El 11-M.

In politics, nothing happens by accident. If it
happens, you can bet it was planned that way.
Franklin D. Roosevelt

(En política, nada sucede por accidente. Si sucede,
pueden apostar a que estaba planeado así.)

España tiene muchos y poderosos enemigos, que nunca nos han dado tregua. Por nuestra tierra han pasado la mayor parte de las civilizaciones del mundo; probablemente a consecuencia de nuestra privilegiada situación geoestratégica.

En los últimos siglos hemos vivido los doce años de la guerra de sucesión, coronados con la instauración de la casa de Borbón en España; el asesinato de cinco Presidentes del Gobierno (Juan Prim y Prats, Antonio Cánovas del Castillo, José Canalejas y Méndez, Eduardo Dato e Iradier y Luis Carrero Blanco); una guerra civil; infinidad de golpes de Estado -el ultimo de los cuales fue el del 23 de febrero de 1981- y los atentados del 11 de marzo de 2004, entre otras muchas tragedias.

Cada uno de estos acontecimientos tenía motivaciones políticas ocultas, que no se enseñan en los libros de historia. Para descubrir el trasfondo, el secreto escondido tras la verdad oficial, debemos aplicar el conocido proverbio latino “Is fecit cui prodest” (lo hizo quién salió beneficiado), analizando los cambios políticos producidos a posteriori. Además, hemos de ver los hechos con los ojos de nuestros enemigos. Por ejemplo: habrá quién piense que el atentado contra Carrero Blanco facilitó la instauración de la democracia. Pero los autores intelectuales del crimen no lo planearon pensando en dotarnos de más libertad, sino por otros motivos bastante menos altruistas.

El nueve de junio de 1973, Luis Carrero Blanco fue nombrado Presidente del Gobierno de España. Con ocasión de la guerra del Yom Kippur (6 a 25 de octubre de 1973), Carrero impidió a los Estados Unidos utilizar sus bases en territorio español. Además, tenía en mente conseguir una mejor posición política internacional para España obteniendo la bomba atómica. Si la tenían Gran Bretaña y Francia, vecinos nuestros, ¿por qué no España?

“Alguien” entregó los horarios y rutas de Carrero, en el Hotel Mindanao, al terrorista etarra Argala.

La víspera del atentado, Henry Kissinger se entrevistó con Carrero. Entre los temas que se trataron sin duda estaban el desprecio de Carrero a Israel, las pretensiones nucleares españolas, el tema de las bases americanas y la entrada de España en la Otan. Kissinger (“Una España fuerte es peligrosa“) no salió muy satisfecho de la reunión.

Al día siguiente, 20 de diciembre de 1973, Carrero fue asesinado en un atentado terrorista atribuido a ETA. La caja fuerte en la que guardaba sus documentos y notas personales (su despacho de Presidencia del Gobierno en Pº de la Castellana 3) fue saqueada poco después del magnicidio. No se declaró el estado de excepción ni se tomaron medidas en las carreteras, fronteras o aeropuertos. En el discurso de Navidad, Franco calificó el asesinato con el conocido refrán: “No hay mal que por bien no venga“. Inexplicablemente, el sucesor de Carrero resultó ser nada más y nada menos que el responsable de su seguridad: Carlos Arias Navarro.

Argala murió en 1978, oportunamente asesinado por el “Batallón Vasco-Español”.

El Presidente Adolfo Suárez (“No sé si ETA cobra en rublos o en dólares“) no quiso entrar en la Otan, a pesar de los disturbios independentistas que ciertos servicios secretos extranjeros fomentaron por entonces en Canarias. Suárez acabó dimitiendo, convirtiéndose en el único Presidente del Gobierno de España que terminaba de ese modo su mandato.

El Presidente Felipe González (“Otan de entrada, no“), acabó haciendo un referéndum para entrar en la Otan, que, por supuesto, ganó. No sólo eso, sino que el 5 de diciembre de 1995, Javier Solana (pilarista y miembro del PSOE) fue nombrado Secretario General de la Otan.

Algo se hizo mal después. Mal para los intereses de terceros, que actuaron en consecuencia.

El 11 de marzo de 2004 se produjo un ataque terrorista en cuatro trenes de la red de Cercanías de Madrid. Diez explosiones casi simultáneas en cuatro trenes en hora punta de la mañana, ocasionaron la muerte de 193 personas. Mil ochocientas cincuenta y ocho más resultaron heridas.

Mientras los medios conseguían que los ciudadanos españoles se enfrentaran políticamente, se elaboró una versión oficial de los hechos para ocultar la realidad de lo sucedido. (F7).

Pretender hacernos creer que si el explosivo era “A”, el autor era “A”; y si el explosivo era “B”, el autor era “B”, fue lamentable. Pero que lo consiguieran, fue todavía más lamentable. Se nos hizo asumir que, dado que en una furgoneta había aparecido una cinta de versos coránicos, el responsable del atentado tenía que ser Al-Qaeda. ¿Y si hubiera aparecido una txapela, una botella de txakoli o un libro de Sabino Arana el responsable habría sido ETA? Y que no había más opciones que la “A” y la “B”. Por otra parte, que teniendo cuatro trenes para tomar muestras de todo tipo se acabara recurriendo a una mochila mágica, también tiene su aquél. Era un intento de engaño tan burdo como la aparición del pasaporte intacto del presunto secuestrador Satam al Suqami al pie de las Torres Gemelas. O los famosos papelitos del caso Alcàsser que tan bien conocen los lectores.

Sin embargo, coló. Desde entonces, los votantes de los dos partidos mayoritarios permanecen enfrentados y la atmósfera de respeto entre las distintas opciones políticas ha desaparecido. Ese era uno de los múltiples objetivos del ataque terrorista.

Trece años después, Cyrille Martin ha presentado un interesante documental en el que se revisa de modo crítico la versión oficial de los hechos.

Lo más extraño es que pretenda comparar el atentado del 11-M con el caso Dreyfus. Porque en ese asunto también hubo una versión oficial que ha permanecido intacta hasta nuestros días. Pero ni Drumont, ni Dreyfus, ni Esterhazy, ni muchos otros eran lo que parecían ser, ni la solución que se dio al caso era la que debiera haber sido. Lo que no quita para que Jamal Zougam haya cargado con unas culpas que no tiene. Pero no ha sido por racismo ni por islamofobia. Si se culpa del atentado a Al-Qaeda no se puede pretender que se procese a dos suecos, tres noruegos y un danés, monsieur Martin.

En cualquier caso, así se escribe la historia. Que podamos reescribirla, condenar a los verdaderos culpables y castigar a los perpetradores del gigantesco engaño, depende de nosotros.

Ojalá lo consigamos. Todos unidos por encima de nuestra ideología y sin dejarnos engañar por el régimen, porque unidos somos invencibles.

Jesucristo dijo: “El sábado ha sido hecho para el hombre, y no el hombre para el sábado.” (Mateo 2, 27). Del mismo modo procede decir: “Los partidos políticos han sido hechos para España, y no España para los partidos políticos.”

Fuentes:

  1. López Bru, Ignacio. Las cloacas del 11-M
  2. Múgica Goñi, Fernando. Los agujeros negros del 11-M
  3. Peones Negros. El tablero del Puzle del 11-M
  4. Pino, Luis del. Los enigmas del 11-M
  5. Sánchez Manzano, Juan Jesús. Las bombas del 11-M
  6. Un nuevo Dreyfus, Jamal Zougam ¿chivo expiatorio del 11-M?: https://vimeo.com/204151970
  7. Julio Anguita: 11-M “No ha sido ETA ni Al Qaeda”: https://www.youtube.com/watch?v=c0cNQeCvB0s
  8. Atentados de Madrid: la pista atlantista. Por Mathieu Miquel. 16/12/2009: http://www.voltairenet.org/article163327.html
  9. El Periódico. Siete de junio de 2015. Bilderberg escribe el guión: http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/bilderberg-escribe-guion-4252485
  10. Informe Semanal: 11-M, diez años después: https://www.youtube.com/watch?v=_mbMJ5iYomg
  11. Tve1. Informe Semanal 13/03/2004. 11-M. Madrid bajo el terror. Respuesta ciudadana. 2004.03.13: https://youtu.be/QkP8JANC7l4
  12. http://peonesnegroslibres.com/
  13. Instrumento de 13 de diciembre de 1987 de adhesión de España al Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares: https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-1987-28767

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s