Alcàsser. Al César lo que es del César.

Al Cesar Lo Que Es Del Cesar 02

Del caso Alcàsser se ha dicho de todo. Errores incluidos. Pero quizás la mayor metedura de pata la protagonizó el diario “El Mundo” en su célebre artículo del domingo 25 de agosto de 2002 titulado “El estigma de Alcàsser“. Firmado por Javier Gómez, el autor nos presenta a un tal Vicente “… uno de los mejores amigos de Miriam, Desirée y Toñi. Bailó y tomó cubatas con ellas en la discoteca Coolor, de Picassent, aquella madrugada del 13 de noviembre de 1992, cuando los habitantes de Alcàsser dormían…” O Gómez se topó con el mayor mentiroso del pueblo o se inventó a Vicente y lo de los cubatas en Coolor, porque las niñas no llegaron a pisar la discoteca aquella noche. Según la versión oficial, Anglés y Ricart las raptaron antes de llegar, mediante engaños. Por su parte, muchos de los seguidores del caso creen que es más que dudoso que las niñas fueran siquiera a la discoteca aquella noche, ya que piensan que desaparecieron en el mismo Alcàsser.

Este tipo de errores hace que haya tener precaución antes de considerar infalibles las informaciones de prensa. Diez años antes, el diario “El País” publicaba dos artículos sobre el caso que aparecieron en noviembre y diciembre de 1992. Dos artículos polémicos.

El primero se titula “Mirian, vuelve a casa“, literalmente. Mirian, con “n”. Apareció el domingo 22 de noviembre de 1992 y lleva la firma de Francesc Bayarri. Al final de la primera columna podemos leer lo siguiente: “… César, que iba en moto, reconoció a las adolescentes cuando caminaban por la carretera que une Alcàsser -de unos 7.500 habitantes- y Picassent, con casi 15.000 vecinos. Fue el último en verlas…” Según el sumario, el último en verlas fue José Antonio Cano Llacer (la señora Badal no cuenta porque se confundió de niñas y de hora). ¿Qué está pasando aquí?

1992.11.22.01 Miriam, Vuelve A Casa. Cesar Cano Llacer1992.11.22.03 Miriam, Vuelve A Casa. Cesar Cano Llacer

Hay que tener en cuenta que es dudoso que Bayarri cambie el nombre del testigo para proteger su identidad, por ser menor de edad, ya que en el mismo artículo se cita a Esther por su nombre y también era menor de edad.

El segundo artículo se llama “La tragedia de Alcàsser“, y fue publicado por el mismo autor el lunes 14 de diciembre de 1992. Al leerlo nos topamos con el siguiente párrafo: “… César, vecino de Alcàsser, que ya volvía de Coolor, vio a las tres jóvenes andando en dirección a la discoteca, en las calles de Picassent, en un punto intermedio entre la gasolinera y la discoteca…” De un punto intermedio, nada. Fue casi en la gasolinera. Pero… ¿otra vez César? A no ser que a José Antonio Cano Llacer le llamaran César en el pueblo -como llamaban Rubén a Antonio Anglés en Catarroja- aquí pasa algo raro. ¿Había algún César en el pueblo que fuera amigo de las niñas? ¿José Antonio Cano Llacer se llamaba César Cano Llacer o ésto qué es? ¿Nos ha salido otro Cano?

1992.12.14 El Pais. La Tragedia De Alcasser (Cesar Cano Llacer)

Finalmente, la revista “Semana” publicaba la siguiente foto, en febrero de 1993, en la que se ve a Paco Lobatón entrevistando al “último chico que vio con vida a las tres niñas”. Está claro que tiene que ser José Antonio Cano Llacer, alias César.

Paco Lobaton Y Uno De Los Cano Llacer, Cesar O Jose Antonio 02

Por último, veamos cuál era el aspecto de José Antonio Cano Llacer en el juicio. La única instantánea que conozco es la que apareció en el diario Levante-EMV, el 29 de mayo de 1997. Cano es el primero por la izquierda. Salvo error, uno de los pocos testigos a los que se les permitió declarar con gafas de sol. Otro que también lo hizo así fue Kelly Anglés, que hasta llevaba una peluca rubia. Pero volvamos a lo que nos ocupa. ¿Es la misma persona que la entrevistada por Paco Lobatón en la fotografía anterior? ¿Tenemos un César y un José Antonio o dos José Antonio?

1997.05.29 Cano Llacer, Soria Chaveli Y Diez Martinez

El penúltimo lío del caso Alcàsser, cuya solución queda a juicio de los lectores. ¿El señor Bayarri tiene mala memoria para los nombres? ¿Los señores Bayarri y Gómez utilizan la misma fuente de información? ¿O es que tenemos un nuevo misterio?

Los Khazars.

Fuentes:

 

  1. El estigma de Alcàsser: http://www.elmundo.es/cronica/2002/358/1030346822.html
  2. Mirian, vuelve a casa. El País, Domingo 22 de noviembre de 1992.
  3. La tragedia de Alcàsser. El País, Lunes 14 de diciembre de 1992.
  4. La amiga de las niñas de Alcácer rompe a llorar al evocar sus últimas horas. Levante-EMV, 29 de mayo de 1997.