hermano Jesús, también letrado, por estafa, apropiación indebida, deslealtad profesional y falsedad documental. La mayor parte de los los denunciantes tienen como denominador común que su nombre apareció en los medios de comunicación tras sufrir una tragedia noticiosa y recibieron una llamada del letrado ofreciendo gratis sus servicios. Cuando decidieron prescindir del abogado, se encontraron con minutas millonarias, algunas de ellas justificadas con hojas de encargo en las que, dicen, el abogado falsificó sus firmas.

María del Mar Bermúdez y Francisco Palo recibieron esa llamada nada más saberse que su hija, Sandra, había sido violada, asesinada y quemada en mayo de 2003. Según la denuncia, el abogado les ocultó que se había ingresado en la cuenta del juzgado una indemnización por el crimen que ascendía a 145.526,62 euros. «Tras insistentes llamadas al abogado Garzón», los padres de Sandra Palo «recibieron información incompleta y una factura de 48.000 euros», refleja la denuncia. Los padres de la menor asesinada presentaron una queja en el Colegio de Abogados, ante el que José María Garzón presentó una fotocopia de una minuta de honorarios «cuya firma estampada niega María del Mar Bermúdez».

Con pistola en el despacho

La denuncia también narra que algunos clientes han recibido «llamadas amenazantes del abogado» y cuando han querido «reclamar o pedir explicaciones de la marcha de sus asuntos, les ha citado a su despacho mostrándoles su pistola o dejándola encima de la mesa al inicio de la reunión». Según la denuncia, se trata de un «aviso amenazante».

En cuanto a Alicia Hornos, el letrado se ofreció a llevar el caso del asesinato de su hija, Rocío Wanninkhof, «completamente gratis», una práctica habitual en casos mediáticos, ya que el letrado consigue una extraordinaria publicidad que le atrae clientes. Cuando Alicia Hornos le comunicó que no quería seguir con él, Garzón le envió una minuta de más de 50.000 euros. La situación es similar para los padres de Miriam y Toñi, dos de las tres niñas del crimen de Alcàsser, a los que también se ofreció gratis. En este caso ha sido el abogado que compartió acusación con Garzón y la procuradora quienes le ha denunciado, después de que el letrado madrileño exigiera los pagos, pese a que «todos los profesionales que estaban ayudando (a los padres de las niñas) lo hacían gratuitamente».

En la denuncia, de 33 folios, también aparece el caso de la modelo Vania Millán. La que fuera Miss España sostiene que Garzón usó un documento firmado por ella para emprender acciones legales en un caso concreto para interponer otra demanda sin su conocimiento y luego exigirle la minuta en una jura de cuentas.

Entre los hechos que relata la denuncia también aparece que el abogado, siempre presuntamente, exige habitualmente el pago de una parte de sus honorarios en negro, sin factura.

También denuncian una presunta estafa los dueños de la clínica de cirugía plástica Bruselas. Contrataron al abogado para pleitear contra una cadena de televisión y luego se encontraron que los honorarios que habían aceptado se multiplicaron por tres «porque son tres hermanos e hizo firmar las hojas de encargo a cada uno de ellos». «Lleva cobrados casi 500.000 euros por tan solo la redacción de dos escuetas demandas».

Niega las acusaciones

José María Garzón negó este domingo todas las acusaciones en conversación con ABC: «Todo es falso y puedo desmontar los casos uno a uno». El letrado sostiene que «el resumen de esto es que hay gente que no quiere pagar lo que debe». Intuye que entre los denunciantes hay alguno cuya reclamación «ya está archivada» o terminaron «aceptando la jura de cuentas».

José María Garzón, que ha llevado casos como el de la enfermera contagiada de ébola, Teresa Romero, no puede ejercer hasta que expire la suspensión de tres meses y medio que le ha impuesto el Colegio de Abogados por faltas graves. Según fuentes consultadas por ABC, «hay más casos que se irán uniendo» a esta denuncia, que se ha nutrido en parte de algunos procedimientos que ya estaban en marcha.

Cenefa Separadora

Pasa el tiempo y, siempre que pienso que ya nada puede sorprenderme, viene la realidad y me pone en mi sitio.

No sabemos si es que Garzón tiene muy mala suerte con sus clientes, o son éstos los que tienen muy mala suerte con Garzón. El caso es que parece que la historia se repite y que llueve sobre mojado. La justicia decidirá. En cuanto a la opinión que este caso merece queda a juicio de cada uno de los lectores.

Al menos, yo tengo la mía.

Cenefa Separadora

Fuentes:

  1. Levante-EMV. 14 de junio de 1998. Un letrado de la acusación en el caso Alcácer pretende cobrar a la procuradora 13 millones.
  2. El Mundo. 6 de mayo de 2000. Un abogado del caso Alcásser pierde 11 millones por prometer que no cobraría.
  3. ABC. 19 de junio de 2016. Denuncian en la Fiscalía a un mediático abogado por estafar y amenazar a sus clientes: http://www.abc.es/espana/abci-denuncian-fiscalia-mediatico-abogado-estafar-y-amenazar-clientes-201606192158_noticia.html
  4. http://www.formulatv.com/noticias/56021/colegio-abogados-madrid-inhabilita-abogado-mediatico-jose-maria-garzon/
  5. http://www.diariosur.es/sociedad/201411/16/garzon-letrado-ante-bestia-20141116213517.html