Baal y Moloch en la Biblia.

El hombre primitivo estaba atrapado en un mundo hostil, a merced de la naturaleza y los elementos. Pequeños cambios en el clima provocaban consecuencias terribles: sequías, lluvias torrenciales, granizadas, heladas, vientos huracanados, inundaciones, maremotos... Además, la corteza terrestre no era estable. Los continentes todavía flotaban en el magma, y el contacto de las zonas de … Sigue leyendo Baal y Moloch en la Biblia.