Alcàsser. Antonio Anglés, la huida que nunca existió #3.

huida-de-angles-03

El sábado 6 de febrero de 1993 volvíamos a tener noticias de Antonio Anglés. Un guardabarreras de Renfe dijo haber estado hablando con él desde las cinco a las seis de la madrugada mientras estaba en su garita, cerca de la estación de Xátiva. Cuando encendió la luz, Anglés adoptó una actitud amenazadora, mostrándole una pequeña hacha que llevaba al cinto, tras lo cual se fue andando por la vía rumbo a la estación. Ocho horas antes -versión oficial- había mantenido un tiroteo con la Guardia Civil en la localidad de Benisanó.

El fugitivo presentaba un aspecto lamentable, con una gabardina hasta los pies, barba de varios días, arañazos en la cara, pantalones agujereados y uñas larguísimas. Vamos, que estaba en las últimas. Pero eso no fue obstáculo para que hablara por los codos, como había decidido hacer en todas partes para que nadie pudiera reconocerle en su huida. De modo que confesó tener un Opel Kadett blanco, que antes había tenido un Seat Ronda, que le había ido mal con las mujeres y que vivía en Valencia. Antes de irse se tomó un café y tiró a la basura una chaquetilla de mono azul, una camisa y un plástico que llevaba debajo. Rechazó unas naranjas que le ofreció el guardabarreras porque, según dijo, estaba harto de ellas. Según la prensa, la Guardia Civil envió a sus laboratorios la “ropa ensangrentada” que había abandonado el prófugo. Un prófugo que siempre conseguía escapar por los pelos, aunque la Guardia Civil rastreaba por todas partes, llegando incluso a utilizar un helicóptero.
estacion-de-xativa-02

El miércoles 10 de febrero intentó abandonar la zona colocándose en los bajos de un trailer de Logroño que había llegado esa noche a la gasolinera de Vilamarxant. Anglés consiguió pasar toda la noche inadvertido, pero por la mañana fue descubierto por el camionero, que corrió al interior del almacén José Ferrer S.L. en donde tenía que descargar la mercancía, para avisar a los trabajadores. Eran las ocho de la mañana. Pero cuando salieron a la calle ya se había escapado. Vestía una cazadora azul y llevaba el pelo corto, oscuro y rojizo. En un alarde de inteligencia, para que nadie pudiera reconocerle, Anglés se volvió hacia ellos en actitud desafiante, antes de desaparecer en una zona de chalets poblada de naranjos.

jose-ferrer-s-l-03Almacén José Ferrer S.L.

Dada la alarma, se montó de inmediato un dispositivo policial para rastrear la zona. Pero todo fue inútil. Ese demonio de hombre había vuelto a burlar el cerco.

Días antes había buscado refugio en un chalet de Benaguacil que entonces se encontraba vacío. Su dueño, Julio Planchat Ochando, presentó una denuncia el día 1 de marzo, ya que al volver el 28 de febrero había observado que el automático estaba conectado, había desorden y le habían sustraído dos sacos de dormir. Bajo una cama había un pantalón y dos jerseys. Al lado de la cama había una cartera marrón de cuero que contenía cinco fotografías.

La investigación determinó que correspondían a Antonio Anglés Martíns. Se las había hecho en un fotomatón de Valencia después de salir de la peluquería, a fin de falsificar nuevos documentos de identidad. En la habitación que daba a la terraza por la que el prófugo había entrado, se halló una servilleta de papel con manchas de sangre, y entre la ropa del armario había un paquetito de papel de aluminio que contenía cincuenta mil pesetas en billetes de diez mil. Un inventario más minucioso determinó que faltaba un reloj de mujer chapado en oro valorado en 18.000 pesetas.

La amabilidad del fugitivo no conocía límites. Esta vez había tenido la atención de aportar fotos -para que la policía pudiera conocer su aspecto antes y después del corte y teñido de pelo- y se había dejado en un armario parte del dinero del préstamo de Neusa, quizás para pagar generosamente la juerga que se había corrido en la cocina (unas latas de conservas, frutos secos, embutido y Cola-Cao) y el importe del reloj de pulsera. Más aún, en un gesto poco habitual, había tenido el detalle de aportar una servilleta con una muestra de ADN para los archivos policiales.

alimentos-chalet-05

Antonio Anglés había roto el cerco secuestrando a un agricultor de 65 años de edad, vecino de Vilamarxant, llamado Vicente Golfe Martínez, al que obligó que lo llevara en su vieja furgoneta 2CV hasta Minglanilla. La prensa dice que fue bajo amenazas, pero según el sumario fueron más bien ruegos: “… Por favor, se lo pido por sus hijos, lléveme que estoy rodeado por la Guardia Civil. Pórtese bien que yo no tengo nada que perder, que dentro de un rato si se porta bien estará en casa a la hora de comer…” No obstante, la prensa dice que esgrimió una navaja, pero no nos aclara qué había pasado con el hacha con la que había amenazado al guardabarreras de Renfe pero que antes había sido una pistola cuando el tiroteo con la Guardia Civil. Menguado tiroteo, en todo caso, ya que no consta que tuviera munición de repuesto y ya había usado cuatro cartuchos en La Romana. Según la versión oficial, claro.

Las circunstancias en las que se produjo este secuestro fueron las que hicieron sospechar a Francisco Pérez Abellán que algo raro estaba pasando con las noticias de la huida de Anglés, que se estaba volviendo demasiado obvia. Si mal no recuerdo, le pareció muy raro que se dirigiera a Golfe diciendo “¡Arriba las manos, que soy Antonio Anglés!” Pero, en realidad, lo que sucedió dentro del vehículo, según fuentes sumariales, fue lo siguiente: Anglés sujetaba a Golfe por la parte posterior del cuello de la camisa, y Golfe le dijo: “Antonio, déjame que me vas a ahogar.” Anglés contestó “¿De qué me conoces? ¿De la tele?. Y Golfe le dijo que sí. Durante el trayecto Anglés le contó que le acusaban de la muerte de tres personas, pero que era inocente. Que llevaba una vida de perros y no tenía nada que perder y que lo que deseaba era salir de España y que le dejaran en paz.

Con lo que ya sabíamos cuál era su próximo paso: salir de España. Dado que viajaba hacia el oeste, su próximo destino tenía que ser Portugal.

2cv-02

Para proseguir su huida, Anglés repitió el truco del camión, esta vez aparcado frente al Bar Terry, en Minglanilla. Antonio esperaba que saliera en dirección a Madrid, pero cuando arrancó se dirigió hacia Valencia. Viendo frustrado su plan, el fugitivo se apeó aprovechando que el camión frenó en la explanada del bar La Casona para girar de nuevo en dirección a un almacén de alimentos situado en el interior de Minglanilla. El dueño del bar avisó a la Guardia Civil.

Anglés volvió hacia el Bar Terry. Su dueño, Pedro Requena, sospechó del desconocido y salió a buscarlo. Anglés dijo que tenía el coche averiado y que necesitaba ayuda. Al ver que se acercaba un vehículo de la Guardia Civil, Antonio agredió a Requena con una bolsa -lástima que no haya imágenes- y le robó su furgoneta C-15, huyendo en dirección a Madrid, aunque sólo pudo recorre cuatro kilómetros, deteniéndose en Graja de Iniesta al ver un control policial.

Unos cien agentes dotados con motocicletas todo terreno y perros adiestrados batieron las proximidades de la carretera N-III en un trayecto de casi 20 kilómetros entre Minglanilla y Motilla, pero sólo encontraron un mono que había usado el prófugo.

La Comisaría General de Policía Judicial remitió a todas las jefaturas de policía, comisarías, puertos y aeropuertos una circular advirtiendo que el peligroso delincuente podía intentar abandonar el país utilizando las identidades de Francisco Partera Zafra, Rubén Darío Romero Pardo o Enrique Anglés Martíns. También se informaba que era vegetariano y tomaba elevadas dosis de Rohypnol. Pasmado se huye mucho mejor.

bar-terry-01

En una metedura de pata antológica, Manuel Marlasca se haría eco de este informe policial, indicando que “… Las sardinas y los espárragos Gigante Verde son la dieta preferida de Anglés, un estricto vegetariano…”, aunque no aclaró cuál era el alga, árbol, arbusto o matojo en el que crecían esas sardinas clorofílicas que tanto apreciaba el fugitivo.

La Guardia Civil continuó buscando a Antonio Anglés por el sur de Cuenca y Madrid, ya que se tenía la convicción de que había conseguido llegar a la capital.

Todo fue en vano, ya que no se volvió a ver al fugitivo en el interior del territorio nacional, aunque una joven de 15 años de Villagarcía del Llano (Cuenca) dijo haberlo divisado en un cruce de calles del pueblo y otros testigos lo situaban en Sacedón aunque, probablemente, no era más que una “psicosis Anglés”. Mientras tanto se estaba redactando el último capítulo de la comedia, unas páginas postreras que certificarían la desaparición definitiva del monstruo de Catarroja.

mapa-02Al oeste, Graja de Iniesta y Minglanilla. En el otro extremo, al noroeste
de Valencia, Benisanó, Benaguacil y Villamarchante.

Cenefa Separadora

SUMARIO 1-93
FOLIOS 573-574

ATESTADO NUMERO 1.924/93 INSTRUIDO POR SUPUESTO DELITO DE AMENAZAS Y DETENCIÓN ILEGAL

D. TOMAS ABELARDO SEVILLANO GARCÍA (07.XXX.), Capitán de la 2ª Compañía de la Guardia Civil de Lliria, de la 311ª Comandancia de Valencia, Instructor de las presente diligencia y D. CARLOS SANZ CERCANO (22.XXX) Guardia 1º perteneciente a las mismas Unidades y en la actualidad prestando sus servicios en la Plana Mayor de Benaguacil actuando como Secretario, por medio del presente atestado hace constar los extremos siguientes:

Siendo las 12,30 horas del día 12 de Febrero de 1.993, comparece ante el Instructor y Secretario, el que por medio de su Documento Nacional de Identidad número 19.XXX acreditó llamarse D. VICENTE GOLFE MARTÍNEZ, nacido 25 de Abril de 1.927, hijo de Francisco y Genoveba, pensionista, natural y vecino de Víllamarchante (Valencia), con domicilio en la calle Lliria número XX- pta. XX el cual manifiesta: Que sobre las 11,30 horas del día 10 de Febrero de 1.993 cuando se encontraba troceando leña en un campo de oliveras, próximo a la Partida “Alginet” y Barranco de Teulada, del término municipal de Villamarchante (V), se le acercó un individuo por la espalda, recogiendo las herramientas propiedad del dicente, obligándole a entrar en el coche y en su Interior le dijo “POR FAVOR SE LO PIDO POR SUS HIJOS LLÉVEME QUE ESTOY RODEADO POR LA GUARDIA CIVIL, PÓRTESE BIEN QUE YO NO TENGO NADA QUE PERDER. QUE DENTRO DE UN RATO SI ME PORTABA BIEN ESTARÍA EN CASA A LA HORA DE COMER”, dicho individuo estaba en la parte Posterior del vehículo, sin asientos y se tapó con una manta que llevaba en interior, acto seguido arrancó y por indicación de dicho individuo tomo dirección Carretera general de Madrid una vez tomada esta carretera, entre las localidades de Buñol y Requena tuvo que detenerse en una Gasolinera que no recuerda, a repostar el vehículo, una vez en esta el individuo se bajo y le pidió las llaves del vehículo procediendo a repostar el mismo, oyendo que decía al empleado de la gasolinera que llenara el depósito, oyendo que le pidieron un importe de 2.300 pesetas las cuales hizo en efectivo el citado individuo, continuando marcha dirección a Madrid, antes de llegar a la localidad de Minglanilla (Cuenca), cerca de unas naves que se encuentran a la izquierda de la carretera dirección Madrid y a la derecha una pared de hormigón de unos 2 metros de altura, le dijo que entrara por detrás de la pared y que parara bajándose dicho individuo y diciéndole “QUE VOLVIERA TRANQUILO PARA SU PUEBLO” acto que realiza seguidamente dejando al individuo en el citado lugar llegando a su domicilio sobre 15,45 horas del día indicado.

PREGUNTADO: Por las características físicas del individuo. MANIFIESTA: Que era de 1,75 metros de estatura, vistiendo mono azul, con gorra de color azul oscuro con visera larga que le tapaba hasta los ojos, muy delgado, demacrado, con barba de varios días muy clara, con arañazos en la cara y al parecer granos o cicatrices infectadas en la misma y cortes pronunciados en las manos cicatrizándose, pelo corto y negro.

PREGUNTADO: Sobre si mantuvo algún tipo de conversación con el individuo durante el recorrido. MANIFIESTA: que cuando se encontraba dentro del vehículo le tocaba en la espalda sin precisar con que objeto era y le sujetaba con la mano la parte posterior del cuello de la camisa, le dijo el declarante “ANTONIO DÉJAME QUE ME VAS A AHOGAR”, contestando el Individuo “DE QUE ME CONOCES ¿DE LA TELE?”, contestándole que SI. Posteriormente y durante el trayecto le comentó que le acusaban de la muerte de tres personas, pero que el no había sido que si encontraba al que le había vendido la pistola lo tenía que matar, pues la había comprado posteriormente de la muerte de las persona. Que desde los 16 años que lo soltaron del reformatorio llevaba una vida de perros, que el no tenía nada que perder, que si hacia algo raro usted es el que va a perder, que si se portaba bien dentro de un rato estaría en casa, que si lo cogían le caerían trescientos años de cárcel, seguidamente le amenazó de que tenía doce hermanos y si se enteraba de que se chivaba o lo denunciaba irían sus hermanos a por él a vengarse, si él no podía. En otro momento le dijo que lo que deseaba era salir de España y que le dejaran en paz.

PREGUNTADO: Sí llevaba algún objeto encima o algún equipaje.
MANIFIESTA: Que llevaba dos bolsas pequeñas de plástico de color blanco ignorando su contenido, no obstante debi6 sacar pan y comérselo, no notando bulto alguno en la vestimenta.
PREGUNTADO: Por lo objetos que llevaba en el vehículo MANIFIESTA: Que llevada dos cajones de plástico, contenían un serrucho, un hacha y unas tijeras de podar grandes, así como una manta gris a cuadros negros.
PREGUNTADO: Si le falta algún objeto. MANIFIESTA: Que únicamente la manta de cuadros, que se la quedó el individuo por que decía que pasaba mucho frío.
PREGUNTADO: Por que no lo había denunciado con anterioridad. MANIFIESTA: Que debido al miedo que tenía por las amenazas que tuvo que soportar, durante el recorrido, así como al contárselo a la familia, esta le ha presionado para que viniese al Cuartel de la Guardia Civil a denunciarlo, dado que él sigue teniendo mucho miedo de que se entere dicho Individuo y se vengue de él.
PREGUNTADO: Si ha reconocido al individuo que le amenazó y le obligó a trasladarlo a las proximidades de la localidad de Minglanilla (Cuenca). MANIFIESTA: Que Sí, que esta completamente convencido de que se trata del buscado ANTONIO ANGLÉS MARTÍNS, pues lo reconoce de haber visto sus fotografías en los medios de comunicación tanto televisivos como impresos.
PREGUNTADO. Si tiene algo más que declarar. MANIFIESTA: Que lo dicho es la verdad en todo lo que se afirma en la misma teniendo que añadir a la misma que cuando salió del campo por el camino que va dirección a la carretera VV-6307, le adelantó un LAND-ROVER que posiblemente viera lo que llevaba dentro del vehículo porque llevaba la puerta trasera de la furgoneta abierta.

Y para que conste se extiende la presente diligencia, en Villamarchante a las 14,30 horas del día doce de Febrero de mil novecientos noventa y tres, firmando esta su declaración una vez leída por si mismo en unión del Instructor y Secretario que certifica.

Vista del Sumario 1-93
25ª Sesión – 17/06/1997
Vicente Golfe Martínez

Juramentado y advertido legalmente declara:

AL LETRADO DE LA ACUSACIÓN PARTICULAR

Que el día 12 de Febrero de 1993 declaré ante la Guardia civil que había sido secuestrado.

Que me parece que era Antonio Anglés.
Que si no me equivoca la vista.

Que me hizo suponer que era el porqué lo conocíamos por las fotografías que había en todas partes puestas.

Que las 4 horas que me retuvo hablé con él.
Que me dijo muchas cosas, muchas no me acuerdo ya.

Que llevaba el cuello de la camisa pasado, y como se acerco por detrás y se me abalanzó y me estiraba, me ahogaba y le dije “Antonio, hombre, que me vas a ahogar” y me dijo “¿cómo sabe usted que me llamo Antonio?”,y dije “si es usted más conocido que la Charito.”

Que él nunca me dijo a mí que le acusaban de haber muerto 3 niñas, me dijo que le acusaban de haber matado 3 personas, nunca pronuncio las niñas de Alcácer él.

Que me dijo que le acusaban de haber matado a personas y que si le cogían le caían 300 años.

Que esa acusación el dijo nada más que le acusaban que había matado a 3 personas y que si le cogían le podía caer 300 años que cuando compró la pistola esa, las muertes ya estaban hechas ya.

Que no me dijo que tipo de pistola.
Que no fui a la guardia civil fue mi mujer y mis hijas.
Que yo no estaba presente.

Que mi mujer y mis hijas esa misma tarde a las ocho de la tarde, al cuartel de la guardia civil estaba cerrado y no quisieron abrir.

Que dijeron que llamáramos a no sé qué número.

Que yo no fui al día siguiente vino la guardia civil a la huerta y me llevaron al cuartel y entonces yo declaré.

Que vinieron al campo a buscarme donde trabajaba para que yo declaré lo que me paso.

AL LETRADO DE LA DEFENSA

Exhibición del folio 573 a 577

Que mi firma está ahí, la reconozco como mía claro.
Que la firma sí que es mía.
Que no recuerdo lo que declaré ante la guardia civil, tantas cosas me preguntaron.
Que vino la guardia civil a buscarme al banco para que fuera a declarar.

Que cuando me cogió, Antonio iba con un mono azul y una gorra esa tapado hasta la nariz, sí que lo conocía.

Que llevaba la gorra puesta, azul oscuro que le tapaba hasta la nariz.
Que a pesar de eso claro que conocí a Antonio Anglés.

Que si no hubiera sido Antonio Anglés no lo hubiera conocido, pero como él estaba por todos los sitios era irreconocible, si hubiese sido usted el que viene con un mono no le hubiera dicho Antonio, pero como él era inconfundible.

Que le reconocí sin lugar a dudas.
Que estaba muy delgado, demacrado.
Que cuando estuve con él, él no se quitó la gorra en ningún momento.

Que llevaba barba de 3 o 4 días nada más, barba clareta. Poco pelo, así color paja o así ni blanco ni negro.

Que aparte de lo que pueda ser el chico ese, daba lástima, arañazos, cicatrices, daba pena verlo.

SUMARIO 1-93
FOLIOS 924-928

GUARDIA CIVIL – 311ª COMANDANCIA – VALENCIA – PUESTO DE BENAGUACIL
ASUNTO: DILIGENCIAS Nº 47/93 INSTRUIDAS POR SUPUESTO DELITO DE ROBO EN EL INTERIOR DE UN CHALET.-
PERSONAS IMPLICADAS: PRESUNTO AUTOR: ANTONIO ANGLÉS MARTÍNS.
OCURRIERON LOS HECHOS. Entre el día 24 de Enero y el 25 de Febrero de 1.993
SE INSTRUYERON LAS DILIGENCIAS: 1º de Marzo de 1993. FUERON ENTREGADAS EL 2 de Marzo de 1993 EN EL JUZGADO de Instrucción de Guardia de Lliria.
INSTRUCTOR.-. Teniente Jefe de la Línea de Benaguacil, D. VICENTE MANSILLA MARIN (20.XXX)
AUXILIAR.- Guardia 1º de la Plana Mayor Benaguacil, D. CARLOS SANZ CERCANO (22.XXX)

DILIGENCIAS Nº 47/93 INSTRUIDAS POR SUPUESTO DELITO DE ROBO EN EL INTERIOR DE UN CHALET.-

D. VICENTE MANSILLA MARIN (20.XXX), Teniente Jefe de la Línea de la Guardia Civil de Benaguacil, de la 311ª Comandancia de Valencia, Instructor de las mismas y D. CARLOS SANZ CERCANO (22.XXX), Guardia 1º, perteneciente a las mismas Unidades y en la actualidad prestando sus servicios en la Plana Mayor de la Línea de Benaguacil (Valencia), actuando como Secretario, por medio de las presentes diligencias, hace constar los extremos siguientes:

Que siendo las 10,30 horas del día 1º de Marzo de 1.993, comparece ante el Instructor y presente el Secretario, D. JULIO PLANCHAT OCHANDO (73.XXX), nacido el día 13 de Enero de 1.957, hijo de Julio y Manuela, casado, empresario, natural y vecino de Godella (Valencia), con domicilio en la calle San Bartolomé núm. XX, el cual manifiesta: Que sobre las 13,00 horas del día 28 de Febrero de 1.993, se personaron en la chalet de su propiedad sito en la Partida “PLA DE LA BARCA”, del término municipal de Benaguacil (Valencia), y al penetrar en el interior del mismo observó que el automático de la luz estaba conectado, por lo que se extrañó, al mismo tiempo en el comedor había objetos fuera de lugar, echando en falta dos sacos de dormir, uno a rayas verticales verdes y azules y interior de color verde, el otro saco a cuadros de colores blancos, verdes y rojos, al mismo tiempo observó como había latas de conservas abiertas y vacías, en la cocina.

En una habitación, debajo de la cama de la misma, halló un pantalón de color azul oscuro de tergal, un jersey de lana de color marrón claro de cuello alto y otro jersey de color gris claro. Al lado de la cama se encontraba una cartera de cuero de color marrón y en su interior un porta fotos con cinco fotografías. Igualmente observó que el baño había sido utilizado.

Participando el hecho telefónicamente a la Guardia Civil del Puesto de Benaguacil.

PREGUNTADO: Si aparte de los sacos sustraídos le falta algún objeto.-
MANIFIESTA: Que no le falta ninguna prenda de vestir u objeto, que lo único que hecha en falta sin poder determinar cantidad, es alimentos de frutos secos (ALMENDRAS, AVELLANAS e HIGOS SECOS), posiblemente un kilogramo de azúcar, un bote de Cola Cao y algo de longaniza de la denominada de pascua.
PREGUNTADO: Si notó forzada la cerradura de alguna puerta.
MANIFIESTA: Que la puerta de entrada al chalet no estaba forzada, únicamente estaba rota la puerta existente en el primer piso del chalet y que da acceso a una terraza.
PREGUNTADO: por el valor de los daños y efectos sustraídos.
MANIFIESTA: Que la rotura de la puerta ascenderá a unas 15.000 pesetas y el valor de los sacos serán de otras 15.000 pesetas.
PREGUNTADO: Si tiene algo más que añadir a esta su declaración.
MANIFIESTA: Que lo dicho es la verdad en todo lo que se afirma, no teniendo nada más que añadir a la misma.

Y para que conste se extiende la presente diligencia que es firmada por el declarante en prueba de conformidad, una vez leída por si mismo, en unión del Instructor y Secretario que certifica, en Benaguacil a uno de Marzo de mil novecientos noventa y tres.

DILIGENCIA DE INSPECCIÓN OCULAR.- En Benaguacil, (Valencia), siendo las 12,00 horas del día 1º de Marzo de 1.993, por el Instructor acompañado del Secretario, Comandante de Puesto de Benaguacil y Equipo de Policía Judicial de la Unidad Orgánica de la 311ª Comandancia de Valencia, se personan en el Chalet sito en la Partida “PLA DE LA BARCA”, del término municipal de Benaguacil (V), propiedad del Sr. D. JULIO PLANCHAT OCHANDO al objeto de realizar la correspondiente Inspección Ocular.

El mismo consta de una parcela de unos 400 metros cuadrados, rodeado de una valla consistente en obra y alambrada, con una altura de 1,70 metros al centro de la misma existe un edificio de planta baja y un piso, finalizando en torre mirador, la planta baja está distribuida de la siguiente forma: Tres salas, una de ellas destinadas a salón principal, otra cocina y la tercera de estar. Por una escalera se da acceso al primer piso, que consta de tres habitaciones y dos cuartos de baño, comunicando una de las habitaciones a una terraza, ubicada en la parte frontal del chalet y a una altura con respecto al suelo de unos cuatro metros.

Se observa que el autor o autores de los hechos penetraron al inmueble, rompiendo la parte baja de la puerta de madera que da acceso a la habitación del piso superior, que se comunica con la terraza, introduciendo la mano y quitando la barra de seguridad que la misma tiene, disimulando la rotura con una cortina.

En la cocina se observa latas de conserva abiertas de diferentes productos y vacías de haber sido consumidas por el autor o autores de los hechos, en una de las habitaciones del primer piso y debajo de la cama se halla un pantalón de tergal de color azul oscuro, dos jerseys uno de lana de color marrón claro, de cuello alto y el otro de tipo de los denominados de polo, de color gris claro, sobre una mesa de esta habitación una cartera de cuero de color marrón, conteniendo en su interior un porta fotos con cinco fotografías tamaño Documento Nacional de Identidad, que corresponden a ANTONIO ANGLÉS MARTÍNS, presunto autor de las muertes de las jóvenes de Alcácer, cuatro de ellas con el pelo oscuro y la quinta con pelo tintado en rubio, así como una llave. La cama de esta habitación presenta muestras de haber sido utilizada para dormir.

En uno de los cuartos de baño se observa como la toalla ha sido usada. De la habitación que da a la terraza y por la que entró se recoge una servilleta de papel, con muestras de sangre.

No se observa violencia en ninguna otra puerta ni ventanas del inmueble.

El Equipo de Policía Judicial, procedió a la toma de indicios y extracción de las posibles huellas dactilares que pudieran existir, para el posterior cotejo, así mismo se hizo cargo de la cartera, porta fotos, fotografías, llave, prendas de vestir y servilleta de papel con manchas de sangre. Por parte de dicho Equipo se emitirá el correspondiente informe técnico de resultar positivo.

Y para que conste se extiende la presente diligencia que es firmada por el Instructor y Secretario que certifica, en Benaguacil, siendo las 13,00 horas del día uno de Marzo de mil novecientos noventa y tres.

SUMARIO 1-93
FOLIOS 930 -936

GUARDIA CIVIL – 311ª COMANDANCIA – VALENCIA – PUESTO DE BENAGUACIL
ASUNT0.
DILIGENCIAS AMPLIATORIAS DE LAS NÚMERO 47/93, INSTRUIDAS EL DIA 1º DE MARZO DE 1.993 POR ROBO INTERIOR DE UN CHALET.-
PERSONAS IMPLICADAS: PRESUNTO AUTOR: ANTONIO ANGLÉS MARTÍNS.
OCURRIERON LOS HECHOS EL: 2 de Marzo de 1.993
SE INSTRUYERON LAS DILIGENCIAS: 3 de Marzo de 1993. FUERON ENTREGADAS EL 4 de Marzo de 1993
EN EL JUZGADO de Instrucción Nº TRES de Lliria
INSTRUCTOR.-. Teniente Jefe de la Línea de Benaguacil, D. VICENTE MANSILLA MARIN (20.XXX)
AUXILIAR.- Guardia 1º de la Plana Mayor Benaguacil , D. CARLOS SANZ CERCANO(20.XXX

DILIGENCIAS AMPLIATORIAS DE LAS NÚMERO 47/93, INSTRUIDAS EL DIA 1º DE MARZO DE 1.993 POR ROBO INTERIOR DE UN CHALET.-

D. VICENTE MANSILLA MARIN (20.XXX) Teniente Jefe de la Línea de la Guardia Civil de Benaguacil, de la 311ª Comandancia de Valencia, Instructor de las presentes diligencias y D. CARLOS SANZ CERCANO (22.XXX), Guardia 1ª perteneciente a las mismas Unidades y en la actualidad prestando sus servicios en la Plana Mayor de Benaguacil actuando como Secretario, por medio de las presentes diligencias hacen constar los extremos siguientes:

Que siendo las 09,00 horas del día 3 de Marzo de 1.993, comparece ante el Instructor y Secretario D. JULIO PLANCHAT OCHANDO (73.XXX), nacido el día 13 de Enero de 1.957, hijo de Julio y Manuela, natural y vecino de Godella (Valencia), con domicilio en la calle San Bartolomé núm.XX MANIFESTANDO: En el día de ayer con motivo de haber estado ordenado el chalet de su propiedad sito en la calle La Barca partida “PLA DE LA BARCA” del término municipal de Benaguacil, con motivo del robo sufrido y del que puso la correspondiente denuncia el día 1º de Marzo del año en curso, encontró en el armario ropero de unas de las habitaciones y entre la ropa un paquetito de papel de aluminio, conteniendo CINCO billetes de DIEZ MIL PESETAS, que habiendo consultado con su esposa y familiares este no es de su propiedad, desconociendo de quien pudiera ser y ante la evidencia de que en su chalet pudo estar el buscado ANTONIO ANGLÉS MARTÍNS, hace entrega del mismo a la Guardia Civil, para que de el curso que corresponda.

PREGUNTADO: Si le falta algún objeto o ha encontrado algún efecto que no sea de su propiedad.-
MANIFIESTA: Que ha echado en falta un reloj de señora chapado en oro, del que no recuerda marca y con un valor aproximado de 18.000 pesetas.
PREGUNTADO: Si tiene algo más que añadir a esta su declaración.
MANIFIESTA: Que no, que lo dicho es la verdad en todo lo que en ella se afirma.

Y para que conste se extiende la presente diligencia, que es firmada por el declarante una vez leída por si mismo, en prueba de conformidad, en unión del Instructor y Secretario que certifica, en Benaguacil a diez horas del día tres de Marzo de mil novecientos noventa y tres.-

Cenefa Separadora

Fuentes:

  1. ¿Qué pasó en Alcàcer? Juan Ignacio Blanco Durán.
  2. Sumario 1/93.
  3. Vista del Sumario 1/93.
  4. http://www.elmundo.es/cronica/2002/331/1014021205.html
  5. Levante-EMV. Ejemplares de febrero de 1993.