Alcàsser. Beru #1.

Blanca Estrella 02

“… Más adelante vi que lo que siempre quiso esta asociación fue estar conmigo para salir en todos los sitios y hacerse popular. Así podían reivindicar que la entidad tenía carácter social y podían conseguir subvenciones del Estado. La impresión que tengo es que les dijeronSí, os daremos las subvenciones, pero a cambio, paradme a Fernando…”

Fernando García Mediano, padre de Miriam.

bbf76-cenefa2bseparadora

Blanca Estrella Ruiz Ungo, alias “Beru”, era la presidenta de la Asociación Clara Campoamor, que en su día se acercó a Fernando García para “ayudarle” en su lucha por llevar ante la justicia a los asesinos de su hija Miriam y sus dos amigas, Toñi y Desirée.

Aparte de su obsesión -la de ella y la de la asociación que preside- por pegarse como sea a todos los casos mediáticos en los que haya mujeres como víctimas, lo último que sé de ella -y ya ha llovido- es lo que dejó traslucir en una entrevista sobre el caso Alcàsser que le fue realizada el seis de marzo de 2013 en “Dimensión Límite”. “En”, pero no “por”, ya que el entrevistador era Yvan Figueiras, miembro de la Asociación Clara Campoamor.

Por aquél entonces, yo tenía la mala costumbre de transcribir las entrevistas que consideraba podían tener interés en relación con el caso Alcàsser. La entrevista que Dimensión Límite realizó a “Beru” contribuyó en no poca medida a que dejara de hacerlo. A pesar del cúmulo de disparates que suelta en la entrevista, resulta sorprendente leer los comentarios que los oyentes del programa dejaron en la página de Ivoox, gran parte de los cuales loaban la intervención de “Beru”.

Pero la hemeroteca es implacable, y al mirar al pasado vemos con toda claridad la verdadera historia de Beru y compañía.

49407-cenefa2bseparadora

Aquellos maravillosos años… Corría el segundo semestre de 1996. Por aquel entonces Blanca Estrella recomendaba a Fernando García que se pusiera en contacto con Juan Ignacio Blanco; acusaba de poca profesionalidad a los instructores de la causa; afirmaba que contrataría investigadores privados; aseguraba que al menos cinco personas habían abusado de las niñas, ordenando matarlas después; que todos los pelos recogidos como prueba tenían bulbo cuando fueron enviados a Madrid, pero que se había “perdido” el del pelo canoso; que no tenía ninguna confianza en los jueces y juezas intervinientes en el caso; que al menos tres personas habían sido objeto, durante los últimos meses, de investigaciones “completamente nuevas” en relación con el triple crimen; que los nombres de dichas personas habían sido comunicados al Ministerio del Interior; que, a requerimiento de la asociación, Interior había encomendado a la Guardia Civil que realizara indagaciones sobre estas personas y su posible relación con el asesinato de las tres niñas y que era “completamente legítimo que la Guardia Civil, ante denuncias de la asociación, esté investigando, aunque no se puede decir qué ni a quién”.

Después de decir todo eso, se fue de rositas. Pero Fernando García fue procesado por injurias y calumnias con publicidad. ¡Lo que son las cosas!

Al final la culpa de todo la tenía Ricart, Fernando no sabía por dónde se andaba, Juan Ignacio Blanco era un aprovechado y a Frontela había que meterlo en un calabozo. Y para concluir con la extraña mutación oficialista de Beru, tenemos toda la serie de perlas que suelta en la entrevista que suena como fondo de este post. Se podría hacer un concurso… “Averigüe todas las inconsistencias de esta entrevista y gane un premio“.

Al escucharla por primera vez, anoté las primeras ocurrencias de Beru. Pero dejé de hacerlo porque me dio un ataque de risa, y me pareció una falta de respeto seguir adelante tratándose del tema del que se trata:

  • Matilde Iborra se suicidó. 1
  • Fueron a por las niñas; detrás había una venganza.
  • Las niñas conocían a Miguel Ricart; una de ellas había coincidido en el mismo Instituto, en campamentos de verano; el año anterior había estado en campamento de verano.
  • Estaban haciendo auto-stop y a una de ellas la habían seguido desde la casa, estaba todo el día detrás de ella.
  • Fueron a un bar de enfrente a pedir bocadillos para ellos y bebida para ellos y no pidieron para ellas. Con lo cual tenían desde un principio la intención de matarlas. 2
  • Antonio Anglés le dijo a Miguel Ricart: “Yo soy muy hombre y necesito dos, a ti te dejo una, elígela”.
  • Según el Supremo, los culpables son Anglés y Ricart, y el más torturador fue Ricart.
  • Hay un tercero que colaboró en enterrar a las niñas, pero el juez lo mandó para casa.
  • Había una moto del hermano pequeño enterrada en la fosa, la grasa de la arena coincidía con la grasa de la moto.
  • Ricart les pegó a las niñas con una camiseta en la que había metido una piedra.
  • Anglés le dijo “no vales ni para matar”. Porque cuando Anglés vio lo que Ricart le había hecho a Desirée le dijo “¡qué has hecho!, ahora las tenemos que matar”.
1 Dª Matilde falleció el 6 de febrero de 1998 en el Hospital de la Fe de Valencia a consecuencia de un hidrotórax hepático (derrame pulmonar), una complicación que se desarrolla en ocasiones en pacientes con cirrosis hepática, enfermedad que Dª Matilde padecía desde hace años, Una cosa es que no tuviera muchas ganas de vivir -dada la terrible muerte de su hija y el lamentable desenlace judicial- y otra cosa bien distinta es lo que afirma Beru. Aún así, Dª Matilde tenía dos hijos más a los que atender, de los que se habría ocupado al máximo de no haber fallecido.
2 Al menos, de matarlas de hambre, según la peregrina versión de Beru.

No da ni una. Es que parece que no se ha leído el sumario, que no asistió al juicio y que, por no leer, ni se leyó la sentencia. Le ponen un micrófono delante y dice lo primero que se le pasa por la cabeza. Es increíble. Algo tiene que haber sucedido, porque no me cuadra que Fernando García pudiera trabajar con esta mujer ni cinco minutos seguidos.

De nuevo… menos mal que la hemeroteca pone a cada uno en su sitio…

49407-cenefa2bseparadora

Las Provincias. Sábado, 6 de julio de 1996
1996.07.06
Clara Campoamor aprovechará la nueva reapertura del sumario Alcácer y contratará investigadores privados

• Fernando García: Hay unos 500 casos de jóvenes violadas y asesinadas sin resolver

La asociación Clara Campoamor, acción popular en el caso Alcàsser, volvió a mostrar ayer su disgusto por la “poca profesionalidad” en la instrucción de la causa, cuya conclusión ha sido revocada por cuarta vez por la Audiencia. Así lo manifestó ayer en Valencia la presidenta de la organización, Blanca Estrella Ruiz, durante una rueda de prensa ofrecida en compañía de Fernando García, padre de una de las jóvenes asesinadas. Blanca Estrella anunció que aprovecharán la reapertura del sumario para contratar investigadores privados. García manifestó su intención de confeccionar un dossier con todos los casos de jóvenes asesinadas y violadas, ocurridos en los últimos cinco años, que estén archivados o sin un culpable condenado, que enviarán al Defensor del Pueblo.

Fernando Y Blanca 02

Blanca Estrella y Fernando García insisten en afirmar que Miguel Ricart y Antonio Anglés, considerados en estos momentos los dos máximos responsables del triple asesinato, trabajaron para otros, y quieren saber quiénes son estas personas poderosas que ordenaron matar a las tres jóvenes una vez que las sometieron a toda clase de aberraciones sexuales. Son, según dicen, al menos cinco personas cuyos grados de responsabilidad en las muertes es distinta.

Esta teoria, aseguran, puede verse corroborada con las pruebas de ADN de siete pelos recogidos durante las autopsias, y que no han sido suficientemente estudiados. Especialmente uno, de color blanco, que carece de bulbo, y que únicamente podrá ser sometido a la prueba de la queratina, que arrojará un índice de probabilidad del 30% respecto a su posible propietario.

La cuarta revocación de la conclusión del sumario, por parte de la sección segunda de la Audiencia, ha sido muy bien recibida por Clara Campoamor y por la acusación particular, que ejercen dos de las familias de las tres jóvenes muertas, ya que la familia de Desirée ha preferido que sea el fiscal jefe, Enrique Beltrán, quien le represente.

Blanca Estrella espera “que quiera la jueza de Alzira, de corazón, hacer justicia, que quiera buscar a todos los que participaron de forma directa o indirecta en los hechos.”

El pelo blanco será analizado por una forense valenciana que trabaja en Santiago de Compostla, pero la acusación particular quiere que el forense Frontela participa también en la investigación, “y que se haga en Santiago, porque tienen un laboratorio mucho más preparado”.

La presidente de Clara Campoamor aseguró ayer que “todos los pelos, cuando fueron llevados a Madrid tenían bulbo, y ahora éste aparece sin bulbo. Queremos saber por que se guardó este pelo cano, en una bolsa de plástico, en un depósito”.

Blanca Estrella afirmó que Miguel Ricart tiene la clave, “y la Justicia no ha tenido la profesionalidad de hacerle hablar”. Asimismo indicó que la asociación y la acusación particular están convencidos de que “hay unas cinco personas involucradas en estos hechos”.

También dedicó la representante de Clara Campoamor unas palabras a los jueces que han trabajado en el juzgado de instrucción 6 de Alzira. “No me dan ninguna confianza ninguno de los jueces ni juezas que han intervenido en el caso”.

Fernando García anunció que, a través de la asocación, quiere relizar “un dossier con todos los casos de niñas que hayan sido víctimas de asesinato y agresiones sexuales. Pedimos a todas las familias que aporten datos a Clara Campoamor. Queremos denunciar que no son casos aislados. Hay mafias y redes detrás de estos abusos y vejaciones que llegan hasta la muerte.” Este informe, con casos de los últimos cinco años, será enviado al Defensor del Pueblo “para aque investigue qué pasa en Valencia, qué pasa con la Justicia, que están prácticamente cerrados todos los casos”, según Blanca Estrella.

El teléfono de Clara Campoamor: 94-4239155.
Teresa Laguna.

Un poco de prudencia

Blanca Estrella, presidenta de la Asociación Clara Campoamor, puso ayer a todos los jueces que han participado en el caso Alcácer de burros para arriba. Pero también, implícitamente, al letrado que representó anteriormente a las familias y al fiscal jefe, asegurando que sólo su abogado ha hecho avanzar las investigaciones adecuadamente. También afirmó que son cinco los implicados en el triple crimen. Y creo que doña Blanca Estrella no le hace ningún favor al caso Alcácer ni a las familias de las niñas asesinadas siento tan imprudente en cada rueda de prensa que convoca.

Ni los jueces son tontos, ni ella puede ofrecer datos objetivos ni concretos del número de implicados en el triste suceso, y si los tiene debería comunicárselos a la juez instructora del caso.

No debería confundir a la opinión pública difundiendo datos que carecen de base, como ocurre con la famosa alfombra persa en la que, según ella, habían sido envueltos los cuerpos de las niñas, y que no era más que una sucia moqueta desechada.
Teresa Laguna

Joan María Oleaque Moreno. Desde las tinieblas. Marzo 2009.
Capítulo “La Causa”

“… El trabajo sobre Alcàsser fue encargado a Juan Ignacio. Se trasladó de Madrid a Valencia, habló con Fernando y enseguida conectaron. El padre de Míriam le detalló sus sospechas sobre redes, sobre falsedades «oficiales». Blanca Estrella tenía buenas referencias de Juan Ignacio y las transmitió a Fernando. La relación se intensificó. Blanco intuía que el caso Alcàsser podía tener también su cara oculta: poderosos que hacían espectaculares orgías y una instrucción que, como mínimo, parecía chapucera. En un momento de reflexión reconoció que quizás derramó en el caso Alcàsser «la frustración que arrastraba otros casos anteriores». Evidentemente, si él conseguía revelar lo que había detrás de aquel caso conseguiría iluminar todo aquello que le había resultado oscuro hasta entonces. Conseguiría más que fama o reconocimiento. Conseguiría trascendencia…”

Pronto. Buscadas por todo el mundo.
Por fin, el sumario.

Fernando García 03

“… Durante estos cuatro años, tampoco me habían dejado ver el sumario. Nunca. Conseguí verlo hace poco. Los sumarios parecen escritos para que la gente de la calle no entienda nada. Fue Juan Ignacio Blanco el que me ayudó a comprenderlo y el que ha permanecido junto a mí hasta ahora prestándome todo su apoyo moral y sus conocimientos jurídicos. Me lo presentó Blanca Estrella, de la Asociación Clara Campoamor de Baracaldo. Esta asociación feminista vasca se había puesto en contacto conmigo cuando empecé a hacer la campaña de recogida de firmas para que se cambiara la ley y las penas en casos de violación. Se ofrecieron a ayudarme y me hicieron de puente para conseguir entrevistas con ministros y cosas así. Blanca me dijo: “Este es un amigo de confianza. Él te puede ayudar”. Se lo pedí y no dudó: “Estoy contigo”, me contestó.

Más adelante vi que lo que siempre quiso esta asociación fue estar conmigo para salir en todos los sitios y hacerse popular. Así podían reivindicar que la entidad tenía carácter social y podían conseguir subvenciones del Estado. La impresión que tengo es que les dijeron “Sí, os daremos las subvenciones, pero a cambio, paradme a Fernando…” Poco después vinieron con el rollo de que había que pararlo todo, dejar que otros investigaran el caso… No les hice caso, por supuesto. Finalmente, “el amigo de confianza” de la asociación es el que se quedó conmigo y la asociación se fue. Me dolieron mucho las declaraciones que hicieron sobre Juan Ignacio. Aquel “amigo de confianza” era entonces para ellas un sinvergüenza y un aprovechado. Para mí, Juan Ignacio es muy majo, totalmente entregado a este caso, aunque no tiene hijos. Cuando descubramos a los culpables, su actuación habrá resultado imprescindible…”

Las Provincias. Viernes, 11 de octubre de 1996
1996.10.11
El ministro del Interior recibe a familiares de niñas asesinadas.

• Agrupadas en la asociación Clara Campoamor.

1996.10.11 El Ministro Del Interior Recibe A Familiares De Niñas Asesinadas. Apoyadas Por Clara Campoamor 02

El ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, recibió ayer por la tarde en su despacho a un grupo de familiares de niñas asesinadas que, agrupados en la Asociación Clara Campoamor, reclaman un tratamiento penal más riguroso con los autores de este tipo de crímenes, según informaron fuentes oficiales.

La delegación estaba encabezada por Blanca Estrella, presidente de esta asociación dedicada a la defensa de los derechos de la mujer, que ha asumido también las reivindicaciones de los familiares de las menores asesinadas en España en los últimos años.

Al Ministerio acudieron, entre otros,, Fernando García y Matilde Iborra, padres de Miriam García, una de las tres adolescentes asesinadas en Alcácer (Valencia); y Domingo Sangrador y Encarnación Caballo, padres de Olga Sangrador, asesinada en Valladolid.

También estuvieron presentes en el encuentro Ricardo Miguel Pérez, en representación de la familia de Maruchi Rivas, asesinada en Lugo; Pablo Lebrato e Isabel Rojo, padres de la niña Leticia Lebrato, asesinada en Valladolid; Salvador Escudero, hermano de Henar Escudero, muerta en Bilbao; y José Antonio Obregón, padre de Marta, asesinada en Burgos.

La reunión con Mayor Oreja, que se celebró en la sede del Ministerio del Interior, comenzó a las cinco y media de la tarde.

Dossier Mayor Oreja '1

Dimensión Límite. Sábado, 16 de marzo de 2013
2013.03.16
Entrevista a Juan Ignacio Blanco

… Entonces, el hecho de que en un momento determinado se den unos nombres, tiene un contexto y una situación en… en… en la que se produce. Que es decir, tras una reunión el catorce de diciembre con el Ministro de Interior y Justicia, que entonces compartía los dos cargos, señor Mayor Oreja, en el Ministerio del Interior en Madrid. Reunión a la que, también estuvo presente Blanca Estrella Ruiz. Ante las dudas interrogantes que nosotros planteamos sobre cómo se está llevando y cómo se lleva la investigación del caso Alcácer, el propio Ministro del Interior decide montar una mesa para investigar esos hechos. Después de poner uno de sus asesores a disposición de Fernando García y mía, y de entrevistarse con distintos mandos policiales, al final terminamos hablando con el general Muñoz, jefe de investigación de la guardia civil en aquel momento, y el más alto cargo en investigación policial de la guardia civil. Mantenemos una reunión en la que le llevo los puntos e interrogantes por escrito. Veintisiete puntos sencillos, fáciles de contestar y de responder.

En esa reunión en la Dirección General de la Guardia Civil, y en Madrid, el general Muñoz se compromete y me da su palabra de general, que en el plazo de una semana contesta a esos interrogantes. Pasa una semana, dos semanas, tres semanas, cuatro semanas y tengo que decirle a Fernando García “llama al general Muñoz, a ver qué es lo que ha pasado con lo de esta semana”.

En la conversación telefónica con el general Muñoz, éste le dice que está… ha estado en Inglaterra, en un simposium policial y que no ha podido hacerlo, pero que la próxima semana ya lo tenemos todo terminado. Pasa una semana, dos semanas, tres semanas. Nunca más volvimos a hablar con el general Muñoz. Nunca más volvimos a tener reuniones en el Ministerio del Interior. Ya, nunca más. Aquello, de pronto se cerraron todas las puertas del Ministerio del Interior.

A raíz de eso, es cuando, en un momento determinado dices “ahora vamos a hablar de lo que hemos hablado en esa reunión”. Y dices “¿qué es lo que está ocurriendo? En el Ministerio del Interior se está investigando a fulano, mengano y zutano”. Y es una realidad como un templo, porque se les está investigando. ¿Qué es lo que ocurre? En el momento en que tú dices eso, sale el Ministro del Interior y dice “eso es mentira”. Y dices “pero ¡cómo que eso es mentira, pedazo de…!” Te entran ganas de ir corriendo, ir al Ministerio del Interior, coger a alguien por el cuello y estrujárselo. Dice, no, es mentira. Y ya está. Y entonces dices “¿y esto qué ha pasado?” Dice “que se lo han inventado”. Y ya está, y te lo has inventado. Entonces dices “no, oiga usted, es que, antes de hablar y antes de decir nada, se ha trabajado mucho”. Y si quisiéramos hablar del por qué se nombra a esas personas, los datos están, los estudios están. Y hay un informe. Un informe, además, muy curioso, que uno de los compañeros que trabajaba con nosotros lo tituló “el informe Aladino”, por lo de la alfombra.

Y, evidentemente, esos informes están en el Ministerio del Interior. Aquí nadie ha ido con las acusaciones de “a Pepito dice que ha sido Menganito”…

1997.02.04.009 ABC. Interior No Ha Ordenado Investigar A Personas No Imputadas En El Sumario Del 'Caso Alcacer'

La Quinta Esfera. Lunes 30 de septiembre de 2013.
2013.09.30
Entrevista a Juan Ignacio Blanco

“… En primer lugar, porque aproximadamente unas ocho horas antes de que yo lo dijera en “El Mississippi” Onda Cero en Valencia hizo públicos los nombres por otro periodista que no era yo. Que estaban siendo investigados. Y, en segundo lugar, porque nosotros después de la entrevista que mantuvimos con el entonces Ministro de Justicia e Interior –lo tenían todo junto- el Señor Mayor Oreja, se nombró a uno de sus asesores para dirigir una mesa, en la cual yo participaba, para intentar averiguar qué es lo que había ocurrido con todos esos errores, todas esas cosas que no se habían investigado de verdad y todas esas pistas. Y a mí, personalmente, y a Don Fernando García, el asesor del ministro nos confirmó que estas personas eran de interés en la investigación y que estaban siendo investigadas. Pero no siendo investigadas de… de ayer para hoy, sino que estaban siendo investigadas desde hacía muchísimo tiempo en relación a estos hechos. ¿Que luego ellos posteriormente lo han querido negar, y decir que todo eso es un invento fruto de mi imaginación? Pues frente a eso yo no puedo decir nada. También tengo que decir que el propio asesor del ministro también nos lo decía en las reuniones “Si esto lo hacéis público, yo lo negaré siempre.” Cosa que por eso nunca me he metido con él ni he dicho nada. Pero yo me estaba limitando a informar, únicamente, de una situación que es muy concreta, es decir, estas personas están siendo investigadas, y estas investigaciones existen. Y a esas personas se las está investigando por algo, no por un capricho mío ni de nadie. Porque las investigaciones las realizan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. No yo. El por qué de todo esto y por qué todas esas investigaciones no han ido a parar nunca al Sumario, que es donde deberían de estar. Bueno, pues esas son las preguntas que… que hay que continuar haciéndose…”

Levante-EMV. Jueves, 30 de enero de 1997
1997.01.30
El delegado del Gobierno desmiente que haya nuevas investigaciones en el caso Alcácer.

• Clara Campoamor afirma que se ha estudiado la implicación de tres nuevas personas

Blanca Y Cepeda 01

El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Carlos González Cepeda, negó ayer tajantemente que “haya ninguna investigación nueva en el caso Alcácer”, dando así por zanjada la polémica abierta tras la emisión en una cadena privada de televisión de un programa sobre supuestos “nuevos datos” del asunto. González Cepeda fue más lejos aún al afirmar que “la Comandancia de la Guardia Civil no ha recibido ninguna indicación para investigar a ninguna persona nueva en el sumario del caso Alcácer”.

Estas declaraciones fueron realizadas poco después de que la agencia Efe emitiera una información según la cual la presidenta de la asociación Clara Campoamor, Blanca Estrella Ruiz, dijo ayer que al menos tres personas han sido objeto, durante los últimos meses, de investigaciones “completamente nuevas” en relación con el asesinato de las tres jóvenes de Alcácer.

Blanca Estrella quién no reveló el grado de posible implicación de estas personas en el caso, dijo que la asociación que preside ha puesto en conocimiento del Ministerio del Interior los nombres de estas personas, ante la existencia de “rumores” que les otorgaban alguna relación con el triple asesinato.

El teletipo de Efe continúa diciendo que a requerimiento de la citada asocación, Interior ha encomendado a la Guardia Civil que realice indagaciones sobre estas personas y su posible relación con el asesinato de las tres niñas.

Es completamente legítimo que la Guardia Civil, ante denuncias de la asociación, esté investigando, aunque no se puede decir qué ni a quién”, manifestó Blanca Estrella a la citada agencia.

Estas afirmaciones fueron desmentidas de forma categórica por el delegado del Gobierno, quien asegura, además, que desde Interior nadie le ha pedido ampliación alguna de las investigaciones. González Cepeda esperaba anoche un informe de la Guardia Civil acerca de las últimas informaciones aparecidas en television y prensa “con datos” para “tomar una decisión en vista de esa información que están preparando” y añadió que “si hubiera alguna denuncia o afirmación concreta de una de las partes, lo investigaríamos, pero de momento eso no se ha producido.” […]

Fuentes:

  1. Diario “Las Provincias”. Sábado, 6 de julio de 1996. Clara Campoamor aprovechará la nueva reapertura del sumario Alcácer y contratará investigadores privados.
  2. Joan María Oleaque Moreno. Desde las tinieblas. Marzo 2009. Capítulo “La Causa”.
  3. Revista “Pronto”. Buscadas por todo el mundo. Por fin, el sumario.
  4. Diario “Las Provincias”. Viernes, 11 de octubre de 1996. El ministro del Interior recibe a familiares de niñas asesinadas.
  5. Dimensión Límite. Sábado, 16 de marzo de 2013. Entrevista a J.I.B.
  6. La Quinta Esfera. Lunes 30 de septiembre de 2013. Entrevista a J.I.B.
  7. Levante-EMV. Jueves, 30 de enero de 1997. El delegado del Gobierno desmiente que haya nuevas investigaciones en el caso Alcácer.
  8. Fallece la madre de una de las niñas asesinadas en Alcàsser: http://elpais.com/diario/1998/02/07/espana/886806018_850215.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s